Publicidad

Nada Al - Ahdal: la niña que quiere escapar de un matrimonio forzado y seguir viviendo su infancia

Nada Al - Ahdal: la niña que quiere escapar de un matrimonio forzado y seguir viviendo su infancia
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE
Nada y su tío

Solo tiene 11 años, pero sus padres la han comprometido para que se case (en contra de su voluntad) con un hombre mayor que ella. Nada Al – Ahdal es yemení y vive desde los dos años con su tío en Sanaa (la capital de Yemen).

Ya hemos visto en Peques y Más, que concertar el matrimonio de las niñas (muchas no alcanzan los 10 años), es una práctica habitual en algunas comunidades musulmanas e hindúes; aunque usualmente prima un criterio económico puesto que el hombre que desea casarse con una niña ofrece dinero a sus padres.

La protagonista de nuestra historia fue requerida recientemente para que se trasladara (después de nueve años) junto a sus padres y hermanos. El ambiente en el que vive su familia de origen - según ella incluso los niños toman drogas - es muy diferente a la ciudad que le ha posibilitado estudiar.

Sin embargo, la sorpresa fue mayúscula cuando su madre le anunció que había arreglado su matrimonio. A pesar de las amenazas, Nada escapó e intentó regresar junto a su tío.

Contando con la ayuda de su mánager, ya que al parecer la niña además de estudiar es cantante en un grupo, pudo esconderse y a día de hoy está de nuevo con su familiar, quien ha sido acusado de secuestro.

El miedo no es suficiente para pararla ahora, y espera poder seguir viviendo su infancia. Esta noticia está difundiéndose poco a poco por los medios de comunicación (Australia es uno de los países en los que más eco tiene). Así que esperemos que todo este revuelo sirva para algo.

En el vídeo vemos a una niña que tiene las cosas claras, y declara que ella no está en venta. Afirma que preferiría morir antes que casarse, y que es un problema que afecta a muchos menores, algunos de los cuales optan por el suicidio

Esta noticia me resulta violenta e incómoda, violenta porque biológica y psicológicamente la niñez es igual para todos los menores del planeta, independientemente de su cultura, y por lo tanto obligarles a casarse es interferir en su desarrollo y obviar sus necesidades y voluntades.

Incómoda porque desconozco los motivos por los que la pequeña fue adoptada por su tío (aunque sabiendo el futuro que le esperaba no sé si alegrarme de que no haya vivido con sus padres), y también debido a la incertidumbre de su presente y su futuro. Por otra parte, con esa edad quizás tampoco debería estar dedicándose al espectáculo, sino más bien a jugar, tener amigos y aprender, pero la solución de casarse con un adulto es mucho peor, desde luego.

Nada Al – Ahdal ha sido muy valiente escapándose de un matrimonio forzado, y yo me pregunto si ahora estará bien cuidada. El mundo occidental vive muy ajeno a estas prácticas, aunque tras conocerse el caso de Nujood – también yemení - (quien con 10 años fue obligada a casarse, y después consiguió el divorcio), muchos vamos despertando de la indiferencia.

Vía | Mama Mía Más información | National Yemen En Peques y Más | En Iran se pretende legalizar el matrimonio de niñas menores de 10 años, El Registro Infantil es el camino para que los niños y niñas del mundo puedan ser reconocidos como ciudadanos de pleno derecho

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios