Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Contaste todos sus deditos al nacer?‏

¿Contaste todos sus deditos al nacer?‏
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Mi madre siempre nos explica que lo primero que hacía al parir (somos seis hermanos) era un repaso general para ver que todo estaba bien y, sobretodo, se dedicaba a contar todos nuestros deditos, sin quedarse tranquila hasta que tenía 20.

Al hacer las primeras ecografías de nuestro primer hijo empecé a tener esa inquietud, pues recordaba las palabras de mi madre, y siempre trataba de fijarme en las manos y los pies, esperando que estuvieran presentes los 20 deditos.

Evidentemente observaba atento el resto de órganos, mucho más importantes, pero los deditos siempre estaban presentes en mis pensamientos (sin quitarme el sueño, por supuesto). Así llegó el día de la ecografía del quinto mes y llegó el momento en que el ginecólogo me dejó literalmente helado al decir: "vaya, tiene 21 dedos".

Evidentemente no tenía 21 dedos, pero tardé un rato en salir del sopor y entender que se trataba de una broma (20 dedos + 1 pene = 21 dedos). Además el tío ya nos había dicho a los dos meses que parecía que tenía trencitas (niña), y la sorpresa fue mayor porque yo ya estaba convencido de que tendría una niña.

Siguieron las ecografías y yo seguí mirando siempre sus deditos, hasta el día en que nació, que lo repasé de arriba a abajo, pese a estar ya vestido (tras la cesárea lo vistieron y fue así como me lo entregaron), y allí observé sus ojos, su nariz (con sus dos orificios abiertos y funcionando), su boquita y su lengua que se movía dentro, sus brazos, sus piernas y finalmente sus dedos, esos 20 dedos de color indeterminado entre blanco, granate y morado con esas pequeñísimas uñas de color similar.

Y en ese momento di gracias a... bueno, di gracias, sin más, porque mi hijo parecía estar perfectamente sano.

Con mi segundo hijo hice algo parecido, aunque el repaso tuve que hacerlo pasado un ratito, en la incubadora y las "gracias" llegaron más tarde, porque antes tuve que decirle que estuviera tranquilo, que en pocos días estaría con nosotros al 100% y que haríamos lo posible por hacer de él un niño sano, fuerte y, sobretodo, feliz (era tan pequeño, tan frágil, tan...).

Y vosotras, ¿lo hicisteis? ¿Contasteis todos sus deditos al nacer?

Foto | Treehouse1077 en Flickr En Bebés y más | Cuidados del recién nacido, ¿Respira?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos