Compartir
Publicidad

Miguel Illescas: "antes los niños teníamos que buscar la información mientras que ahora tienen que aprender a filtrarla"

Miguel Illescas: "antes los niños teníamos que buscar la información mientras que ahora tienen que aprender a filtrarla"
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Miguel Illescas nació en Barcelona en 1965. Con un aprendizaje del ajedrez muy autodidacta alcanzó en 1986 el título de Maestro Internacional y en 1988 el de Gran Maestro Internacional. Además ha sido campeón de España en ocho ocasiones: 1995, 1998, 1999, 2001, 2004, 2005 , 2007 y 2010. En 1992 fue el primer español en alcanzar los 2.600 puntos ELO. En 1997 fue contratado por IBM para ayudar a cambiar la forma en la que las máquinas jugaban al ajedrez y con Deep Blue derrotaron a Gari Kaspárov, el campeón vigente. Además Illescas ha sido entrenador analista del Gran Maestro Vladímir Krámnik desde 1999 hasta 2006 y formó parte del equipo que llevó al triunfo Krámnik en el mundial de Elista, en 2006, ante Topalov. También lidera la escuela Edami de ajedrez en Barcelona y se está animando con la escritura de libros que le permiten divulgar sus experiencias de enorme éxito. Tiene publicado Jaque Mate en el que se pueden encontrar valiosas lecciones sobre cómo realizar una gestión empresarial orientada a conseguir resultados. Es un placer traer a Miguel Illescas a Peques y Más y recomiendo la lectura de su entrevista en El Mundo que fue la que me animó a contactar con Miguel y a hablar con él sobre ajedrez y sus aplicaciones en la educación aunque la entrevista nos permitió hablar de muchas más cosas.

Cuál es la situación del ajedrez en España

El ajedrez tiene muchas vertientes en España. El momento del ajedrez en el aspecto educacional o social está muy desarrollado. El ajedrez tiene mucho protagonismo en el tratamiento del TDAH, en la implantación en los colegios, en la reinserción de presos y en otras muchas actividades.

Sin embargo en el aspecto deportivo tiene un momento malo. No hay prácticamente patrocinadores, no hay jugadores destacados porque es muy difícil hacerlo compatibilizándolo con otras actividades. En España tenemos a David Antón, se le puede leer una entrevista en 20minutos, que con 18 años, va a empezar a estudiar matemáticas y va a tener muchas dificultades para poder compatibilizar los estudios, de una carrera con altas exigencias, con el ajedrez.

Sí se puede decir que el ajedrez es muy bueno para un jugador amateur porque hay muchos torneos en los que puede jugar, darse a conocer y progresar.

Los grandes jugadores en España compiten con países como Ucrania que tienen sueldos medios de 300 y 400 euros. Si un jugador de ese país hace una gira mundial puede vivir en su país durante muchos meses. En España los ingresos que tiene un torneo sí son válidos para jugadores de otros países aunque claramente insuficientes en España. En los años 80 había tres o cuatro grandes maestros accediendo a premios razonables, después de la caída del muro y hasta el momento actual, el número de grandes maestros que se presentan a los torneos no baja de cuarenta así que hay más de 35 que no pueden acceder a los premios.

De todas formas, los patrocinadores están apareciendo, aunque no hay constancia de que el ajedrez y el retorno de la inversión por patrocinios se pueda conseguir. Y también destaca la aparición de mecenas, que quieren asociar su imagen y sus proyectos al ajedrez.

En todo caso para el top 20 mundial la situación del ajedrez está muy bien porque hay muchos torneos en marcha y la agenda prácticamente llena como me comenta Krámnik.

Qué capacidades y habilidades no desarrolla el ajedrez

El ajedrez tiene tres componentes, el científico, el artístico y el competitivo. El ajedrez es arte, ciencia y juego o deporte. Además es individual y por eso los padres buscan que los hijos realicen actividades en las que también se juegue en equipo porque se aprenden otros valores como la solidaridad, el ayudar a los demás. El ajedrez se complementa estupendamente con el fútbol, con el teatro, con la música, con la pintura de un cuadro donde las cosas no están bien o mal como en el ajedrez.

El ajedrez es individual y hay que complementarlo con otras actividades en las que se juegue en equipo

El ajedrez es un juego agresivo y cruel en el que se gana y se pierde y ese componente hay que limarlo especialmente a cortas edades. El reto es quitarle la obsesión de ganar o perder dando más importancia a jugar y aprender. Además el ajedrez es introvertido, no se aprende a relacionarse con los demás aunque desarrolla la capacidad de interpretar lo que el rival quiere y se aprende mucho a escuchar. Y es que si no escuchas al rival vas a jugar mal porque cada jugada que realiza el oponente marca el desarrollo de la partida. También desarrolla una empatía aunque no permite ponerla en práctica como puede hacer la práctica de una conversación o de un diálogo con otros niños/niñas.

En el caso de los videojuegos o las videoconsolas se puede decir que la rutina del juego se aprende en los primeros quince o veinte minutos de practicarlo y que luego se repite la estructura una y otra vez. Por ejemplo, en los Angry Birds se puede aprender el funcionamiento de cómo lanzar los pájaros aprovechando los ángulos y relacionando la lógica y el espacio aunque más allá de jugar un par de días se podría considerar como vicio porque no aporta absolutamente nada.

En el ajedrez las herramientas son muy ricas, por ejemplo, los movimientos de los jugadores, la geometría de las piezas y la disciplina del juego hacen que exista desde hace 2.000 años y que nunca te canses de jugar.

Cuál es la edad recomendada en los niños para acercarse al ajedrez

En Edami trabajamos a partir de los seis años que es cuando los niños pueden aprender a realizar los movimientos del ajedrez y a comprender el valor de las piezas. En el caso de los niños más pequeños, quizá la experiencia más representativa es la de Adriana Salazar en Colombia que trabaja con éxito la iniciativa de Ajedrez en el aula utilizando el ajedrez de forma transversal con canciones, bailes, teatro, etc.

Para sacar a un chico que juegue bien hay que empezar pronto, típicamente los seis años, para desarrollar su talento.

Miguel Illescas

Cuál es la experiencia de la escuela de ajedrez Miguel Illescas (EDAMI)

En Edami llevamos el ajedrez a las escuelas desde 1999 aunque con el objetivo de aprovechar el ajedrez de una forma pedagógica y para enseñar técnicas y herramientas a los niños de infantil y primaria. No aplicamos un modelo, tipo Carlsen, para formar a grandes campeones y el objetivo es que aprendan y se lo pasen bien con una hora o dos horas a la semana. Más tiempo no es necesario porque no va a producir ningún efecto beneficioso adicional. El ajedrez es un poco como todo y dedicarle más tiempo no genera ningún efecto positivo mientras no tengas ninguna cualidad destacada.

El ajedrez enseña a resolver problemas, a enfrentarse a ellos y ayuda a gestionar el estrés

En el caso de Magnus Carlsen, el padre enseña al hijo a jugar con cuatro o cinco años. Sin embargo el niño no muestra especial interés aunque cuando ve cómo su hermana empieza a progresar Carlsen decide recuperar la ilusión y se anima a intentar vencerla con mucha libertad por parte de sus padres. Además como el padre observa que tiene capacidad y destaca en otras cualidades, por ejemplo la memoria, decide apuntarlo a partir de los ocho o nueve años a un club de ajedrez.

En cuanto a casos de éxito, la UNESCO recomienda aplicar el ajedrez en las escuelas desde los años 80. Hay muchos estudios, como el de 2012, liderado por Ramón Aciego, Lorena García (psicóloga) y Moisés Betancort en el que se documentan los beneficios del ajedrez para enriquecer las capacidades intelectuales y socioemocionales de los niños en el informe (The Benefits of Chess for the Intellectual and Social-Emotional Enrichment in Schoolchildren (pdf)). También los alemanes están eliminando una hora de matemáticas sustituyéndola por una hora de ajedrez mejorando el rendimiento escolar. Y es que la aritmética se puede aprender mediante la práctica del ajedrez.

El ajedrez enseña a resolver problemas, a enfrentarse a ellos y a gestionar el estrés de cómo hacerlo. Se puede considerar que sus beneficios son grandes y son aplicables en otras actividades. El ajedrez enseña a luchar, a entregarse a esforzarse. Son valores muy interesantes los que potencia el ajedrez.

Cuáles son las habilidades profesionales que se demandarán en el futuro y cómo puede ayudar el ajedrez a conseguirlas

En la entrevista de el diario El Mundo se hablaba de cómo Carlsen tiene una forma de aprender favorecida por la generalización del uso de la tecnología y que él ha aplicado perfectamente en el aprendizaje del ajedrez.

Las personas de mi generación nos quedamos a mitad de camino de la situación actual. Y es que cuando aparece Internet ya estoy formado como jugador y el uso que puedo hacer de la tecnología lo tengo que aprender después. Cuando era pequeño tenía que buscar la información mientras que los niños actuales tienen que aprender a filtrar la información.

Por eso es preocupante que en el sistema educativo actual se impartan asignaturas como informática y de la forma que se imparten. La asignatura de Informática es obsoleta y para lo que tiene que servir la informática es para ser transveral en la educación. Es como si nos tuvieran que decir que tenemos que aprender a andar o a pensar, es absurdo. Además hay que incorporar herramientas nuevas, no se si aprender a programar podría ser una de ellas, y fomentar que los escolares se conviertan en usuarios avanzados de la tecnología. En mi época estudiaba Latín en el bachillerato y aunque parece que no sirve de nada realmente el Latín enseñaba lógica que se puede aplicar en muchas otras situaciones.

Hay que motivar a los niños para que no se cansen de aprender

Además hay que buscar la motivación entre los niños porque actualmente tienen dificultades para encontrar estímulos para lanzarse al aprendizaje. Por ejemplo, la tecnología te permite que dándole al botón de reproducir puedas escuchar un cuento y así es difícil motivarles a aprender a leer. Cuando yo era pequeño mi estímulo para aprender a leer es que quería saber qué ponía en los cuentos.

En la educación la realidad va muy por delante de los que regulan y planifican y eso tiene que cambiar y adaptarse. Muchos profesores y padres están aprovechándose de los medios que tenemos a nuestra disposición para impulsar el aprendizaje de sus alumnos e hijos aunque de una forma muy impulsiva. El sistema educativo, especialmente el occidental, se tiene que adaptar a las nuevas situaciones y fomentar un uso generalizado de la tecnología en el aprendizaje. Por ejemplo, aprender Historia cuando tienes la información al alcance de un click no parece ser necesario, sin embargo si será muy importante desarrollar habilidades para interpretar la Historia, conocer las relaciones causa-efecto. Es tarea de los que saben mucho más que yo desarrollar los mejores programas educativos.

El uso y las aplicaciones de las máquinas y de la tecnología está avanzando a buen ritmo y prueba de ello es cómo se aplican en, por ejemplo, la atención y comercialización de productos vía telefónica. En el artículo de Microsiervos, «Si no eres un robot, simplemente di: No soy un robot», se muestra cómo las máquinas se están utilizando aunque todavía con muchas limitaciones. En este caso la operadora virtual se vuelve loca intentando responder a la pregunta del cliente.

Se puede decir que Carlsen es mitad hombre y mitad máquina y probablemente en unos años tengamos muchas tareas que realicemos de forma rutinaria. En ajedrez se nota mucho cuáles son los jugadores capaces de aprender a gestionar y manejar la información y aprovechan el uso de la tecnología para extraer ventajas competitivas.

EDAMI

Qué aplicaciones prácticas tiene el ajedrez en la empresa

Con mi equipo de colaboradores tenemos montado el sitio Ajedrez y Empresa para aprovechar el conocimiento del Ajedrez orientado al entorno profesional y no solo académico como hemos comentado al principio.

El ajedrez es una toma de decisiones y es estrategia en estado puro

El ajedrez es una toma de decisiones y es estrategia en estado puro. Esto son habilidades que se valoran mucho en el entorno empresarial. Por ejemplo, para un directivo puede ser muy interesante saber cómo preparó Kasparov un campeonato del mundo o para un grupo de recursos humanos cómo Krámnik gestionaba el equipo durante la preparación de su triunfo final.

En el libro Jaque Mate, del que me han dicho que con pequeñas pinceladas se podría convertir en un libro de autoayuda, se explica cómo utilizar las herramientas y cómo desarrollar técnicas que faciliten que las personas puedan aprender a ser metódicas, a desarrollar su talento, a sacar lo mejor de sí mismos y así obtener mejores resultados.

Algunos empresarios comentan que "la vida es como una competición" en la que tenemos situaciones de gana-pierde y en el que hay que saber gestionar teniendo las mejores herramientas. El ajedrez aporta esas herramientas y técnicas muy valiosas para manejarse con éxito.

Jaque mate

Cómo podemos los padres ayudar a conocer y practicar el ajedrez con nuestros hijos

Los padres tenemos que ser muy estrictos y tenemos que darle mucha importancia a la educación. El reto es hacerle entender que lo interesante es aprender y hacer cosas nuevas, que no hay que desanimarse y que una vez que se domina una herramienta hay que perder el interés y buscar otro nuevo reto. Cuando entreno a jugadores fuertes muchos quieren entrenar lo que hacen bien cuando lo que hay que hacer y entrenar es mejorar lo que se hace mal aunque no nos guste.

Cuando los niños dominan una herramienta hay que hacerles perder el interés por ella

A todos los niños les gusta ser los mejores porque su autoestima crece. Por ejemplo, en el caso de los videojuegos una vez aprendida la rutina, no es necesario mejorar o progresar más aunque el reclamo del éxito, el récord de la puntuación por ejemplo, les anima a seguir jugando. Y sin embargo no aporta mucho y ni siquiera dejar jugar los niños una horita o media horita al día, como dicen los padres, me parece una buena práctica. Es importante conocer qué tipo de juego es, qué valores aporta, qué inteligencia desarrolla, etc. y por eso los padres tenemos que dedicar tiempo al juego con el niño y conocer cómo impacta en su desarrollo.

Si los padres no tenemos tiempo para educar a los hijos realmente tendremos un problema cuando sean mayores y tendremos pocos argumentos para quejarnos.

Y no podemos delegar, por ejemplo en el colegio, porque en la escuela el peque se puede pasar ocho horas la día aunque en una clase de veinte niños la atención que le dedica el profesor a cada uno de ellos no supera los veinte minutos. Es necesario darse cuenta de la responsabilidad de los padres en la educación.

Cómo podemos conseguir que los profesores se impliquen más en la enseñanza y apliquen los métodos

La sociedad tiene que presionar a los poderes públicos para que la educación reciba la atención y la importancia que merece. Las personas que toman las decisiones tienen que concienciarse porque aunque vayan más despacio y por detrás en el tiempo al final llegan. En España la educación está muy politizada y debería darles vergüenza a los políticos que son incapaces de ponerse de acuerdo. No se le da la suficiente importancia y los padres tenemos también que hacerlo. Es importante que seamos conscientes y no frivolicemos y que aportemos propuestas constructivas.

En Edami ponemos el ajedrez a disposición de las escuelas que muchos colegios recogen y aplican. Las directivas de la UNESCO, del Senado español, de la Unión Europea se van trasponiendo y muchos colegios lo aplican en el proceso educativo. Hay mucha iniciativa dispersa y debería ser más global. Por ejemplo, en Cataluña se lanza un proyecto para que el ajedrez esté en más de 100 colegios aunque la dotación presupuestaria es cero. El riesgo de iniciativas así es que los profesores no van a tener la cualificación técnica necesaria y los resultados no serán los más adecuados.

Qué películas de cine con temática de ajedrez recomiendas

El Juego de Ender, en cartelera actualmente, muestra cómo los niños juegan y desarrollan la estrategia para dirigir la guerra interestelar. Un libro escrito en los años 80 que describe Internet o las redes sociales que en la actualidad son una realidad. Searching for Bobby Fischer enseña de forma muy honesta lo que significa el ajedrez en la escuela.

En otro plano, no educativo, la Diagonal del loco, con el combate entre Korchnoi y Karpov. Hay una película sobre Capablanca disponible en YouTube. Además La partida de ajedrez basada en la novela de Stephan Zweig, un relato fabuloso. Además hay películas, como una reciente del cine español, que cae en los tópicos del ajedrez y no son muy recomendables. Y luego hay cosas horribles como Jaque al asesino de Christopher Lambert que era campeón de ajedrez ligando siendo totalmente diferente de lo que sucede en la realidad.

Cómo fue la experiencia de trabajo en la programación de Deep Blue en el enfrentamiento contra Kasparov

La primera vez que jugué con Deep Blue, desarrollada por IBM, les dije a los científicos que no podían conseguir absolutamente nada, que no podían ganar porque aunque la máquina jugaba bastante bien los científicos que la habían desarrollado no tenían mala leche. Así que les comenté que Kasparov les iba a devorar. Me hicieron caso y empezamos a colaborar introduciendo en la máquina elementos de orden práctico para jugar al ajedrez de una forma diferente y con el objetivo, además, de ganar, lo que sorprendió totalmente a Kasparov que salió derrotado en 1997.

El trabajo con Deep Blue era practicar aperturas, enseñar a la máquina a entender y conseguir llevar el pensamiento humano a ceros y unos, que al final es lo que utiliza la máquina. Uno de los líderes del proyecto era Murray Campbell que además de ingeniero era ajedrecista de buen nivel. Con Murray, por ejemplo, desarrollamos estrategias para identificar y valorar el impacto en el juego de tener casillas débiles. De esa forma podíamos hacer que la máquina entendiera que el ajedrez era mucho más que una sucesión de jugadas y de valoración de piezas. Estas prácticas ya las incorporan las máquinas que juegan al ajedrez y las hace temibles para enfrentarse a ellas.

Cuando Kasparov se enfrentó a esta forma de jugar se sorprendió mucho y valoró algunas jugadas de Deep Blue, especialmente la jugada del alfil porque que parecía realizada por un humano.

El proyecto para IBM era un proyecto científico y muchos de los logros que se alcanzaron han tenido aplicación posterior como por ejemplo, reconocimiento y etiquetado de vídeo, también en la optimización de túneles de viento, el diseño de fármacos, el procesamiento paralelo y muchos más. Aquel proyecto murió de éxito y se cerró cuando Kasparov decidió no volver a enfrentarse a Deep Blue, así que ¡nos echaron a todos! aunque los profesionales de IBM, como Murray Campbell, siguieron en la empresa desarrollando proyectos de gran interés.

Se puede leer mucha información sobre la experiencia con Deep Blue en el libro de Jaque Mate.

Termino agradeciendo a Miguel Illescas todo el tiempo dedicado, casi una hora de entrevista en Skype, en la que hablamos de ajedrez y de su aplicación en la educación, en la escuela y de cómo ayuda a la gestión empresarial. Además nos ha permitido conocer cuál ha sido la experiencia de éxito de Miguel participando de forma muy activa en muchos de los momentos más importantes de la historia del ajedrez, que deseo y espero que continúen en el futuro.

Más información | Edami Más información | Ajedrez y Empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio