Compartir
Publicidad
Publicidad

Un bebé que viene de nalgas

Un bebé que viene de nalgas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Los bebés no siempre nacen de cabeza, lo más normal es que se encajen en esta posición semanas antes de su fecha prevista de nacimiento con el propósito de poder descender fácilmente por el canal del parto. Pero cuando el bebé lo hace de nalgas, se puede decir que se sienta sobre la pelvis de la madre y aunque es una situación no muy común, los riesgos se controlan, hoy en día, cada vez mejor.

Pero ¿qué factores influyen en esta postura?, pueden ser maternos, fetales y ovulares. Es más frecuente que el bebé venga de nalgas cuando es un parto múltiple o se trata de un bebé prematuro. En la mayoría de ocasiones el bebé se ubica en la postura de nalgas sobre la semana 32-34 de gestación, pero sólo un 3% se quedan en esa posición para nacer. Un parto de nalgas siempre es más complicado que uno normal, es por eso que el método que más se usa en estos casos sea la cesárea. Aunque hay casos que, tras haber estimado las condiciones obstetricias de la madre y no habiendo circunstancias desfavorables o algún factor de riesgo, se llega a intentar el parto vaginal.

Más información | Terra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos