Publicidad

¿Qué haces para conseguir que tus hijos coman más fruta y verdura?

¿Qué haces para conseguir que tus hijos coman más fruta y verdura?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya hemos comentado la importancia de que se establezcan hábitos encaminados a realizar un correcto aporte nutricional a la dieta de nuestros hijos. La OMS recomienda un consumo de cinco o más raciones de frutas, verduras y hortalizas al día regularmente.

Estos alimentos tienen una actividad antioxidante, estimulan el sistema inmune y pueden ejercer como protección frente a enfermedades por su actividad antiviral y antimicrobiana. Creo que todo esto ya lo sabemos, aunque de vez en cuando no vienen mal los recordatorios. También somos conscientes de que aportan vitaminas, minerales, fibra y azúcar para conseguir energía. Pero en lo que también estamos de acuerdo es que muchas veces no resulta sencillo que los niños acepten estos alimentos, al parecer nuestro interés por la alimentación saludable, no es correspondido por una atracción de los más peques hacia frutas y verduras, ¿qué hacer?

La teoría no se aplica a la práctica. La irrupción de nuevos modelos de dieta presenta una tendencia ascendente y desplaza el consumo tradicional de frutas, verduras y hortalizas frescas, lo que supone un desequilibrio alimentario, con especial incidencia en los niños

En este post antiguo, Patch alertaba de que sólo uno de cada cinco niños comían suficientes frutas y verduras, en la actualidad hay estudios cuyos resultados aún son más desesperanzadores (otro día hablaremos sobre ello). Los peques tienen sensibilidad hacia el sabor amargo de los glucosinolatos en las verduras, podría influir negativamente en el consumo, con las frutas es distinto, pero si no las ponemos a su alcance y no damos ejemplo, poco podemos adelantar.

Dado que la ingesta de estos alimentos disminuye con la edad, podemos pensar que es mejor sentar las bases antes de la adolescencia. Es nuestra posibilidad de intervenir en su alimentación futura, puesto que los hábitos y preferencias que se instauran en la niñez parecen ser predictivos para los niveles de consumo en la madurez.

¿Qué hacer para que coman más frutas y verduras en casa?

  • Si quieres aumentar el gusto por nuevos y distintos alimentos, inclúyelos en la dieta y procura una presencia de estos en la cocina. Y ten también mucha paciencia cuando rechace alimentos (no te obsesiones si no le gustan zanahorias, tomates o guisantes, piensa en otras verduras que acepta – pimientos, lechuga – y relájate).

  • Da ejemplo, ¿cómo van a comer manzana de postre si tu prefieres comer un pedazo de pastel?

  • Dales de merienda fruta dos o tres días a la semana: también es un alimento y tiene muchos beneficios. Renuncia para ti y para tus hijos a los bollos azucarados o rellenos, y a los batidos o zumos envasados.

  • Compartir la mesa con los niños, influye en un mayor interés por las frutas y verduras, ya lo habíamos contado en otra ocasión.

  • Explícales por qué son buenas para la salud frutas y verduras.

  • Ayúdales a ser responsables: implícalos en la compra semanal, en la planificación de menús y en la preparación de las comidas. Déjales escoger qué quieren para comer o cenar un día a la semana (puedes ponerles como condición que no valen ‘alimentos’ que sólo aporten calorías vacías, o insaludables).

Frutas en el colegio

Los niños no sólo comen en casa

Pensando en el tiempo que pasan en la escuela, conviene que nos informemos de los proyectos que se llevan a cabo para incentivar la ingesta de frutas y / o verduras. ¿Proponen fruta para el desayuno algún día a la semana?, ¿incluyen suficientes raciones de verduras en el comedor escolar?

¿La respuesta es no?, entonces ¿podemos hacer algo por cambiarlo?... habla con el representante directo de la AMPA en el Consejo Escolar, con las tutoras, con el director, con el gerente de la empresa que cocina en la escuela.

También puedes sugerir a los niños un taller de cocina que organizan en el centro comunitario, o visitar a un horticultor que conocéis para que os enseñe cómo crecen las verduras. Estas experiencias que parten del conocimiento directo pueden ayudar a una mayor aceptación.

¿A qué esperamos?, el problema de la obesidad en los países desarrollados es suficientemente importante para plantearnos la necesidad de una alimentación saludable y equilibrada, esta incluye las frutas. Y no descuidemos tampoco el ejercicio físico.

Imágenes | USDAgov, North Charleston Fuente | FAROS En Peques y Más | Nuestros trucos para presentar las frutas y verduras de forma más atractiva

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir