Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuando esperabas una niña y llega un niño se te queda esta cara de sorpresa

Cuando esperabas una niña y llega un niño se te queda esta cara de sorpresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en día, con los medios diagnósticos de control prenatal con los que contamos, damos por hecho que cuando en una ecografía nos informan el sexo del bebé es fiable al cien por cien. Pero puede fallar.

Te dicen: "esperas una niña". Y allá vas. Compras ropa, piensas un nombre bonito, incluso le hablas a la barriga y la llamas por su nombre. Decoras su habitación, compras sus primeros juguetes, todo pensando en tu pequeña. El día del parto, estás deseando conocerla cuando sucede lo imprevisto. Te llevas la enorme sorpresa de que esperabas una niña pero ha nacido un niño. Se te queda una cara como esta (por cierto, me recuerda a la de un emoticono de Whatsapp).

Es lo que les sucedió a Koto Nakamura y a su marido, Sina Niakansafy, una pareja australiana. Durante el embarazo, les dijeron que esperaban era una niña, a quien iban a llamar Hinata. Habían recibido una lluvia de regalos en color rosa en las semanas previas al parto.

Casualmente, durante el parto la partera contó una historia a modo de broma que parecía premonitoria. Sobre un parto en el que los padres esperaban un bebé de un sexo y había nacido del contrario. Todos rieron. Uno nunca piensa que le va a pasar algo así. Pero pasa. Y a ellos también les pasó. Pocos minutos después le anunciaban el nacimiento de un niño y no de la niña que esperaban.

La fotógrafa de nacimientos Jessica Jackson estaba allí para documentar el parto y pudo captar la expresión de sorpresa de la madre al conocer la noticia. Un recuerdo inolvidable, sin lugar a dudas.

Ella y su marido tuvieron que cambiar los planes sobre la marcha, y decidieron llamar a su hijo Taiga, un nombre japonés que significa "grande y lleno de gracia."

"Me sorprendió durante unos segundos, y luego no importaba si era un niño o una niña", dijo Nakamura.

Es posible que conozcáis algún caso igual, en el que el día del parto se enteraron que el sexo del bebé que esperaban no era el previsto. Que tampoco pasa nada, es tu bebé y que sea niño o niña no va a cambiar la felicidad que sientes en ese momento. Sólo que necesitarás algunos minutos para asimilar lo contrario a lo que te habías hecho a la idea los últimos meses. Y pensar otro nombre, claro.

Vía | Today
Foto | Jessica Jackson
En Bebés y más | ¿Cómo saber si será niño o niña?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos