Publicidad

Uno de cada seis alumnos españoles no alcanza el nivel básico de rendimiento en competencia financiera

Uno de cada seis alumnos españoles no alcanza el nivel básico de rendimiento en competencia financiera
Sin comentarios

Ayer comenzó a celebrarse en Madrid el Congreso PISA Finanzas para la Vida, del cual tenéis más información en este enlace; durante su transcurso se realizan reflexiones acerca de la competencia financiera en adolescentes, y se ha presentado el informe PISA elaborado especialmente para analizar la adquisición de dicha competencia.

Deciros que si estáis interesados, podéis seguir en Streaming la sesión de hoy (a partir de las 9,30). Pero el objetivo de este post es presentaros los documentos más recientes que reflejan los resultados de la evaluación de la competencia financiera, en una comparativa entre estudiantes de 15 años de 18 países de la OCDE. Es el primer estudio internacional de este tipo.

Según PISA, la competencia financiera es ‘el conocimiento y la comprensión de conceptos y riesgos financieros, y las destrezas / motivación / confianza, para aplicar dicho conocimiento y comprensión'. Ello permitirá a los jóvenes, tomar decisiones eficaces en distintos contextos finanieros, para mejorar el bienestar financiero de los individuos y la sociedad, y permitir su participación activa en la vida económica.

Parece que las competencias en matemáticas y lectura, están ligadas con la financiera, aunque un elevado dominio una de estas materias troncales, no tiene por qué significar un alto rendimiento en competencia financiera. Hay países como Australia, Bélgica o la República Checa, que puntúan mejor en competencia financiera de lo que se esperaría a juzgar por su rendimiento en matemáticas y lectura; mientras que otros como Francia, Italia y Eslovenia, en base a su rendimiento en matemáticas y lectura, rinden peor en la competencia financiera.

Como media en todos los países y economías de la OCDE participantes, un estudiante más aventajado socioeconómicamente obtiene 41 puntos más en conocimientos financieros que un estudiante menos aventajado. Por ejemplo, en Shanghái (China) la riqueza de la familia está más fuertemente asociado a la competencia financiera que al rendimiento en competencia matemática
rendimiento_en_competencia_financiera.jpg
Rendimiento en competencia financiera entre los países y regiones participantes

Prepararse para adquirir la competencia financiera

Los países abordan de formas muy diferentes el objetivo de preparar a los estudiantes para un mundo financiero cada vez más complejo.

Algunos países han empezado a introducir conocimiento financiero en el currículo escolar; otros se centran directamente en reforzar la comprensión conceptual de los estudiantes en áreas clave, como las matemáticas, y luego esperan que sus estudiantes sean capaces de aplicar dicho entendimiento a diferentes contextos, incluyendo los financieros. El hecho de que este último grupo incluya a los que han obtenido el máximo rendimiento (Shangai), demuestra que la cuestión de cómo desarrollar los conocimientos financieros sigue estando abierta a debate.

Ahora es buen momento para replantearse la introducción de estos conceptos en el currículo escolar, puesto que en la actualidad existen productos y servicios financieros más complejos, además de que probablemente los jóvenes deberán tomar en el futuro más decisiones financieras que sus padres. Es relativamente frecuente que los estudiantes al finalizar la educación obligatoria consuman productos como cuentas bancarias, servicios de pago en Internet, o teléfono móvil de prepago. Además algunos deben revisar las opciones para seguir estudiando si lo desean, y participar con sus familias en la revisión de opciones para pagar los estudios.

Competencia financiera ¿y eso como se mide?

Las evaluaciones PISA tienen en cuenta los siguientes parámetros: conocimiento y comprensión de conceptos y riesgos financieros; habilidades, motivación y autoconfianza para aplicarlos a la toma de decisiones en el conjunto de contextos monetarios; capacitación para participar activamente en la vida económica, con el objetivo de mejorar el estado de la sociedad.

En particular, se evalúan los conocimientos y habilidades en relación con:

  • Tratamiento del dinero.
  • Realización de transacciones económicas.
  • Utilización de instrumentos financieros (tarjetas bancarias, cheques, cuentas bancarias y divisas).
  • Planificación y gestión del presupuesto.
  • Capacidad de identificar y manejar riesgos.
  • Conocimiento de los derechos y responsabilidades de los consumidores, de las consecuencias de determinadas actividades.

En los países y economías de la OCDE participantes, solo uno de cada diez estudiantes alcanza el máximo nivel de competencia financiera en PISA 2012. Estos estudiantes pueden resolver problemas financieros no rutinarios, como calcular el saldo de un extracto bancario, teniendo en cuenta factores como las comisiones de transferencia, y pueden demostrar un entendimiento del panorama financiero más amplio, incluyendo las implicaciones de los tramos impositivos.

Como media, 247 puntos separan al 10% de estudiantes con el mejor rendimiento del 10% con el menor rendimiento; en Australia y la comunidad flamenca de Bélgica, la diferencia supera los 250 puntos, mientras que en Nueva Zelanda supera los 305 puntos

rendimiento_relativo_en_competencia_financiera-1.jpg
Rendimiento relativo en competencia financiera

PISA 2012: en qué consistió la evaluación de la competencia financiera

La competencia financiera se evaluó mediante una prueba impresa de 60 minutos. Además, los alumnos hicieron otra prueba de 60 minutos que combinaba matemáticas y comprensión lectora. Las preguntas de la prueba podían ser de opción múltiple y de respuesta construida. Las preguntas se pueden consultar aquí.

Los alumnos que hicieron la evaluación de financiera también contestaron un cuestionario sobre ellos mismos, sus familias, su instituto y su aprendizaje. Además, respondieron preguntas sobre su experiencia en cuestiones de dinero.

Los directores de los centros escolares contestaron un cuestionario sobre gestión escolar, entorno de aprendizaje y cuestiones sobre educación financiera en el ámbito escolar.

En los mismos centros participantes en PISA, se eligió aleatoriamente una muestra adicional de ocho alumnos de 15 años para realizar la prueba de financiera. Hicieron esta aprueba unos 29.000 alumnos en 2012, lo que representó a nueve millones de adolescentes de 15 años de los centros escolares de 18 países o economías participantes

En España, fueron 1.108 los alumnos que hicieron la prueba de financiera en 179 centros escolares.

Y ya que hablamos de España…

El rendimiento de España en competencia financiera queda por debajo de la media de los 13 países de la OCDE que participaron en el estudio. Uno de cada seis alumnos españoles (16.5% comparado con 15.3% de media OCDE) no alcanza el nivel básico de rendimiento en competencia financiera. Esto indica que, como mucho, son capaces de reconocer la diferencia entre lo que se necesita y lo que se quiere, de tomar decisiones sencillas sobre gasto cotidiano, y de reconocer para qué sirven documentos financieros corrientes, como una factura. Sólo 3.8% de los alumnos se encuentran en el nivel de excelencia (comparado con una media de 9.7% en la OCDE).

En general, comparando sus resultados en financiera y en matemáticas, los estudiantes españoles rinden como era de esperar. Sin embargo, los mejores en matemáticas y en lectura no rinden en competencia financiera tan bien como se esperaría.

En España, el origen socio-económico se asocia más con el rendimiento en financiera que con el rendimiento en matemáticas; en la mayoría de los países participantes, sin embargo, esto no ocurre así. Pero la fuerte relación entre el origen socio-económico y el rendimiento en financiera es parecida a la de la media de la OCDE.

Casi el 60% de nuestros alumnos tienen una cuenta bancaria abierta, y son los que mejores resultados consiguen en competencia financiera; pero esta brecha desaparece al tener en cuenta el estatus socio-económico de los alumnos.

Mientras la mayoría de los estudiantes de 15 años reciben dinero como regalo de sus parientes y amigos (83% comparado con 84% de la media OCDE), muy pocos ganan dinero por otras vías, como trabajar fuera del horario escolar, hacer tareas domésticas o recibir una asignación periódica sin hacer ninguna tarea a cambio.

El nivel de competencia financiera de los estudiantes españoles se encuentra por debajo de la media de la OCDE. Ello es debido, principalmente, al menor porcentaje de alumnos con un nivel alto de competencia financiera

Me queda por comentar que si bien PISA ha demostrado de manera consistente una diferencia por sexo en el rendimiento en competencias matemática y lectora, en 17 de los 18 países y economías que han participado en la evaluación de conocimientos financieros, no se observa esta diferencia entre las puntuaciones medias de los chicos y de las chicas en conocimientos financieros. Sin embargo, entre los estudiantes con un rendimiento comparable en competencias matemática y lectora, los chicos obtienen un mejor rendimiento que las chicas en 11 de los 18 países y economías que participaron en la prueba.

Imágenes | COD Newsroom, PISA Más información | PISA in Focus, OECD, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte En Peques y Más | MyBnk es una organización benéfica que ofrece educación financiera a los niños en las escuelas, Se aprueba la iniciativa para introducir en las clases de secundaria de España la educación financiera

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios