Publicidad

¿Quieres celebrar Halloween con seguridad? No olvides estas recomendaciones si organizas fiesta en casa

¿Quieres celebrar Halloween con seguridad? No olvides estas recomendaciones si organizas fiesta en casa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hemos llegado ¡por fin! al día en que celebramos Halloween, digo “por fin”, porque ya casi han acabado los preparativos, y los nervios que nos provocan la incertidumbre de pensar en si lo tendremos todo preparado. Ahora sólo nos queda disfrutar.

También digo “por fin”, porque solemos celebrar Halloween sin tener ni idea de cual es su verdadero significado, y a mi no me gusta desconectar las festividades de su raíz. Por ese motivo a veces me agobia el envoltorio comercial que se le da a la “noche de los muertitos” (como la llaman algunos mexicanos), y se me antoja una costumbre vacua, la de pasearse por las calles con la finalidad de lucir el mejor disfraz y conseguir una cantidad ingente de golosinas que ni siquiera dejaremos que nuestros hijos coman.

Más adelante os contaré muy brevemente de dónde viene Halloween, aunque sé que muchos lo sabéis. Pero no tiene esta entrada la intención de ser agorera, sino ofrecer la última parte de esos consejos para celebrar Halloween con seguridad, que empezó con los disfraces, siguió con las recomendaciones para padres de niños que ya salen solos, y acabará con una serie de cositas importantes a tener en cuenta si vais a hacer fiesta en casa.

Que sea Halloween no es excusa para que

En casa se descuiden los alimentos saludables y se sustituyan por otros vacíos de calorías. ¿Que todos comen golosinas?, si, pero si te preocupas de que los niños merienden bien, no querrán paliar el hambre con gominas o snacks salados.

Lo mismo pasa con la cena, es normal que nos salgamos un poco de la norma, aunque si tú vas a hacer un postre con chocolate, tu amiga traerá pizzas, el vecino bocatas de crema de cacao, y el padre del compañero de tu hija refrescos… pídele a la última persona que se apunte, que traiga un poco de fruta fresca.

Recuerda que también puedes preparar alimentos dulces que no sean chuches para regalar a los que llamen al tiemble para pedir (dátiles, higos o ciruelas secas, etc.), seguro que al ser novedoso lo aceptan con facilidad, y si no, ya tienes merienda para tus hijos durante unos días.

Para los celtas era tradición dejar comida para los muertos, en un día que simbolizaba (entre otras cosas) el tránsito entre el año viejo (se acabó el verano, las cosechas estaban recogidas) y el Nuevo: el frío llega acompañado por el recogimiento. ¡Qué mejor fecha para que se abran las puertas que comunican el mundo de los muertos con los vivos! La tradición ha sido reconvertida al “trick or treat”, de forma que los niños (y adultos) disfrazados de zombies, brujas, esqueletos, momias, etc. son por unas horas los muertos, que buscan comida en las casas
Calabaza

Estancias libres de peligros

Con el din de evitarnos un disgusto, las luces que queramos utilizar para ambientar el garaje, el salón o la cocina, deben ser preferentemente eléctricas (linternas, o similares), y si de todas formas vamos a poner velas, procuremos que no queden cerca de cortinas, sofá, paños de cocina, adornos florales resecos, papeles, o cualquier material que sea inflamable. Y por favor, aún cumpliendo estas condiciones, no dejemos las velas (que estarán puestas sobre mesas estables) sin vigilancia.

Si vivís en un sitio donde hace frío, y vais a caldear la casa con algún sistema que utilice gas, aseguraos de que habrá suficiente ventilación.

Por cierto, la utilización del fuego viene de las hogueras que los celtas encendían durante la noche de Samhain (que los americanos transformaron en Halloween) para ahuyentar a los malos espíritus. Ya que ellos sólo querían recibir los espíritus de sus seres queridos

Vigila el exterior

Si tienes la suerte de vivir en una casa con jardín o cerca de espacios exteriores, es importante que compruebes que las lámparas de iluminación funcionan bien, para que los niños no tengan que jugar a oscuras, con el peligro que eso comporta.

Preocúpate de retirar objetos que obstaculicen los lugares de paso, o peor aún, que puedan provocar alguna caída: mangueras, cubos, sacos con restos de la poda, etc. Guarda también herramientas y otras cosas que tengan punta cortante, filo, sierra, etc… no vaya a ser que a tus pequeños invitados les de por jugar con esos artilugios que nunca había visto antes, y provoque algún corte.

Tú también eres responsable de

De camino en coche a tu casa, o cuando vayas a recoger a tus hijos, tú también eres responsable de la seguridad de otros peques que transitan por las calles, ellos deben tener cuidado y ser visibles, pero esta noche no están permitidas las prisas, y es de obligado cumplimiento conducir despacio y “con mil ojos”.

Esta fiesta ancestral, se celebraba no sólo para celebrar el fin de la cosecha, y esperar los espíritus de los seres queridos, sino para simbolizar que los días iban a ser más cortos (sólo que ellos no cambiaban la hora artificialmente como nosotros). No es una fiesta que hayan inventado en Norteamérica, sino que previamente al gran invento comercial de Halloween, los irlandeses emigrados al Nuevo Continente llevaron en las maletas sus propias tradiciones

Por último: no te olvides de moderar el consumo de dulces, ni tampoco de desechar todas las golosinas que los niños llevan en sus cestas, y tengan mal aspecto o el envoltorio deteriorado. Pasadlo bien, con seguridad.

Imágenes | markow76, José Antonio Gil Martínez En Peques y Más | Halloween se acerca ¿por qué no hacemos una fiesta en casa?, Una revisión de libros infantiles con temática de Halloween

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir