Compartir
Publicidad

El parto en casa es tan seguro como en el hospital

El parto en casa es tan seguro como en el hospital
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una afirmación que trae controversia, pero tenemos por primera vez fundamento científico que respalda que el parto en casa es tan seguro como en el hospital.

La Universidad de Alicante junto con Educer publican la primera investigación sobre la seguridad del parto en casa en España, según la cual analizando los datos de partos recogidos por el INE en los últimos quince años, no se han dado diferencias estadísticamente significativas en relación con la mortalidad del bebé entre los partos únicos asistidos a término en casa y los partos de las mismas características atendidos en hospitales.

Tasa de mortalidad de partos en centros sanitarios VS partos en casa

Se analizaron los datos de partos entre el año 1995 y 2009 (últimos datos disponibles) que cumplían tres condiciones básicas de seguridad: que fueran de un sólo bebé (excluídos los gemelos y otros partos múltiples), nacidos a término (entre las semanas 37 y 42) y con asistencia sanitaria.

Se clasificaron entonces los partos, según el sitio donde ocurrieron, en casa o en el hospital, se seleccionaron los nacidos a término y se contabilizaron los casos de bebés que nacieron muertos o murieron dentro de las 24 horas siguientes al parto.

Tabla-partos

Al analizar los datos, la tasa de muertes perinatales arrojada para los partos en centros sanitarios es de 1,60 cada mil nacimientos, mientras que en los partos domiciliarios es prácticamente la misma, de 1,57.

Partos domiciliarios en los últimos años

Evolución-parto-domiciliario

El gráfico de arriba muestra la evolución de los partos en casa desde el año 1985 hasta el 2009 con datos recogidos por el INE (Instituto Nacional de Estadística) vemos cómo año tras año han ido disminuyendo con un punto de inflexión a mediados de los noventa, cuando se estabiliza hasta hoy.

El punto de inflexión coincide con el inicio de la publicación de los primeros protocolos asistenciales de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) que, con sus diversas actualizaciones, han servido de referencia a los centros sanitarios españoles en la atención al parto.

A tener en cuenta

El estudio es un gran paso para que el parto domiciliario deje de verse como una extravagancia y se plantee como una opción segura, una alternativa para las embarazadas de bajo riesgo que prefieren una forma diferente, más íntima y humanizada, de dar a luz.

Aún así, aunque las cifras del estudio no planteen una diferencia significativa entre uno sitio y otro, hay ciertas cosas que hay que tener en cuenta sobre el estudio, relacionadas con otras tres condiciones de seguridad que deben cumplir los partos domiciliarios.

  • No se sabe el porcentaje de partos domiciliarios que han sido planificados y el que no. Porque hay partos que pueden haberse dado en casa de forma imprevista sin asistencia profesional en todo el proceso o en buena parte del proceso de parto, o que la asistencia no haya sido brindada por un profesional especializado.

  • No se puede constatar que el seguimiento de los embarazos haya sido el adecuado para descartar cualquier situación de riesgo o patología de la madre o del bebé.

  • Por último, tampoco se ha podido constatar si había posibilidad de traslado a un centro hospitalario en un tiempo inferior a 45 minutos ante cualquier imprevisto.

Conclusión

El estudio de la Universidad de Alicante y Educer es de gran relevancia y se pone en la línea de otros grandes estudios llevados a cabo en países como el Reino Unido, Canadá y Holanda, donde el parto en casa es una práctica habitual.

Incluso está en la misma línea del controvertido metaanálisis publicado en 2010 según el cual el parto en casa triplica la muerte neonatal respecto del parto en el hospital, en el que se incluían partos ocurridos sin asistencia sanitaria, no hallándose diferencias entre los partos de bajo riesgo asistidos por un profesional de la salud en el hogar o en centros sanitarios.

Echando la vista atrás, se puede constatar que en los últimos 15 años no han muerto más bebés por partos domiciliarios que por partos en centros sanitarios habiendo asistencia sanitaria. De hecho, la muerte de un bebé de un embarazo a término ocurrido con asistencia sanitaria, tanto en el hospital como en casa, es un acontecimiento excepcional.

Por tanto, se puede decir objetivamente que el parto en casa es tan seguro como en el hospital. Pensar que las parejas que optan por el parto en casa están poniendo en riesgo la salud del bebé, cuando se dan las condiciones básicas de seguridad, no tiene fundamento científico.

Vía | Educer Foto | eyeliam en Flickr En Bebés y más | El 73 por ciento de nuestros lectores cree que la Seguridad Social debería cubrir los partos en casa: resultados de la encuesta, El mapa del parto en casa en España, "El parto en casa es muy seguro para las madres", entrevista a la comadrona Inma Marcos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos