Publicidad

'Los padres somos reticentes a exponer los problemas de los hijos cuando crecen'. María nos presenta #hayvidadespuesdelos6

'Los padres somos reticentes a exponer los problemas de los hijos cuando crecen'. María nos presenta #hayvidadespuesdelos6
Sin comentarios

Cuando andamos por twitter, una cosa lleva a la otra, y cada uno de nosotros recorre esta red social en función de sus intereses; esa debió de ser la razón principal de que me topara con #hayvidadespuesdelos6.

La iniciativa (que más abajo descubriréis en todo su esplendor) me pareció de lo más atractiva, porque estamos muy acostumbrados a blogs de información y experiencias con niños que son poco más que bebés. Pero nuestros hijos crecen, como bien sabéis, sus necesidades cambian, y nuestro papel en su vida se adapta, esto unido a que desde los seis hasta el final de la infancia pasan bastantes años; debe necesariamente verse reflejado en la blogosfera.

Debe y así es en la práctica, y las madres / padres que están detrás de cada uno de esos blogs, de esos perfiles en redes sociales, se conocen entre sí, y comparten dudas, experiencias… Hoy vais a conocer a algunos de ellos, y también a María (Merak Luna es su ‘alter ego’), que un día decidió impulsar la participación conjunta en temas de interés para todos.

Ella es licenciada en Periodismo y madre, nos cuenta que trabaja en un periódico desde hace 15 años, y que se asomó a Twitter allá por octubre del año pasado, aterrizando de pleno en el Club de las Malas Madres, y descubriendo un mundo tan desconocido como apasionante. Fue cuestión de (poco) tiempo que rescatara una cuenta olvidada en esa red social, y que naciera su personalidad 2.0 con la que ya se siente muy identificada. Después llegó el blog (a ella como a mí le gusta ‘extenderse’ escribiendo y 140 caracteres dan para poco): “Ciclogénesis Implosiva”, y seguro que muchas buenas experiencias. Hoy la entrevistamos para vosotros…

Peques y más.- ¿Nos puedes contar qué es #hayvidadespuesdelos6?

María Fernández.- Es una iniciativa destinada a hacer un poco más visible la crianza más allá de los seis años. La idea es proponer mensualmente un tema en torno a la realidad diaria de los niños en edad escolar e, incluso, adolescente y que cada tercer lunes de mes, los blogs que estén interesados en participar publiquen artículos relacionados con esa propuesta. El objetivo es, al menos una vez al mes, “obligarnos” a convertir a los niños más mayores en los protagonistas.

Los padres somos más reticentes a exponer públicamente los problemas de nuestros hijos de mayor edad

PyM.- ¿Cómo surgió la idea para empezar el proyecto?

M.F.- Surgió por casualidad, a partir de un artículo que escribí respecto a todas las dudas que se me planteaban ahora que mi hija ronda los ocho años y, sobre todo, mi desconocimiento acerca de blogs y páginas de referencia que me ayudasen en esta etapa. Fue uno de mis post más leídos - lo cual tampoco es decir gran cosa - pero, sobre todo, fue de los más comentados y de los que más juego me dio en las redes sociales.

Ahí me di cuenta de que yo no era la única que tenía esas preocupaciones y que realmente en la blogosfera maternal/paternal en la que me movía había muchas madres que estaban deseando compartir sus experiencias con el resto. Y muchas veces se trata de eso, no de que alguien te aporte soluciones o te guíe, sino de ver que no eres la/el único que está pasando por eso, que tu hijo/a no es distinto al resto.

PyM.- Intuyo que una de las motivaciones es reivindicar el espacio de familias con niños que ya no son bebés, pero siguen teniendo necesidades, y por los que seguimos preocupándonos ¿no?, ¿hay otras motivaciones? ¿Crees que en general se presta poca atención a una etapa de la vida que es muy larga?

M.F.- Yo creo que, más que falta de atención es falta de visibilidad.

Cuando nos estrenamos en la paternidad, andamos con pies de plomo, desorientados a veces, inseguros, y devoramos información a través de todos los medios a nuestro alcance para reafirmarnos en nuestra labor. A medida que los niños crecen, y aunque las preocupaciones no desaparece, en general, los padres sí que nos sentimos más confiados, con más recursos, para hacerles frente. A eso se suma que muchas de esas “plataformas” divulgativas que nos acompañaron desde el embarazo comienzan a cerrar etapas y a dejarnos “volar” solos.

Pero nada más lejos de la realidad, las dudas siguen persiguiéndonos. Así que parte de aquella generación sigue demandando información y creo que es cuestión de tiempo que comiencen a aparecer iniciativas que nos la ofrezcan. Ahora bien, para ello debemos reivindicarla abiertamente, y ahí es donde los padres somos más reticentes a exponer públicamente los problemas de nuestros hijos de mayor edad.

PyM.- Después de tener la idea, contactaste con mamis y papis blogueros, imagino, ¿los conocías a todos? ¿les gustó la idea?

M.F.- Yo soy tremendamente novata tanto en el mundo bloguero como en las redes sociales, así que primero consulté la viabilidad de mi idea con alguna de las amigas que he ido forjando en los últimos meses. La verdad es que les pareció idónea, pues coincidían en que existía esa carencia, un hueco que era necesario cubrir. Sin su colaboración habría sido imposible que esto tuviese un mínimo de repercusión, porque a través de sus blogs y de las redes sociales, me ayudaron a darle visibilidad al #hayvidadespuesdelos6. A partir de ahí contacté, primero, con las blogueras que habían mostrado interés en ese primer post; también con mis “amistades” tuiteras con niños en ese tramo de edad, pero intentando siempre no comprometer a nadie.

Yo creo que, en esta etapa, lo que más nos preocupa es el desarrollo emocional, la vida social de los hijos, su educación, las relaciones entre hermanos y con el resto de la familia

PyM.- Me has hablado de que es una iniciativa abierta, o sea que la expectativa es que exista cierta movilidad entre blogs que participan. ¿Cuáles fueron los participantes de la primera edición?

M.F.- Es abierta y quiero que también sea flexible y, sobre todo, que no resulte una obligación para nadie. Para empezar, puede participar quien quiera. El único requisito es que se adapte al tema propuesto pero, a partir de ahí, el enfoque que le dé es siempre muy personal y libre. Es flexible porque, aunque nos hemos propuesto publicar el tercer lunes de cada mes, la fecha es algo meramente orientativo. De hecho, algún blog que va a participar en esta segunda convocatoria, a día de hoy, ya ha publicado su entrada, - que recuperaremos ese día - y en la edición anterior he estado enlazando blogs durante toda la semana, no solo el lunes.

Es importante decir también, por una parte, que la gente que quiera participar puede hacerlo de forma ocasional y también que los post no tienen por qué ser nuevos, se pueden “recuperar” entradas que ya habían sido publicadas en el pasado y que se ajusten a la temática.

En la primera edición nos juntamos doce blogs hablando de la “Gestión de los pequeños (grandes) conflictos en el día a día”. Allí estaban: Bego, de Much more that I am, a quién la adolescencia la está acechando a través de su “bomboncito” mayor.

Cris, de Pipo, Pepe y Papás, que nos dejó un post muy tierno acerca de cómo encaramos los padres el sufrimiento de nuestros hijos. Terenya, de Con mis ojos y con mis manos, que hizo un texto de cabecera con consejos válidos para cualquier edad.

Bea, de Bea mamá de dos, verbalizando los temores paternos ante las primeras salidas. Nuria, de Con gorro y a lo loco, con un texto muy irónico acerca del choque de culturas y educación. Kat, de Mami Katabum, que introdujo ese factor esencial en la vida familiar que son las relaciones entre hermanos.

Aída, de Aidixy y sus cosas, que habló de cómo a los padres con blogs nos cuesta más hablar de los problemas cuanto más mayores son nuestros hijos. Sara, de La Sonrisa de Mini Yo, desdramatizaba las “rabietas” de su hija. Olga, de Historias de Miss Airgam, nos advertía qué esperar en la preadolescencia.

Marisa, de Madres Estresadas, aportó un post muy agudo acerca de cómo debemos verlos crecer y dejarlos partir, y Ruth, de La Mala Mamma que fue más allá reflexionando sobre si, en ocasiones, los padres “hacemos” mayores a nuestros hijos antes de tiempo.

Contar con todas ellas ha sido un placer, yo espero que repitan porque, además, la realidad familiar de cada una es tan heterogénea que aportan visiones y matices muy enriquecedores

PyM.- No se por tu experiencia como madre, pero estás en contacto con otras madres y otros padres que están al frente de blogs. Así que me atrevo a preguntarte ¿qué temas son los que más nos preocupan a partir de los seis y hasta...?

M.F.- Yo creo que, en esta etapa, lo que más nos preocupa es el desarrollo emocional. Ya no nos saca el sueño si comen bien o mal, se supone que dormir duermen del tirón, hablan, caminan, no llevan pañal, son más autónomos... pero tememos que se creen situaciones que les vayan a provocar un daño emocional irreparable, y esto lo digo con total ironía pero reconociendo que yo soy la primera a la que también le pasa.

A partir de ahí, nos preocupa aspectos como su vida social, la relación con los amigos, también muchos aspectos de la educación académica, las relaciones entre hermanos y con el resto del miembros de la familia, ansiamos formar adultos emocionalmente estables, con gran autoestima... Esa es al menos mi impresión, pero cada familia es un mundo y cada padre tiene unas aspiraciones propias.

PyM.- ¿Imaginabas cuándo tus hijos eran bebés cómo sería vuestra vida después de los 6?

M.F.- Sinceramente no. Cuando nace un bebé, y aunque al final la realidad supere cualquier previsión inicial, tienes más o menos claro a lo que vas a enfrentarte en los primeros meses/años. También asumes que la adolescencia puede resultar dura... pero, entremedias, mi marido y yo no nos planteamos ni la mitad de las situaciones a las que estamos haciéndole frente ahora.

Los problemas familiares no hay que minimizarlos, pero sí relativizarlos y desdramatizarlos

PyM.- ¿Te atreves con consejos generales para padres que se acaban de estrenar en esta nueva etapa?

M.F.- No me gusta dar consejos, eso lo dejo para los especialistas en la materia. Pero desde que mis hijas nacieron sí he ido aprendiendo que los problemas no hay que minimizarlos - soy de las que pienso que todas las etapas son difícil y el problema más complicado es siempre al que nos enfrentamos en cada momento -, pero sí relativizarlos, desdramatizarlos, y con ello quiero decir que, a veces, nos enrocamos en una cuestión y es imposible buscarle la solución sin poner un poco de distancia emocional respecto a ella.

Pues hasta aquí la entrevista, espero que os haya gustado conocer a María, Merak Luna para algunos. A mí me ha llegado su cercanía, la confianza que ha depositado en mí, y su sinceridad.

María es gallega de nacimiento, y me ha desvelado (te confieso que la curiosidad no era mía sino de uno de mis hijos) que el nombre de su blog (“Ciclogénesis Implosiva”) se debe a la combinación de dos factores. De un lado las ciclogénesis explosivas que han azotado Galicia, de otro, la tormenta interior (de ahí ‘implosiva’) que le ha provocado el encuentro con el mundo virtual.

Me queda agradecerle su colaboración, y también la iniciativa #hayvidadespuesdelos6, que os recomiendo seguir, porque creo que aportará mucho a la relación con vuestros hijos que ya no son bebés, y sobre todo a vuestro crecimiento como padres o madres.

Gracias a Merak Luna, y también a las madres (o padres) que estáis ahí con cada convocatoria, dispuestos a aportar vuestro granito de arena.

Más información | Ciclogénesis Implosiva, #hayvidadespuesdelos6 En Peques y Más | 'Con un poco de sentido común y mucho humor, se disfruta más la experiencia de ser madre'. Entrevistamos a Pilar Fonseca, Cuando los niños crecen ¿subestimamos la crianza?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios