Compartir
Publicidad
Publicidad

Y España ganó la Eurocopa 2012 y los niños felices

Y España ganó la Eurocopa 2012 y los niños felices
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De nuevo la selección española de fútbol, vuelve a España como triunfadora de un torneo de selecciones. Esta vez de Europa, como en el 2008, y ganando a la muy pragmática Italia que al parecer cometió un error pensando que el partido, después de apabullar a Alemania, era pan comido. Y no, porque en España los chavales no es que salieran motivados, es que demostraron lo que hay que hacer si se quiere ganar un partido: correr, trabajar, esforzarse, ser generosos, precisos y muy valientes para no amilanarse ante el rival. Porque en el campo es muy importante hacerse respetar por el rival.

Y los niños de esta Eurocopa 2012 no saben con quién quedarse, podría ser con Casillas, que es un portero fuera de serie, aunque vista de amarillo y así el delantero sepa siempre por donde está aunque no le mire de frente. Aunque Ramos o Piqué también tienen su club de fans. ¿Tú a quién te pides? Yo a Ramos, que siempre llega rápido al corte, no deja ni pensar ni tirar al rival y además tira penaltis a lo Panenka. Y los chavales siguen, porque Arbeloa es un seguro atrás y Jordi Alba es el moto GP que se pone a correr y recibiendo un pase perfecto de Xavi es capaz de enchufar el gol en la portería defendida por Buffon.

Aunque también pueden ser Alonso y Busquets que aunque están en tierra peligrosa, esa en la que se pierden los balones, también son los que los recuperan cuando fallan los contrarios. Y si quieres ser Iniesta tendrás que esforzarte mucho porque ha sido el jugador más valioso de la Eurocopa, aunque a mi el que me gustó y me encantaría dar sus pases rápidos y al hueco fue Xavi Hernández que además nunca pierde un balón. Y por delante veo a Silva que es un canario valiente capaz de rematar de cabeza entre los centrales de Italia o Torres, que nunca ha perdido una final y este año 2012 ha ganado casi todo. O a Pedro que corre como un valiente entre las lineas rivales y es afilado como un puñal y deja rivales a sus pies pensando por dónde pasó ese chaval. Y si no pues que se pidan a Cesc, un jugador que se fue más allá del tacón de la bota de Italia para centrar atrás y que su pelota fuera rematada por Silva en un gol, a los 15 minutos de partido, que a toda España hizo pensar que la final era nuestra.

Y los goles fueron preciosos, el de Silva tras emocionante carrera de Cesc, la precisión de Xavi con un pase extraordinario a Jordi Alba, que dejó un surco en la hierba de la velocidad que imprimió a su carrera. Y la fuerza de Torres que marcó de nuevo en una final y en un momento decisivo. Además fue generoso con su compañero de equipo, en la selección y en el Chelsea, Mata, que aprovechó sus escasos cinco minutos de juego para hacerse inmortal con la selección española marcando en la portería huérfana portería italiana.

En el final fueron los protagonistas los peques de los jugadores que salieron al campo a celebrar con sus hijos la fiesta. Aunque uno ya sabe que lo mejor que saben hacer los niños es divertirse mejor cuanto más espacio tengan. Y así las hijas de Pepe Reina vestidas con la camiseta con el número de su padre jugaron con el confeti que se tiró por el campo. Arbeloa también compartió momentos con su hija y sobre todo Fernando Torres que enseñó a todo el mundo las coletillas de su hija Nora y la bravura de su hijo Leo encantado de trotar por el campo. Y también hubo momento para otros niños, al parecer Ramos también estuvo con su sobrina y ambos se hicieron una foto con la copa.

Los niños recordarán esta copa durante muchos años e imitarán a sus ídolos hasta ser como ellos, aunque para eso hace falta mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho entrenamiento y mucha dirección. En este caso y después de que el virus de la victoria se lo inyectara Luis Aragonés hace cuatro años, los chavales se han desarrollado mucho más con un fantástico Del Bosque que dirigió a sus chicos a la gloria y más allá.

Muchos niños lo intentarán aunque solo unos pocos lo lograrán. Esperamos pronto verlos triunfar como ellos vieron triunfar a esta gran generación de jugadores que sobre el campo hablan con la pelota, mimándola, pasándola y metiéndola en la portería, porque al final el fútbol es el gol. El mismo gol que marcan muchos chavales cada día en cualquiera de los cientos de parques de España mientras esperan llegar a ser como sus ídolos.

Imagen | DeGust En Peques y Más | Eurocopa 2012

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos