Publicidad

Silvia Díaz : me gustaría que las alergias alimentarias fueran integradas en la sociedad de forma natural y cotidiana

Silvia Díaz : me gustaría que las alergias alimentarias fueran integradas en la sociedad de forma natural y cotidiana
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Silvia Díaz es una mamá que ha conseguido aunar su formación académica y profesional con la experiencia como madre de un niño alérgico a la proteína de leche de vaca, y los conocimientos adquiridos sobre esta materia.

Hasta el nacimiento de su hijo (hace poco más de tres años), su vida estaba volcada en una brillante carrera profesional: es periodista y también posee estudios de Publicidad y Ventas, Marketing y Community Manager. En terreno laboral, los trabajos en televisión, prensa o agencias, quedaron aparcados y fueron sustituidos por los cuidados y crianza del bebé.

En Peques y Más hemos conocido un poco de su trabajo actual cuando presentamos el blog Mi Menú sin Leche: un proyecto de divulgación escrita y presencial sobre las alergias alimentarias en la infancia. Es un placer para nosotros contar con Silvia para que sea ella personalmente la que nos acerque su visión sobre el tratamiento social de esta problemática cada vez más común, y nos cuente el interesante trabajo que desarrolla mediante Mi Menú sin Leche.

Peques y Más.- Cuéntanos que te ha aportado la maternidad; y cómo ha cambiado tu vida el diagnóstico de APLV en tu hijo.

Silvia Díaz.- Convertirme en madre es lo más hermoso que me ha pasado en la vida. La llegada de mi hijo me supuso el inicio de una nueva vida, ¡completamente llena, en todos los sentidos!

Cuando diagnosticaron su APLV sentí inicialmente un alivio muy grande pues por fin podíamos poner nombre y solución a lo que le ocurría. Los cambios iniciales no fueron significativos pero cuando iniciamos la introducción de la alimentación complementaria es cuando llegaron los problemas: precaución ante posibles alergias cruzadas, lectura exhaustiva del etiquetado de productos, atención a la contaminación o trazas, concienciación de quienes nos rodeaban… Fue, y es, una tarea dura.

Conforme ha ido avanzando el tiempo me he dado cuenta de que las alergias alimentarias en la infancia están a la orden del día y ello me hizo informarme de manera profesional sobre este tema y reorientar el blog para compartir, no sólo vivencias personales, sino mis conocimientos en la materia

PyM.- Valora del 1 al 10 (uno: casi inexistente / diez: muchísima) la conciencia social en el tema de las alergias y dinos ¿cuáles son los obstáculos más importantes que te has topado en esta corta (e intensa, supongo) trayectoria que recorres?

S.D.- Yo lo valoraría en un 5. Hay muy poca empatía con el de al lado y poca concienciación, pero también es cierto que cada vez más familias se están dando cuenta de este problema, bien porque les toca de cerca (con algún familiar alérgico) o bien porque su hijo tiene un amiguito con esta condición. El conocimiento de las alergias alimentarias es lo que genera la empatía y concienciación que tantas veces echo en falta.

Los principales obstáculos me los he encontrado en el colegio. Suena muy duro lo que voy a decir, pero en la casi totalidad de las ocasiones estos no han venido de los niños sino de los propios adultos: actuaciones nefastas por parte de la Dirección del centro, de los profesores o de padres de alumnos.

PyM.- ¿Crees que se debería mejorar el etiquetado de productos para ajustarse a las necesidades de las personas con alergias?

S.D.- Creo que los etiquetados deberían ser más legibles y no tener que dejarte los ojos intentando descifrarlos. Tipografía más grande y clara sobre fondo de colores adecuados, donde se resalten bien los alérgenos que contiene el producto y se indiquen las posibles trazas. Me gustaría que se eliminara el mensaje “Puede contener trazas de…”: o tiene trazas o no tiene pero detesto que los fabricantes se laven las manos con ese mensaje sin importarles lo mucho que nos limitan a la hora de hacer la compra.

Y otra cosa que me enfada mucho es que anuncien un producto con el sello de “100% vegetal” bien remarcado y en grande, y en algún lugar recóndito del envase encontrar en letra diminuta que contiene proteínas de origen animal. ¡Eso es engañar y poner en riesgo la salud del consumidor!

PyM.- Desde tu experiencia asesorando a otros padres y madres, ¿cuáles son los principales apoyos que necesitan para acompañar con éxito la APLV en sus niños?

S.D.- Una vez diagnosticada la alergia de nuestros hijos, los padres necesitamos a alguien que nos asesore en prácticamente todo, hasta que aprendemos a “caminar solos”. Salimos de la consulta del médico con un batiburrillo importante de información en la cabeza, terminología que no entendemos y sin pautas para proceder en nuestro día a día. Necesitamos comprender y asimilar qué le ocurre a nuestro hijo, en qué consiste exactamente la supresión en la dieta de un determinado alimento y cuáles serán los procedimientos de higiene y control que debemos seguir a partir de ese momento.

Por regla general, estas cosas tan básicas pero a la vez tan importantes, no se dictan en las consultas de pediatría.

Encontrar a otra madre o padre con experiencia en el tema, que está pasando por lo mismo y con quien poder charlar de forma llana sobre los aspectos realmente importantes y cotidianos, es, a mi modo de ver, de vital importancia para no volverse loco.

PyM.- ¿Cuál es en estos momentos tu principal preocupación acerca de la relación entre la alergia de tu hijo y 'el mundo exterior', que imagino se irá ampliando conforme crezca?

S.D.- Por desgracia este hecho va aumentando mucho conforme crece. Mis preocupaciones de hace dos años no son las mismas que las de ahora. Lo que más me asusta es que no llegue a superar nunca su alergia y esto pueda generarle problemas en determinadas situaciones sociales.

Cuando vamos a un cumpleaños de algún amiguito yo llevo una mochila cargada de todo: desde snacks, hasta sándwiches, tarta o caramelos. Pero a veces me pregunto ¿qué pasará el día en que se rebele y quiera comer lo de los demás?

Llegará un día en que sea él mismo, y no mamá, quien deba ser responsable de su alergia, luchar contra las injusticias que se encuentre en el camino, contra la falta de empatía y educación…

PyM.- ¿Te has sentido incomprendida en alguna ocasión? ¿y sola?

S.D.- ¡Sí! Muchas veces…Incomprendida porque a veces, por más que trate de explicar a mi entorno lo que le ocurre a mi hijo la gente no lo entiende. No sé si no prestan la suficiente atención o si banalizan el problema pero en ocasiones siento que hablo con una pared.

Y sola sobre todo a raíz de empezar el colegio y comprobar, con mis propios ojos, el egoísmo social tan grande que existe. Ya no hablo solo de la alergia alimentaria, sino a nivel general. La gente va a lo suyo sin importarle lo más mínimo lo que le ocurra al de al lado; pero cuando el de al lado es un niño es cuando me horrorizo.

Una cosa que me enfada mucho es que anuncien un producto con el sello de “100% vegetal” bien remarcado y en grande, y en algún lugar recóndito del envase encontrar en letra diminuta que contiene proteínas de origen animal. ¡Eso es engañar y poner en riesgo la salud del consumidor!

PyM.- Dinos ¿qué les aportará conocer 'Mi menú sin leche' a los padres de niños con alergia a las proteínas de la leche de vaca?

S.D.- “Mi menú sin leche” nació hace casi dos años con el objetivo inicial de compartir mi experiencia y mi día a día con mi hijo alérgico a la proteína de leche de vaca.

Conforme ha ido avanzando el tiempo me he dado cuenta de que las alergias alimentarias en la infancia están a la orden del día y ello me hizo informarme de manera profesional sobre este tema y reorientar el blog para compartir, no sólo vivencias personales, sino mis conocimientos en la materia.

Hoy, “Mi menú sin leche” es un espacio que aglutina experiencias personales, recetas, información objetiva basada en artículos, estudios o entrevistas a profesionales, artículos de interés escritos por profesionales en la materia, libros en formato digital con marcas de productos aptos, recetas, dossieres de información general, hoteles para alérgicos, sitios de interés…

La última aventura en la que me he embarcado es la de realizar encuentros entre familias de niños alérgicos así como charlas formativas, talleres y asesorías.

Encontrar a otra madre o padre con experiencia en el tema, que está pasando por lo mismo y con quien poder charlar de forma llana sobre los aspectos realmente importantes y cotidianos, es, a mi modo de ver, de vital importancia para no volverse loco

PyM.- ¿Qué le pides al futuro?

S.D.- Pedir que mi hijo se cure de su alergia sería egoísta porque el problema de fondo y el verdaderamente importante seguiría estando ahí. Así que pido que las alergias alimentarias sean integradas en la sociedad de forma natural y cotidiana. Me gustaría que un niño alérgico pudiera asistir a un cumpleaños donde hubiera también un trozo de tarta para él; que pudiera salir, sin miedo, a comer a un restaurante; que irse de vacaciones a un hotel o coger un avión no suponga un quebradero de cabeza; que todos los colegios lleven la misma política para la salud e integración de los alumnos alérgicos; que mejore el etiquetado de productos, que cada vez haya más variedad y que no debamos dejarnos medio sueldo en la cesta de la compra…

¡Pediría tantas cosas!

PyM.- Y por último cuéntanos un poco más sobre tus próximos proyectos

S.D.- Actualmente tengo en marcha dos nuevas charlas. La primera será el 11 de mayo en La Cocinita de Chamberí e irá dirigida a padres con bebés o niños de corta edad recién diagnosticados de alguna alergia alimentaria. En esta charla les ofreceré información de interés y pautas a tener en cuenta con la introducción de nuevos alimentos.

La siguiente charla que tengo en marcha será el 25 de mayo de la mano de la tienda online de productos para alérgicos “Esto Sí Puedo”. Juntos organizaremos un encuentro guiado por una nutricionista y una alergóloga que nos adentrarán más en el mundo de las alergias alimentarias.

En el cajón de los proyectos que espero que vean pronto la luz tengo un encuentro para familias con niños alérgicos en Barcelona, charlas digitales para poder informar a gente que me lee y me sigue en otras zonas del país y del mundo, y algo muy especial, original y atractivo de lo que, por el momento, no puedo revelar más detalles.

Finalizada la entrevista, os recuerdo que si queréis seguir a Silvia y sus proyectos, a través de su blog, o del perfil en Facebook de Mi Menú sin Leche.

A mí personalmente me ha aportado mucho tener la oportunidad de charlar un poco con ella, aunque en casa no tengamos alergias alimentarias (sin embargo estoy bastante sensibilizada con el problema). Creo que es una mamá muy valiente que tiene las cosas clarísimas, y sobre todo estoy segura de que su aportación será muy valiosa para muchas familias.

¡Muchas gracias Silvia por haber colaborado con nosotros!, deseamos que tengas grandes éxitos con tus proyectos.

Más información | Mi Menú sin Leche blog, Mi Menú sin Leche Facebook En Peques y Más | El proyecto de Alergias y Alimentos para informar a los padres e hijos sobre las reacciones alérgicas por alimentos, Los derechos de los niños alérgicos en la escuela son parte importante de la atención que reciben

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir