Publicidad

Una buena idea para pasar una tarde de verano muy divertida

Una buena idea para pasar una tarde de verano muy divertida
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Imaginad que hoy no podéis ir a la piscina, y tampoco están los vecinitos de la calle, no os apetece pasear hasta la heladería y los niños se aburren con la tele. Quedarse en casa tampoco es una mala opción para un día de verano, pero siempre que seamos capaces de proponer actividades entretenidas a los peques.

La solución está en la despensa: porque si tenéis harina, sal y aceite, y además estáis llenos de creatividad, ya tenéis unas horas de diversión en la mesa de la cocina. Pero no, no os invito a hacer ninguna torta o bizcocho, sino a fabricar vuestra propia pasta de modelar.

Ingredientes:

  • Dos vasos de harina, un vaso de sal fina, ¾ de vaso de agua y una cucharada sopera de aceite de oliva.

Si queréis darle color desde el principio, tenéis dos opciones: añadir colorantes naturales como cacao en polvo o pimentón molido, y también podéis incluir en la mezcla una cucharadita de postre de pintura témpera (no acuarela).

Cómo hacemos la pasta de modelar:

  • En un bol mezclamos la harina con la sal, al mismo tiempo vertemos el aceite en el vaso de agua y removemos enérgicamente. Añadimos poco a poco el agua a la mezcla mientras amasamos con los dedos. Si en algún momento vemos que el resultado va a ser demasiado líquido guardamos el agua restante, aunque nosotros hemos probado con esas cantidades y queda una pasta flexible, moldeable y muy fácil de trabajar.

Usos:

Podéis utilizar instrumentos para modelar plastilina como cuchillos, rodillos y moldes; aunque lo más divertido es dar formas diversas con las manos.

Una vez que tenemos las formas acabadas, las dejaremos secar al aire, aunque también podemos utilizar el horno a 150 º, durante una hora y media como mínimo. Esta última opción nos puede valer si se han acabado muchas figuras, o si aprovechamos para hacer magdalenas o pasteles, así se aprovecha bien la energía que utilizamos.

Acabado:

Cuando no se ha coloreado la masa base, y una vez que esta se ha secado, pintaremos nuestras creaciones con pintura acrílica (témpera) un poco diluida en agua y valiéndonos de pinceles de varios tamaños y cerdas suaves.

Probadlo, y dejad que los niños experimenten, los resultados son sorprendentes.

Imagen | Damian Cugley En Peques y Más | Un sitio aliado de los papás que quieren preparar actividades manuales con los niños en vacaciones: 'dibujos para pintar', Cómo se hace plastilina casera, Yummy Dough es una pasta de moldear muy especial, para crear figuras divertidas y después comerselas En Bebés y Más | La plastilina, divertida y estimulante

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir