Piggybackr es una plataforma de crowdfunding para estudiantes desde el preescolar hasta la universidad

Piggybackr es una plataforma de crowdfunding para estudiantes desde el preescolar hasta la universidad
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En Peques y Más ya hemos hablado de plataformas de crowfunding (financiación a través de muchos donantes o compradores potenciales de la obra) como Kickstarter cuando presentamos el espectacular proyecto LightUp (y que ha conseguido la financiación demandada). En España también tenemos iniciativas como Lánzanos entre cuyos proyectos estaba el que buscaba conseguir, y finalmente consiguió y ya estamos esperando el cómic, financiación para el cómic de Galileo, el mensajero a las estrellas. Lo que al parecer no existía era un sitio que facilitase conseguir financiación para proyectos e ideas de los más pequeños. ¡Hasta ahora!

Y es que PiggyBackr, un proyecto nacido en San Francisco y con ámbito en los Estados Unidos, permite ayudar a los más jóvenes a conseguir financiación y también les ofrece soporte para presentar sus proyecto y así sacar adelante sus proyectos. Porque aunque los niños puedan conseguir vender limonadas o caramelos o papeletas, los nativos digitales (o como se quiera llamar a los niños que se manejan con soltura con la tecnología) disponen de capacidades y habilidades para utilizar dispositivos en Internet que pueden amplificar su ámbito de ventas y obtener mejores formas de conseguir financiación.

Entre los proyectos que ya están alcanzando financiación desde Piggybackr hay iniciativas de Deportes, Ciencia, Clubs, Robótica, servicios a la comunidad, etc. Muchos de ellos han conseguido la financiación de sobra y estoy seguro de que con otras plataformas más rudimentarias no lo hubieran conseguido.

El modelo de negocio de Piggybackr es quedarse con un porcentaje de la donación al proyecto lo que asegura su viabilidad, especialmente si se convierte en plataforma de referencia.

Los niños de menos de 13 años necesitan aprobación familiar para realizar campañas en Piggybackr. Desde la página además se pueden realizar otras tareas como enviar correos para nuevos donantes o realizar un vídeo de presentación para explicar y presentar el proyecto. Piggybackr permite que se presenten equipos de estudiantes en solitario aunque también pueden hacerlo, y probablemente sea lo más adecuado, grupos liderados por un tutor, un padre/madre o un profesor/a.

El espacio en Internet que promueve Piggybackr es básicamente un sitio seguro para los estudiantes, de cualquier edad, en el que pueden aprender, experimentar con tareas de financiación y dirigirse a grupos de personas interesadas en sus proyectos de una forma más directa que hacen otras redes sociales y desde luego más efectiva que el puerta a puerta.

Los inversores en Piggybackr creen que el proyecto tiene recorrido en Estados Unidos porque puede servir para unificar otras iniciativas existentes y muy arraigadas aunque no con la vocación de crecimiento que tiene ésta.

Felicitamos a Andrea Lo, que es la cofundadora y CEO en Piggybackr. Además están Keenahn Jung, cofundado y CTO (technología), Brittany Murlas, que es la COO (operaciones) y vicepresidenta.

Quizá en España, y como comentábamos recientemente, los países que obtienen mejores resultados académicos en el informe PISA, apuestan decididamente por la formación tecnológica. Así que este tipo de iniciativas podrían ser una buena forma de conseguir que la creatividad, la imaginación y los trabajos de interés general de los peques puedan avanzar.

Más información | Piggybackr En Peques y Más | Tecnología en Acción: las propuestas de mejora de la Educación Tecnológica

Temas
Comentarios cerrados
Inicio