Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Sabéis cómo crear un 'rincón de lectura' en vuestras casas?

¿Sabéis cómo crear un 'rincón de lectura' en vuestras casas?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tal y como os avanzamos ayer, hoy os vamos a invitar a dedicar un lugar especial en la casa para leer. Será el sitio donde todos vayamos a dejar volar nuestra fantasía, a consultar definiciones en el diccionario, a emocionarnos y a conocer animales que nunca antes habíamos visto.

Para fomentar el hábito de lectura en los niños es importante que un espacio en la casa esté dedicado solo a este fin, aunque después haya libros en los dormitorios, también en la sala de juegos, e incluso sobre la mesa de la terraza.

Con ello conseguiremos que cuando los peques necesiten un libro sepan dónde está su ‘rincón de leer’, y también que se den cuenta de que allí pueden quedarse a disfrutar de los libros sin que nadie los moleste.

El hecho de tener en casa un número considerable de libros y material de consulta también resulta un factor decisivo para que los niños se aficionen y encuentren ‘que es natural’ acercarse a la literatura

Criterios generales para organizar el espacio:

  • Que los libros estén a su alcance

  • Conseguir que el lugar esté bien iluminado (preferentemente con luz natural).

  • Procurar que los peques se encuentren cómodos: un conjunto de mesa y sillas adecuadas en tamaño, unos cojines distribuidos sobre una moqueta, una butaca, e incluso una colchoneta (sé que muchos nos dormiríamos con un libro en la mano y tumbados, pero uno de mis hijos lee – y mucho – en esa posición, por eso sé que no es un inconveniente).

  • Podemos conseguir decoración que sea relajante e invite a acudir a ‘nuestro rincón de leer’: alguna planta, cuadro con motivos infantiles pero pintado en colores suaves, un baúl de títeres para que puedan representar los cuentos si les place, etc…

  • Es muy importante que el sitio dónde se lea se encuentre en un lugar desde no se puede acceder visualmente a la televisión u otros elementos que puedan ocasionar distracciones. Tampoco debe estar ubicado en una ‘zona de paso’.

Pero sobre todo recordad: lo más importante es que seamos capaces de crear nuestro propio estilo que es el estilo que responde a las necesidades de cada familia. Porque en la práctica da igual si el espacio de lectura es un rincón de la habitación de los niños o la casita de juguete que hay en la terraza, no importa si los libros están en las estanterías de una sala de estar u ordenados en cajones en esa buhardilla que sólo sirve para que los peques encuentren un poco de intimidad.

Y tampoco olvidéis que si vosotros leéis ellos también lo harán, que vale la pena dedicar tiempo a acompañar este hábito tan saludable y recomendable, porque con el tiempo dará sus frutos.

Imagen | oddharmonic En Peques y Más | Los hábitos de lectura en niños españoles y el papel de la familia en el acercamiento a los libros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos