Compartir
Publicidad
Publicidad

Mi bebé: los preliminares del gateo

Mi bebé: los preliminares del gateo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Mi hija, la más pequeña es de libro. Ha hecho cada cosa a la edad que los libros sobre bebés dicen que ocurrirán.

Por eso, a punto de cumplir los seis meses (¡ya!), ella ha comenzado a practicar esto de andar a gatas.

Es cierto, suele suceder, que aunque parezca que comenzarán a gatear en cualquier momento, realmente no lo hacen hasta que no son capaces de sentarse solitos, cosa que mi pequeña todavía no domina del todo bien.

De todas formas, sea cuando sea que efectivamente logre desplazarse solita a cuatro patas ya ha comenzado a hacer sus primeros pinitos.

Cuando está tumbada boca abajo jugando en su mantita de actividades levanta la parte superior de su cuerpo sostenida por los dos brazos, tira de las rodillas hacia arriba, empuja con los pies y levanta el trasero.

A pesar de hacer todo ese gran esfuerzo casi no consigue moverse. Bueno, algo sí. A veces la dejo en su cuna y aparece con la cabeza pegada a la cabecera porque ha logrado desplazarse.

Lo que sí hace es una especie de balanceo que poco a poco parece que no pero avanzan. Por eso, he pensado que tengo que empezar a tomar las medidas de seguridad necesarias porque ya no es un bebé que donde lo dejes se queda.

Cosas como no dejarla cerca de una escalera, ni demasiado al borde de la cama ni del sofá, además de tener mucho cuidado con lo que coge porque tiene unas manitas muy veloces.

Otro de los indicios de que ya consigue dominar algo su cuerpo es que aún no rueda completamente sobre sí misma, pero muchas veces la dejo sentada y aparece tumbada boca abajo porque ha querido coger algo del suelo.

También puede ya girar hacia un lado y hacia el otro, casi siempre jugando con sus pies, pero aún no da la vuelta completa.

Estos son los pequeños grandes logros de mi bebita a punto de cumplir su medio año de vida.

De todas formas, si tu bebé tiene la misma edad y no es “de libro”, o sea que todavía no ha empezado a practicar los preliminares del gateo, no te preocupes. Cada bebé tiene su propio ritmo, puede que cuando lo haga domine tan bien la técnica que comience a gatear inmediatamente.

En Bebés y más | Reptar, un paso anterior al gateo En Bebés y más | Estimular el gateo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos