Compartir
Publicidad

Pieles atópicas en verano: cuídalas siguiendo estos consejos

Pieles atópicas en verano: cuídalas siguiendo estos consejos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nos contaba la doctora Agustina Segurado que la dermatitis atópica afecta a un 8 o 10 por ciento de la población infantil, y que si bien su comienzo suele ser en los primeros meses de vida, la incidencia y prevalencia disminuyen conforme los niños crecen. Es esta una enfermedad de la piel benigna, aunque su evolución es crónica.

A estas alturas del año, ya nos estamos empezando a preocupar por proteger la piel de nuestros hijos frente a las radiaciones UV, a la vez que pretendemos aprovechar los beneficios del sol. Se sabe que a pesar de que el sol es positivo para las pieles atópicas, una exposición inadecuada es un riesgo que puede desembocar en daños a la piel de los niños: manchas, quemaduras o envejecimiento prematuro.

Dada su condición como enfermedad crónica, sería difícil que esta dermatitis tuviera una evolución positiva sólo dejando pasar el tiempo, por lo tanto será necesario el control médico y los cuidados adecuados. ¿Sabemos cómo cuidar estas pieles cuando llega el verano? La retirada de las temperaturas frías y la mejora de distintos procesos infecciosos propios del otoño e invierno (resfriados, gripes, etc), actúan de forma benévola sobre las piel e atópicas; pero a cambio llegan el sudor, la humedad, el cloro de als piscinas, y como hemos apuntado, las exposiciones prolongadas y sin control a las radiaciones.

La importancia de la higiene diaria

En verano es aún mas necesario mantener la piel atópica limpia, se evitarán así irritaciones por sudor o humedad, y sequedad por mantenerse el cloro de la piscina pegado a la epidermis. Según las circunstancias puede que sean necesarias dos duchas diarias, y puesto que hablamos de niños, perfectamente una de ellas la podemos dar sin jabón (quedarán limpios igualmente). Eso sí, ‘lo bueno si breve dos veces bueno’, así que un ratito corto lavando la piel con agua tibia es suficiente. No olvidéis utilizar de ser necesario el jabón especial recomendado por el pediatra o dermatólogo, ni tampoco hidratar bien después de cada ducha, dando tiempo a que la piel absorba la crema antes de vestir al peque.

Cuando nuestro hijo tiene dermatitis atópica, sabemos que la ropa debe ser de algodón (mejor 100 por cien, especialmente la ropa interior) porque evita los posibles daños provocados por fibras sintéticas (transpiración deficiente, irritaciones). Para lavar esta ropa buscaremos jabones no irónicos (o utilizaremos formulaciones tradicionales), y nunca utilizaremos suavizantes. Para el calzado optaremos en primer lugar por la tela, y procuraremos que tenga aberturas para que los pies estén bien aireados.

Pieles atópicas 2

¿Playa o piscina?

En caso que pasemos parte del verano remojados en agua con cloro, podemos duchar a los niños con piel atópica antes de ir (y también extenderemos cremas de barrera por las zonas afectadas), y después para quitar restos de cloro. El agua de mar por lo general tendrá más efectos beneficiosos, pero no para todos, por lo tanto nos podemos dejar guiar por nuestra experiencia conociendo la respuesta de la piel de nuestros hijos.

Esto sí, además de tener en cuenta las horas a evitar para tomar el sol, seamos precavidos y busquemos cremas de protección solar con factor solar elevado y sin perfumes, parabenos, conservantes o perfumes. De lo contrario nos exponemos a reacciones fototóxicas. En este enlace, y en este otro, encontraréis las principales recomendaciones para utilizar correctamente la protección frente al sol.

Después del baño, o de la ducha, y antes de la hidratación, es conveniente secar suavemente para evitar dañar la capa grasa de la piel.

Todas estas recomendaciones acompañarán al tratamiento (si es que lo hay) prescrito por el médico

Me queda comentar que dentro de casa, es preferible seguir los consejos para mantenerla fresca, antes que utilizar aire acondicionado, que en cualquier caso, resecará la piel. Como veis cuidar una piel atópica en verano no es complicado, siempre que no descuidemos la rutina.

Imágenes | Ryan Hyde, jenny downing En Peques y Más | Dermatitis atópica: definición, causas, síntomas y tratamiento

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio