Compartir
Publicidad
Publicidad

No quiere ir al colegio

No quiere ir al colegio
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Algunos niños no quieren ir al colegio y los motivos pueden ser varios, pero el principal es que no quieren separarse de sus papás, saben que con ellos están seguros y reciben toda clase de atenciones. No son los únicos que padecen, nosotros también nos quedamos con el corazón en un puño si vemos que tiene que quedarse en la escuela con llantos y pidiéndonos venir con nosotros. Pudiera parecer que somos crueles con ellos, pero en la mayoría de ocasiones, una vez que han cruzado el umbral de la clase y se reúne con sus compañeros para realizar juegos y actividades, se le olvida de su miedo irracional.

Para estos niños se hace más dura la asistencia a la escuela o guardería tras un fin de semana, las vacaciones, si ha estado enfermito varios días o tras un acontecimiento especial en la familia, como la muerte de un familiar, una mudanza y cambio de escuela…

En ocasiones buscan excusas, en el caso de una amiga, su niña siempre le pide hacer caca cuando ya le ha puesto hasta la chaqueta, o fingen tener dolor de barriga, de garganta, etc., momentos antes de ir al colegio. Síntomas que desaparecen si se les permite quedarse en casa, pero que vuelven a aparecer a la mañana siguiente. Como padres, debemos comprender, que muy a nuestro pesar, es necesario que nuestro hijo asista a la escuela, de lo contrario podría desarrollar problemas sociales o escolares. Claro, que hay días en los que si mamá o papá están en casa y todavía va a la guardería, puede quedarse, pero hay que aprovecharlo para que siga realizando actividades y no tomarlo como costumbre.

Los especialistas dan consejos que pueden ser útiles, por ejemplo, no prolongar la despedida, un besito y un hasta luego es suficiente, también puede ir acompañado algún día de otra persona, de los abuelos por ejemplo. No nos debemos mostrar preocupados, que el niño vea que estamos tranquilos y no aprovechar para desaparecer en un momento de despiste de nuestro hijo, esto le desconcertaría. Ser siempre puntual a la hora de recogerlo colegio le hará sentirse más seguro.

Si notas que su miedo a ir al colegio es pasajero, no te preocupes mucho, pasará con el tiempo, pero si lo que el niño tiene es verdadero temor, no dudes en consultar con el especialista, puede estar escondiendo un problema que si no se soluciona lo arrastrará consigo.

Más información | Guía infantil Más información | Mundopadres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos