Publicidad

Se recomienda cuidar la higiene del sueño en los niños para prevenir las experiencias psicóticas

Se recomienda cuidar la higiene del sueño en los niños para prevenir las experiencias psicóticas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

“Según la frecuencia de las pesadillas que se tengan antes de los 12 años, los niños pueden ser más propensos a tener experiencias psicóticas durante la adolescencia”. Es una afirmación que surge a partir del estudio realizado por un equipo de investigadores de la universidad de Warwick, y publicado en la revista especializada Sleep.

Hasta el momento, he considerado las pesadillas como una parte del desarrollo de los niños durante el sueño, con la salvedad de que ocurrieran con una frecuencia anómala o unos síntomas físicos asociados. Ocurren durante la segunda mitad del sueño (durante la fase REM), y cuando las experimentamos solemos despertar súbitamente con sentimientos de temor o preocupación, a los que añadir palpitaciones. Parece que los terrores del sueño, son diferentes las pesadillas, y también en su aparición (no se asocian a REM, sino a los ciclos de sueño profundo); en estos casos la reacción corporal es más severa, incluyendo a la persona sentada en posición vertical, y agitación de las extremidades. En estos casos a la mañana siguiente no se recuerda nada.

El profesor Dieter Wolke afirma que tres de cada cuatro niños experimentan pesadillas en estas edades (antes de los 12 años), pero insiste en que cuando aparecen durante un período prolongado, o los episodios de terror nocturno persisten en la adolescencia temprana, podrían ser indicadores de situaciones dañinas para la salud mental en su vida posterior.

Se ha evaluado un grupo de participantes un total de seis veces entre los dos y los nueve años. La probabilidad de experimentar experiencias psicóticas en la adolescencia temprana se incrementó con la incidencia de las pesadillas cuando son más pequeños.

La investigación es de tipo longitudinal, y cuando los niños cumplieron 12 años, se valoraron las pesadillas, terrores nocturnos o sonambulismo que sufrían; además de experiencias psicóticas como delirios, alucinaciones e interferencias en el pensamiento, que ocurrieron en los seis meses anteriores

La doctora Helen Fisher, del King’s College London, aconseja mantener un estilo de vida orientado a promover la higiene del sueño , creando un entorno que permita una mejor calidad en su sueño. La dieta también juega un papel fundamental, así se deberían evitar las bebidas azucaradas antes de dormir, y eliminar estímulos en la habitación como televisión, video juegos u otras pantallas.

Este estudio se considera importante para promover la identificación temprana de signos de enfermedad mental.

Imagen | kelly Más información | Sleep, Universidad de Warwick En Peques y Más | ¿Cómo son los trastornos del sueño en la población infantil?, ¿Qué hacer cuando los niños hablan dormidos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios