Compartir
Publicidad

Un pederasta trabajando en una guardería

Un pederasta trabajando en una guardería
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A través de Menéame hemos conocido una noticia sorprendente y con la que se nos han puesto los pelos de punta. Al parecer, un pedófilo fue condenado por la justicia alemana a realizar prestaciones sociales, ante la posibilidad de escoger el tipo de prestación, solicitó trabajar en una guardería y como era de esperar terminó abusando nuevamente de los niños.

Es algo que realmente no se entiende, si ya había cometido delitos pedófilos y el juez que lo juzgaba tenía perfecta constancia de ello, ¿cómo es posible que se le asignara semejante trabajo social? Dicen que fue un lamentable error, pero más que lamentable diríamos trágico, ya que ha destrozado a muchas familias y podría haber acabado con la vida de un niño. Lo peor de todo es poder comprobar como en ocasiones la justicia actúa de un modo muy equivocado, tan sólo se le condenó a pagar 3.000 euros por el delito que había cometido o en su defecto realizar 72 horas de prestación social. Al parecer, el error lo cometió la asistente social responsable del pedófilo, que argumenta exceso de trabajo (irresponsabilidad diríamos nosotros) y ya se han adoptado las medidas disciplinarias correspondientes.

Esperamos que la justicia alemana sea más contundente con los casos de pedofilia y por supuesto que los asistentes sociales tomen nota de lo ocurrido y sean mucho más responsables, ya que estamos hablando de individuos que son un peligro potencial para los niños.

Vía | Menéame Más información | El Mundo Más información | Neue Osnabrücker Zeitung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos