Compartir
Publicidad

Vamos a hacer unos divertidos y coloristas molinillos de viento

Vamos a hacer unos divertidos y coloristas molinillos de viento
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen por ahí que “marzo ventoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso”, yo no sé cómo estarán las plantas el próximo mes porque no está lloviendo lo necesario (y no es por falta de nubarrones, que conste). Lo que si tenemos algunos días es bastante viento, así que nosotros hemos hecho algunos “molinillos” para regalar a los vecinos y también para colocar en el balcón y la terraza.

Ya que no podemos jugar con la lluvia lo hacemos observando la dirección y la fuerza del viento, además esto me sirve para explicarles a los niños cómo el viento es capaz de generar energía. Vosotros también podéis intentarlo, ahora os explico cómo.

Materiales necesarios (por unidad):

  • Una cartulina tamaño DIN-A 4, tijeras, regla, lápiz, cañita de sorber, cuentas para collares planas, bolita de goma de borrar o cuadradito (de unos 3 milímetros) de “goma eva”

Cómo lo hacemos:

Bueno, en primer lugar os dejo este enlace de “dibujos para pintar” para que lo veáis más claramente.

Cogéis la cartulina y la convertís en un cuadrado doblando uno de los extremos hacia dentro hasta hacerlo coincidir con un lateral, ahora tenemos un triangulo y debajo un pequeño rectángulo que podemos recortar y desechar.

Ahora marcaremos las líneas divisorias diagonales con regla y lápiz o doblando el cuadrado dos veces en diagonal, así tenemos las marcas para recortar y también sabemos dónde está exactamente el centro. Después recortamos por las diagonales dejando 1,5 / 2 cm. hasta llegar al centro.

Nuestro cuadrado ya está listo para que lo convirtamos en molinillo: doblamos las cuatro esquinas derechas (o las izquierdas) de los triangulos delimitados por los cortes, y las llevamos hasta el centro donde las sujetaremos (todas juntas) con una chincheta de colores.

La chincheta la clavamos por detrás en la cañita de sorber insertando en medio una cuenta plana y pequeñita de collares (esto es para que el papel no roce con la pajita de beber y no se pare el movimiento). Sólo nos queda proteger la punta para que nadie se pinche, aquí es cuando necesitamos las bolitas de goma de borrar o los trocitos de goma eva.

Listos, tenemos nuestro molinillo y podemos buscar sitio para atarlo y comprobar la acción del viento, o quizás prefiramos hacer un ramo de molinillos, regalar uno a cada compañero de clase de los niños, etc.

Observación:

*Se puede aumentar el atractivo utilizando cartulinas decoradas / metalizadas, y también podemos obtener un bonito regalito para los invitados a un cumple, haciendo los molinillos con hojas de papel de colores.

Espero que os haga gustado, regresamos el miércoles próximo con uno de nuestros temas primaverales.

Imagen | ototadana En Peques y Más | La primavera es una estación ideal para empezar con nuestros huertos o balcones comestibles, Cómo construir un pluviómetro casero: una manualidad para pequeños científicos, Construir un nido para pajaritos es sencillo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos