Compartir
Publicidad

Acupuntura en el Hospital Infantil Sant Joan de Déu

Acupuntura en el Hospital Infantil Sant Joan de Déu
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El reconocido Hospital Infantil Sant Joan de Déu ha obtenido muy buen resultado aplicando la acupuntura en niños con dolor crónico, fuerte y persistente. En tres años ha aliviado el dolor a 80 niños de entre 5 y 15 años.

Luis Cáncer Villacampa, anestesiólogo y acupuntor afirma que con esta técnica algunos niños han reducido en un 50% los fármacos para el dolor y otros los han eliminado por completo gracias a que el dolor ha remitido, parece ser que la acupuntura ya no es un tema de discusión.

Los niños que han sido tratados con acupuntura, padecían dolor intenso que no se atenuaba con analgésicos ni opiáceos. Algunos lo sufrían a causa de una amputación, se conoce como miembro fantasma, tras una amputación de una pierna o un brazo, el miembro que ya no tienen sigue doliendo.

Otros niños que recibían los pequeños pinchazos estratégicos de la acupuntura, lo precisaban por graves traumatismos o neuralgias. A diferencia de la medicina occidental, la oriental entiende el organismo como un núcleo físico sobre el que circulan meridianos o canales de energía, si uno de esos puntos sufre un bloqueo, la energía se estanca, y es cuando se produce la enfermedad. Al realizar la pequeña punción en el punto de bloqueo, la energía vuelve a circular y se elimina la dolencia.

Pero Luis Cáncer afirma que hay algo que añadir, según estudios científicos occidentales, si se aplican las agujas de la acupuntura en ciertos puntos cercanos al órgano que causa dolor, se puede establecer un contacto con los centros cerebrales y se liberan endorfinas (actúan como la morfina aliviando el dolor).

Muchos son todavía los médicos que niegan la eficacia de este tipo de medicina, pero afortunadamente el médico del Sant Joan de Déu no ha encontrado problemas a la hora de introducirla en su servicio, afirma que no pretende sustituir la medicina tradicional, sino aplicarla cuando es necesario en combinación de los recursos existentes contra el dolor.

Los niños tampoco se oponen, les distraen la primera vez y la siguiente ya saben que la técnica no duele, las sesiones son de media hora y en 24 horas ya notan el efecto beneficioso de la acupuntura bien realizada.

Vía | El Periódico En Bebés y más | Medicina alternativa para la población infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos