Compartir
Publicidad

Niños secuestradores

Niños secuestradores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Qué ha podido pasar para que se pueda dar una situación como la que vamos a relatar a continuación, dos niñas del estado de Oklahoma (EE.UU), hermanas y con 10 y 12 años de edad, secuestraron a un bebé durante algunas horas.

Las niñas entraron a una casa y se llevaron al bebé dejando una nota firmada en la que pedían un rescate, la nota decía así “dejad aquí 200.000 dólares y os devolveremos a vuestro hijo sano y salvo. Firmado. Los secuestradores”. La historia tuvo un desenlace feliz gracias a que la madre de las secuestradoras descubrió al bebé en su casa.

Al parecer, al verse las niñas descubiertas por la mamá, aseguraban que habían encontrado al bebé en la calle, por fortuna la madre entendió que no era así, ya que diferentes objetos del bebé también se encontraban con él, carrito, juguetes, pañales, etc. La foto corresponde a Brandon Wells, el pequeño secuestrado. ¿Se ha de tachar de criminales infantiles a las niñas?, ¿realmente eran conscientes de sus actos?. Hoy en día los niños se encuentran influidos por las películas, los videojuegos, viven la violencia día a día, comen y cenan frente al televisor y en muchas ocasiones en el momento que emiten las noticias que, por desgracia, son casi todas negativas. Los niños no nacen siendo malos, todo depende de la educación, de la vida que les toca vivir, del entorno que les rodea… esta situación es el resultado de actos inconscientes, sin conocimiento de causa ni de efecto.

Tachar de delincuentes a una niña de 10 años y a otra de 12 no es algo habitual y mucho menos ético. De todos modos, este hecho podría haber tenido un trágico desenlace, ya hemos conocido en alguna otra ocasión situaciones protagonizadas por niños que no caben en la cabeza de los mayores.

Replantearse en qué mundo están creciendo nuestros hijos es algo que debería hacer la sociedad, existe una clara ausencia de códigos éticos y morales que preserven a los niños, que eviten que perciban la violencia como un modo natural de actuar.

En la educación y el respeto se encuentra el camino que evite la proliferación de casos como este.

Vía | Antena 3 Más información | Guardian

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos