Publicidad

Uno de cada 4 niños que es atendido por maltrato en servicio de Urgencias, no vuelve al domicilio familiar

Uno de cada 4 niños que es atendido por maltrato en servicio de Urgencias, no vuelve al domicilio familiar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Un equipo de profesionales del servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Déu, ha realizado un estudio basado en datos de trece hospitales españoles que han atendido de urgencia a menores con sospecha de haber sido víctimas de malos tratos.

‘Uno de cae cuatro de estos niños no vuelve al domicilio familiar, ya sea porque es trasladado a un centro de acogida, ha que quedar ingresado en el centro – en algunos casos en la unidad de curas intensivas - o porque ha muerto a consecuencia de la gravedad de la agresión.

En el trabajo se señala que los profesionales tienen dificultades para diagnosticar estos casos, porque se pueden confundir con lesiones, traumatismos y quemaduras fortuitas, y además representan sólo una ‘pequeña parte’ de los que se producen en total

Los hospitales de los que proceden los datos, atendieron un total de 516.092 niños entre septiembre de 2011 y el mismo mes de 2012; de ellos, 451 habían sido víctimas de posibles maltratos (37 por ciento debido a abusos sexuales, un porcentaje igual a maltratos físicos, 20 % eran víctimas de conductas negligentes, y un 4,5 % con maltrato emocional potencial). Los datos fueron introducidos en el registro que la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría ha creado para conocer la realidad de los maltratos infantiles.

Los autores del estudio concluyen que los maltratos infantiles son más frecuentes en edades preescolares ya que más de la mitad de los niños atendidos por esta causa eran menores de 6 años, y que el sexo y edad varían según el tipo de maltrato. El maltato físico es más frecuente en niños y el abuso sexual en niñas, y las negligencias más frecuentes en la primera infancia

En la atención a estos niños maltratados que deben ser llevados a un servicio de Urgencias, el hospital Sant Joan de Déu, cuenta con una unidad específica de abusos a menores, desde la que se ofrece tratamiento médico y psicológico.

Yo me atrevería a apuntar que estos casos que los hospitales atienden, actúan como la punta de iceberg, puesto que el maltrato infantil es una situación que permanece oculta entre las paredes del hogar. Y mientras se vea como normal que un padre o madre le de un azote al niño, o mientras oigamos sin rechistar a cualquiera (sea padre o no) que ‘la bofetada a tiempo es necesaria’, las posibilidades de cambio serán escasas.

Claro está que no todos los casos revisten la misma gravedad, pero ¿no es verdad que un adulto tiene bastante más fuerza que un niño? ¿no es verdad que esa fuerza puede ser incontrolable a pesar de la intención?

Imagen | COD Newsroom Fuente | Hospital Sant Joan de Déu En Peques y Más | Se necesitan medidas preventivas para reducir las tasas de maltrato infantil en Europa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir