Relaciones sexuales dolorosas tras el parto: a qué se debe y cuándo es necesario consultar

Relaciones sexuales dolorosas tras el parto: a qué se debe y cuándo es necesario consultar
Sin comentarios

El embarazo no tiene por qué suponer un parón en las relaciones sexuales de la pareja, de hecho, si no existe riesgo, practicar sexo en el embarazo tiene muchos beneficios. Sin embargo, después de tener un bebé y tras haber pasado el postparto más inmediato, muchas parejas encuentran dificultades a la hora de retomar sus relaciones, e incluso hay mujeres que manifiestan la aparición de problemas o molestias durante el coito.

Hemos hablado de ello con Sara Cañamero, matrona, sexóloga y directora de Maternatal. Sara quiere dejar claro desde el principio que "el sexo jamás debe doler, y si duele hay que buscar la causa del problema". Por tanto, ¿qué causas pueden ser esas y qué tratamiento tiene el dolor durante las relaciones sexuales? ¡Aclaramos todas las dudas!

Principales problemas de sexualidad tras el parto

Según explica Sara Cañamero, los estudios estiman que la sexualidad en el postparto no solo se ve afectada y alterada, sino que más del 80% de las mujeres presenta algún tipo de disfunción sexual, siendo las principales:

  • Dispareunia o coitalgia: hace referencia al dolor o molestia que se produce durante el coito
  • Falta de deseo sexual
  • Anorgasmia secundaria al parto: es la imposibilidad o dificultad para llegar al orgasmo una vez que se retoman las relaciones sexuales después de dar a luz.
"En consulta vemos sobre todos disfunciones sexuales tras el parto relacionadas con el bajo deseo sexual de la mujer y el dolor en la penetración", resume la experta.

¿Cuáles son las causas de los problemas sexuales tras el parto?

relaciones sexuales tras el parto

La matrona y experta en sexología asegura que el dolor o molestias durante la penetración tras el parto pueden deberse a múltiples factores:

  • Falta de lubricación: la escasa lubricación vaginal no solo puede dificultar el coito, sino hacer que este sea especialmente molesto o doloroso.

Sara nos explica que durante el postparto (muy especialmente si la mujer está dando lactancia materna), se produce un descenso de los estrógenos (similar a lo que ocurre durante durante la menopausia) que acaba afectando a la lubricación vaginal. La buena noticia es que se puede solucionar muy fácilmente utilizando lubricantes.

  • Miedo a la penetración: según explica Sara, tras una episiotomía o un desgarro es muy frecuente que la mujer tema volver a mantener relaciones sexuales. Al hacerlo, muchas se contractura y se tensan, y al contraer los músculo del suelo pélvico es cuando aparece el dolor.

  • Cicatrices no tratadas: la experta insiste en la importancia de tratar las cicatrices tras el parto, ya se trate de la cicatriz de una cesárea como de una episiotomía.

"Las cicatrices no tratadas generan adherencias en el tejido, y esas adherencias provocan malestar, dolor y otros muchos inconvenientes. Es necesario que tras el parto, un especialista valore el estado de esas cicatrices y las trate en caso de que sea necesario", aconseja.

  • Hipertono del suelo pélvico: durante el embarazo y el parto el suelo pélvico sufre cambios muy importantes, pues se ve sometido a un gran peso y un gran esfuerzo. Esto puede provocar contracturas en la musculatura que acabe provocando dolor durante la penetración.

  • Bajo deseo sexual: las molestias durante el coito también pueden deberse al bajo deseo sexual de la mujer.

"Ya sea por su nuevo y recién adquirido rol de madre, por el cansancio, el estrés de las primeras semanas de maternidad, por la falta de tiempo o por la cascada emocional que acompaña al postparto, la mujer puede ver alterado su deseo sexual. Al no haber deseo, la mujer no llega a excitarse durante las relaciones y, por tanto, la lubricación será menor" - explica la sexóloga.

  • Baja autoestima: la matrona asegura que esta es una de las principales causas por las que suelen surgir dificultades a la hora de retomar las relaciones sexuales tras el parto.

"Durante el postparto, muchas mujeres no reconocen su cuerpo y eso hace que tampoco se vean sexualmente deseables para sus parejas. Este bajo concepto de sí mismas acaba haciendo que se inhiban a la hora de mantener relaciones y, por tanto, su deseo y excitación bajen".

¿Influye el tipo de parto que se tenga con el dolor en las relaciones sexuales?

Si bien es común pensar que el parto vaginal es un factor de riesgo sobre el parto por cesárea a la hora de presentarse dolor durante las relaciones, Sara Cañamero nos aclara que no siempre es así.

"Los estudios indican que los problemas y el dolor en las relaciones sexuales tras el parto se producen con independencia del tipo de parto que tenga la mujer"

"En este sentido, las mujeres que han dado a luz por cesárea pueden presentar dolor en la penetración con la misma frecuencia que las que han parido por vía vaginal. Sin embargo, lo que sí influye es el hecho de que el parto vaginal haya sido traumático, con instrumental o complicaciones en la sutura. En esos casos, las posibilidades de relaciones sexuales dolorosas son mayores".

"Mis relaciones sexuales son dolorosas: ¿cuándo y a quién debo consultar?"

relaciones sexuales tras el parto

Partiendo de la base de que el sexo nunca debe doler y es un error normalizar que así sea, Sara recomienda consultar desde el primer momento en que la mujer note molestias, pues de lo contrario el problema podría cronificarse.

Ahora bien, una vez se tiene clara esta premisa puede surgir la duda sobre a qué especialista consultar: ¿a la matrona?, ¿al ginecólogo?, ¿a un sexólogo?... La experta nos explica que en estos casos el abordaje debe ser multidisciplinar, pues, como ya hemos visto, son varios los aspectos que pueden influir.

"Cuando existen dificultades o dolor en las relaciones sexuales tras el parto, el abordaje del problema debe hacerse desde distintas esferas: sexólogos, matronas, y fisios especializados en suelo pélvico abordarán el tema de diferente forma, según el origen del problema"

"Es importante que la mujer encuentre un especialista con quien se sienta cómoda a la hora de hablar y explicar lo que le ocurre. Dependiendo del origen del problema, el profesional trabajará solo con la mujer -ya sea tratando adherencias, ayudando a relajar la musculatura pélvica, trabajado cicatrices...- o bien con los dos miembros de la pareja".

"También es fundamental que la mujer y su pareja entiendan que el sexo no solo debe limitarse al coito. Reducirlo a eso es simplificar mucho la sexualidad humana, y más en concreto la sexualidad femenina".

"El dolor durante las relaciones sexuales tiene solución cuando el problema se aborda de forma precoz y con el o los especialistas adecuados. Y mientras se trabaja el origen del problema, si el coito duele o molesta animo a las parejas a buscar otras formas de mantener relaciones que ayuden a la mujer a sentirse cómoda y relajada durante esta etapa tan vulnerable como es el postparto".

Fotos | Pexels, istock

Agradecimientos y más información | Sara Cañamero

En Bebés y Más | Disciplina Positiva en pareja: cuáles son sus principios y cómo ponerlos en práctica en nuestra relación, Cuándo y dónde tenemos sexo los padres: unos padres y madres nos cuentan sus momentos y lugares favoritos, El sexo durante el embarazo, trimestre a trimestre

Temas
Inicio