Compartir
Publicidad

Niños activos físicamente = niños más relajados

Niños activos físicamente = niños más relajados
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los padres sabemos intuitivamente que el ejercicio físico es muy positivo para la salud y el desarrollo de los niños. Pero si comparamos las posibilidades de ‘moverse’ de nuestros hijos, comprobaremos que son menores que aquellas de que disfrutamos nosotros, nuestros padres y nuestros abuelos.

Antes los niños tenían más libertad para jugar en la calle y hoy dependen de nosotros para que les llevemos al parque, antes jugaban a subir a los árboles y trepar laderas, hoy están sentados haciendo deberes, viendo la televisión o jugando a video juegos.

No deberíamos necesitar consejos ni estudios, pero los buscamos porque nos sentimos inseguros, y por eso hoy os quiero hablar del hallazgo de unos investigadores finlandeses que han descubierto cómo los niños que se mantienen físicamente activos son más propensos a afrontar el estrés con éxito. Russell Pate R. es profesor de Ciencias del Ejercicio en la Universidad de Carolina del Sur. Ha trabajado en estudios nacionales sobre niveles de condición física en estudiantes. Para él no es una sorpresa que los niños más físicamente activos, puedan estar más relajados, pero vamos a conocer un poco más la investigación finlandesa.

Los profesionales estudiaron a 258 niños de ocho años de edad, a los que colocaron acelerómetros en sus muñecas durante los días que duró el registro. Para medir los niveles de cortisol pidieron la colaboración de los padres quienes recogían muestras de saliva.

Como sabréis, el cortisol es una hormona inducida por el estrés físico o mental, una de sus funciones es incrementar el nivel de azúcar en la sangre

Cuando los investigadores repasaron las anotaciones, vieron que los niveles de cortisol entre los niños que habían estado más activos, y los que realizaron menos actividad física eran inapreciables. Sin embargo también se les pidió a los niños que cumplimentaran una prueba estándar de estrés psicosocial, se dieron cuenta de que los pequeños más activos mostraban unos niveles de cortisol estables (no había aumentado).

Las respuestas fisiológicas al estrés son un mecanismo de adaptación

Estos resultados indican una respuesta fisiológica al estrés más positiva en los niños con más actividad, según los investigadores que han publicado su estudio en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Esta investigación ha sido comentada por profesionales de otros países. Por ejemplo el profesor universitario de pediatría Michael F. Bergeron (Dakota del Sur), advierte que hay niños que poseen niveles crónicos de cortisol (sin que en ello influya el ejercicio), y por lo tanto son más propensos al estrés. Y también señala que las respuestas del cuerpo al estrés no son necesariamente malas, sino un mecanismo de adaptación.

En mi opinión, nuestra experiencia como padres nos puede dar las pistas sobre las actividades que más (o menos) predisponen a nuestros hijos al estrés. Y esto al margen de que el este no tiene por que cumplir una función negativa, siempre (claro está) que uno no viva constantemente estresado.

Por ejemplo observemos a los niños después de correr por la playa y tras salir de un salón de recreativos familiares; cuando llegan de pasar la tarde en la calle, y después de haber estado dos horas viendo la tele. El cuerpo y las reacciones de mis hijos son los mejores indicadores de que dispongo…

El estrés en determinados momentos no tiene por qué ser negativo, pero los niños se sienten mejor si no se someten a situaciones estresantes artificiales

Si ya sabíamos que la actividad física combate la obesidad, y aumenta el rendimiento cognitivo, si conocíamos cómo beneficia a los niños asmáticos y alérgicos el ejercicio, hoy tenemos una nueva razón para animar a los niños a moverse, y para permitirles que disfruten de estas experiencias que tanto bien les hacen.

Y por último, sé que me repito, pero creo que la clave está en la actitud de la familia, porque cuando los padres fomentamos el ejercicio, los niños tienen menos tendencia al sedentarismo cuando crecen. A pesar de los esfuerzos loables de las autoridades sanitarias y educativas por promover estas prácticas en las escuelas, pienso que la carta más importante la tenemos en nuestras manos.

Imagen | chucka_nc Vía | New York Times En Peques y Más | Por qué los niños tienen que acercarse al deporte, Los niños que practican deporte de forma recreativa no necesitan bebidas deportivas ni energizantes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio