Publicidad

¿Utilizas bien la silla del coche? Dos de cada tres padres no las colocan bien

¿Utilizas bien la silla del coche? Dos de cada tres padres no las colocan bien
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los sistemas de retención infantiles son imprescindibles a la hora de llevar a los niños en el coche. Eso no tiene discusión. Somos conscientes de las implicaciones que puede tener una mala instalación de estos sistemas en caso de accidente, sin embargo seguimos suspendiendo: dos de cada tres padres no colocan bien la silla del coche.

Según el instituto de investigación Punto de Fuga para BMW sobre SRI (Sistemas de Retención Infantil), el 62% de los padres españoles no instala correctamente la silla de coche para niños lo que demuestra un gran desconocimiento en relación un uso correcto.

BMW ha realizado 806 entrevistas a conductores de 30 a 45 años con hijos menores de 10 años y han encontrado que la mayoría de los padres no nos apañamos nada bien con la instalación de los dispositivos. Parece muy sencillo pero la hora de instalarlos, no es tan fácil, y tampoco tenemos muy clara la forma de utilizarlos.

A pesar de que los expertos vienen recomendado que es más seguro colocar siempre al niño mirando hacia atrás, es decir, en sentido contrario a la marcha, el 34% de los encuestados los sitúan mirando hacia atrás en el asiento del copiloto y hacia delante en el asiento trasero, mientras que el 28% coloca la sillita mirando hacia atrás solo en los primeros meses.

Por otro lado, el 40% de los padres desconocen hasta cuándo se debe usar el sistema de retención en niños. El 22% cree que ha de hacerse cuando el niño cumple 12 años y el 17% cuando sobrepasan los 36 kilos de peso. Sin embargo, el único criterio válido es la altura, la silla es obligatoria hasta que niño alcanza los 1,35 metros.

Para aclararnos mejor las cosas, BMW ha elaborado un decálogo. A ver si sacamos mejor nota la próxima.

  1. No coloque ninguna silla de espaldas en el asiento del copiloto con el airbag activado.
  2. Use dispositivos de espaldas a la marcha el mayor tiempo posible (como mínimo hasta los 4 años de edad).
  3. No lleve nada suelto dentro del habitáculo, ni siquiera cosas pequeñas. Utilice el maletero.
  4. Antes de adquirir la silla verifique si tu coche cuenta con anclajes específicos (Isofix, top tether...).
  5. Tense los arneses que se ajustan a la pelvis y después de los del hombro. Evite prendas abultadas y procure el contacto directo del arnés con el cuerpo.
  6. Regule la altura del arnés a medida que tu hijo vaya creciendo.
  7. Ajuste el cinturón de seguridad, tensando primero la parte que apoya sobre la pelvis y después la que cruza por el tórax.
  8. Mantenga el cabezal regulado a la altura correcta para que el cinturón apoye sobre la clavícula y no sobre el cuello. Asegúrese de que el respaldo del asiento delantero se encuentra a una distancia superior a 85 cm con respecto al trasero cuando el niño que viaja detrás lo haga de frente a la marcha.
  9. Aunque su hijo ya mida más de 1,35 m, alargue el uso del dispositivo al máximo (hasta 1,50 m).
  10. Adquiera su dispositivo en sitios especializados y exija la instalación por personal cualificado.

Foto | Thinkstock Vía | Punto de Fuga

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir