Compartir
Publicidad
Publicidad

Se cumplen 30 años de la llegada del Spectrum a España

Se cumplen 30 años de la llegada del Spectrum a España
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el año 1984 mi padre me compró el Spectrum de 48K haciendo un esfuerzo titánico para el presupuesto familiar de la época. Creo que había terminado 1º de BUP y ese verano fue el inicio de un mundo de posibilidades del mundo digital que creo que todavía no ha parado. Porque si ahora estamos viviendo Internet y la fuerza de las redes sociales con los dispositivos móviles, en los años 80 teníamos el Spectrum.

El Spectrum cumple ahora 30 años, como nos indican en Xataka, aunque a mi me lo compraron un poco después. Esta máquina negra tan coqueta permitió que la chiquillería de la época accediera a la programación en lenguaje Basic, a compartir experiencias y cassettes, a las revistas de divulgación en las que se podían leer referencias a juegos, trucos e información de los programas que se ejecutaban en la máquina. Aprendimos un lenguaje nuevo: microprocesadores, input-output, memoria, periféricos, placas base y sí, tecleamos cientos de veces lo de load "" y esperábamos, oyendo los pitidos del cassette, a que los juegos cargasen y pudiéramos utilizarlos.

Creo que no hemos cambiado mucho. Los que éramos más osados en el uso de aquellas máquinas, aunque yo nunca aprendí a programar en serio, seguimos compartiendo experiencias, divulgando contenidos, revisando cómo aprender a programar y experimentando porque sabemos que es difícil romper algo. Todavía se puede oír a personas mayores diciendo eso de: ¡no toques a ver si lo vas a romper!. En casa le digo a mi hija, toca, toca. No te preocupes que no pasa nada. Y si pasa pues ya se arreglará.

El Spectrum nos enseñó a experimentar, a probar, a tocar, a cuidar a las máquinas y a incluirlas en la vida de las familias. Aunque el número de juegos era limitado y las conexiones entre los ordenadores y por tanto entre los usuarios de las máquinas no eran tan frecuentes ni abundantes como ahora sin embargo descubrimos que aquello tenía muchas posibilidades. Enseguida llegaron los ordenadores clónicos y entonces sí que empezó a cambiar y sobre todo con la llegada de Internet vivimos la revolución en la que estamos inmersos.

Las teclas eran de goma, el Spectrum no sonaba demasiado bien, cada tecla admitía hasta cinco funciones creo recordar, aprendimos a escribir a máquina, tocamos el piano, jugamos a correr los 100 metros con Daley Thompson y su Decathlon. En el cine descubrimos, en la película de Juegos de Guerra, que además aquellas máquinas se podían conectar a otras, y crecimos mientras nuestros padres, salvo excepciones, no se aventuraban a utilizarlo.

Ahora pensamos que los padres tenemos que acercarnos a las máquinas que tocan nuestros hijos, y es que, ¿no nos damos cuenta de que siempre hacemos lo mismo todas las generaciones? En unos años nuestros hijos hablarán de las consolas, de las aplicaciones en el móvil, de las tabletas... ¿Qué tal si empezamos a compartir las experiencias con ellos?

En Xataka | Load "feliz cumpleaños Spectrum"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos