Publicidad

Ya ha arrancado la iniciativa Code Club con el taller para niños Aprende a programar jugando

Ya ha arrancado la iniciativa Code Club con el taller para niños Aprende a programar jugando
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El pasado viernes 22 de noviembre 2013 arrancó la sesión del Code Club en la que se proponía que los niños pudieran hacer su propio juego de ordenador o una película para subirla a Internet entre otras muchas actividades ligadas a la programación con Scratch. El objetivo era que los padres o madres acompañaran a sus hijos con edades entre 7 y 15 años durante más de dos horas en las que, además de pasar un buen rato, aprendieran a programar. Había que llevarse el ordenador de casa.

En mi caso no pude asistir porque tenía otro compromiso al que también tenía que acudir con mi hija. Así que aunque no fuimos tuvimos la suerte de que un padre lector que sí acudió con su hija y que nos ha dejado copiar la crónica que ha subido a su blog: José Miguel Rodríguez. José Miguel conoce la programación a fondo porque, según cuenta en su biografía, arrancó en los tiempos del ZX Spectrum y desde entonces no sólo no ha parado sino que también anima a su hija a intentarlo ahora que hay tantas facilidades para hacerlo y obtener rendimiento.

La iniciativa Code Club está impulsada por Nacho Varona e Iván Pedrazas y su objetivo es realizar de forma periódica los talleres, aprender de la experiencia para ajustar los objetivos y organizar actividades para llegar al mayor número de colegios posibles mientras los niños aprenden y se divierten. Os dejo con la experiencia de José Miguel que explica cómo acudió al taller de programación con Scratch para niños organizada por el Code Club de España en Tetuan Valley en la calle Almagro de Madrid.

Code_Club

El Code Club es una organización de voluntarios nacida en el Reino Unido hace pocos años con la motivación de enseñar las bases de la programación a los mas pequeños porque la programación de ordenadores va a ser una actividad divertida desde temprana edad y cada vez más va a ser una necesidad para las actuales generaciones jóvenes. El reto del Code Club no es que todos los niños sean programadores sino que, y ya que la interacción con los ordenadores va a ser una constante en sus vidas, se trata de conocer los fundamentos de como funcionan los ordenadores y qué partido se puede sacar de ellos. Además ayudan a pensar y a resolver problemas lógicos consiguiendo un entrenamiento mental excelente.

Code_Club

En España, el Code Club (@CodeClub_es) está comenzado su labor y buscado voluntarios para realizar los talleres introductorios. El taller fue dirigido por Ivan Pedrazas (@ipedrazas) con la colaboración de Ignacio Verona (@iverona) y se realizó utilizando la herramienta Scratch.

Con Scratch se pueden aprender casi todas las bases de la programación, desde las secuencias de control if, hasta bucles, verificaciones del entorno, objetos, eventos para cada objeto, mensajes entre los mismos, etc. y todo además en un entorno infantil que encanta a los niños y que puede personalizarse hasta, por ejemplo, crear un Pacman completamente funcional.

Scratch se basa en arrastrar bloques de código (de forma que los niños apenas tienen que teclear nada) que se pueden encajar para formar secuencias de código. Así, tenemos por ejemplo bloques IF en los que se pueden incluir otros bloques de código. Las condiciones del IF son otros eventos predeterminados (si el gato protagonista se encuentra un determinado color en su camino, por ejemplo) que los niños puedes utilizar para experimentar muy fácilmente. El entorno de Scratch, ademas, puede personalizarse con sonidos o imágenes capturados sobre la marcha usando la cámara o micrófono del ordenador, lo que puede resultar muy divertido.

José Miguel nos explica que a los niños no hay que contarles todo lo que puede hacer o todo lo que hay en pantalla o se aburrirán. Es mucho mejor dejarles que jueguen solos y hagan sus propios experimentos. Lógicamente, la ayuda de un adulto que pueda ayudar en caso de que el pequeño encuentre algún problema puede resultar decisiva.

Y otro punto a destacar de Scratch es que aunque hay versiones que se pueden descargar al ordenador para ejecutar offline lo mejor es ejecutarlo directamente en el navegador, creando una cuenta que nos permitirá guardar nuestros proyectos y compartirlos para que otros puedan ver como están hechos y aprender nuevos trucos. Como resultado del taller Iván nos ha dejado un enlace en la plataforma de Scratch en la que se pueden ver muchos de los desarrollos realizados.

Según nos explica José Miguel se trató de una excelente experiencia recomendada para casi todas las edades. José Miguel acudió con su hija de 12 años aunque había pequeños de 7 u 8 años que aprendieron perfectamente todo lo que se presentó en el taller. Y es que, y ya que se toma como un juego, la programación puede empezar a edades más tempranas.

Vamos a estar muy atentos a Code Club y a sus iniciativas. Viendo las imágenes que nos han cedido y realizadas durante el taller parece que los padres y sus hijos se lo pasaron estupendamente y con un éxito de la convocatoria enorme. Ya hemos hablado con Iván y con Ignacio y les hemos invitado para que se pasen cuando quieran por Peques y Más para que nos expliquen más detalles de su proyecto, de sus objetivos y de cómo responden los padres, los colegios y los niños aprendiendo a programar.

Más información | José Miguel Rodríguez Imagen | @TetuanValley, @iPedrazas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios