Compartir
Publicidad
Publicidad

Una campaña finlandesa convierte en monstruos a los padres que abusan del alcohol

Una campaña finlandesa convierte en monstruos a los padres que abusan del alcohol
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se llama ‘Monsters’, y aunque nos es nueva, estos días hemos oído hablar de ella en los medios de comunicación. Se trata de una campaña finlandesa contra el consumo excesivo de alcohol.

Está liderada por la organización Fragile Childhood (infancia frágil), y viene a llamar la atención sobre la percepción que tienen los niños de sus padres y madres cuando estos consumen alcohol en exceso. Y es que, aunque nos resultan más evidentes los problemas familiares que puede ocasionar el alcoholismo, sin llegar al extremo de la dependencia, un progenitor que se haya pasado con las copas no es la mejor compañía para un niño, ni un buen ejemplo para sus hijos.

Monsters encapuchado

Desconozco la extensión de los problemas con el alcohol en Finlandia, pero sé que en España existe mucha tolerancia social hacia una de las drogas que más daño hace a personas de todas las edades (desde, aproximadamente los 13 años). Somos permisivos porque lo consideramos parte de nuestra cultura, y a muchos no les sorprende que en eventos familiares y comunitarios, haya tantas personas ingiriendo alcohol excesivamente, porque ‘todos lo hacen’.

Ese ‘todos lo hacen’ es un mito como cualquier otro, y si no ponemos nuestra mirada crítica sobre él, no ayudamos a que los niños tengan instrumentos para protegerse en el futuro, o a que aprendan a tomar decisiones.

A nivel mundial (y según datos de la OMS) el abuso del alcohol es la causa de 2,5 millones de muertes al año y ocupa el tercer lugar entre los factores de riesgo de la carga de mortalidad. Está también relacionado con muchos problemas graves de índole social, en particular la violencia, el descuido / maltrato de menores, y el absentismo laboral.

Volviendo a la campaña, pretende mostrar a los padres abusadores del alcohol / y a los alcohólicos, como unos monstruos a ojos de sus hijos

Un niño preocupado porque su padre no atina a ponerle bien el cinturón de seguridad, una pequeña que mira su globo para no tener que enfrentarse a un progenitor bebido, un hijo que parece avergonzarse cuando entre el público asistente al partido de fútbol que juega aparece un payaso, una niña con mirada ausente de la mano de una ‘monstruo’, otra más asustada porque le ponen una chaqueta con violencia, y un chiquitín angustiado al que no le queda más remedio que saludar al encapuchado o encapuchada que le mira.

Monsters en el parque

El símil de niños acompañados por monstruos no es nada exagerado, si tenemos en cuenta la percepción que muchos de los adultos actuales, tuvieron de sus padres y madres abusadores del alcohol mientras fueron niños. Nuestras acciones siempre acompañan y moldean a los niños, para bien y para mal.

Más información | Fragile Childhood / Lasinen Lapsuus En Peques y Más | Cuando concedemos al alcohol un espacio excesivo, puede dificultar nuestras relaciones o vida cotidiana, ¿Qué debemos hacer con el alcohol? es una nueva campaña de sensibilización social de la FAD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos