Publicidad

"Los padres conocemos los riesgos del mundo físico pero no de Internet". Entrevistamos a Sergio Pallás de SafeChildren Guardian

"Los padres conocemos los riesgos del mundo físico pero no de Internet". Entrevistamos a Sergio Pallás de SafeChildren Guardian
Sin comentarios
De izquierda a derecha: Sergio Pallás, Nazaret Casión y Urko Benito

Hoy entrevistamos a Sergio Pallás, que es socio de Havoc Technologies, consultora especializada en diseño, mejora, gestión y mantenimiento de Sistemas de IT, seguridad en dichos sistemas; así como en desarrollo de soluciones de mejora de la productividad y seguridad de Internet.

Sergio es Bachelor in Europea business Management y diplomado en Administración de empresas por el IESE (Universidad de Navarra); lleva 18 años en posiciones directivas de áreas comercial, marketing, gerencia y estrategia.

Antes de continuar os quiero contar algo sobre el nombre de la empresa (me gusta mucho): en Julio César de William Shakespeare, hay una frase que dice ‘Cry havoc and let slip the dogs of war’. En el sentido figurado de la frase ’sin cuartel, sin prisioneros, hasta el final’; se puede encontrar la filosofía de trabajo de Havoc Technologies, que les lleva hasta conseguir el objetivo y los resultados esperados.

Con ellos vamos a hablar concretamente de SafeChildren Guardian, una solución Control Parental, pensada para padres y madres que desean participar en la educación de sus hijos en las nuevas tecnologías, … ofrece muchas ventajas a considerar, así que les hemos pedido que nos las expliquen.

Peques y Más .- ¿Qué diferencia SafeChildren Guardian de otras soluciones de Control Parental existentes en el mercado?

Sergio Pallás.- Son varias diferencias. Pero en esencia, la principal es que permite educar tal cual haríamos en el mundo físico. Para ello los padres han de poder enfrentar a sus hijos a situaciones acordes al grado de madurez que tengan en ese momento. Si sólo prohibimos no educamos. Las características más específicas de la solución son las siguientes:

  • La amplitud de los conceptos de riesgo que valoramos, mucho más allá de sexo, violencia y drogas.

  • Valoramos conceptos completos y no sólo palabras. Si se trata de violencia, nos da igual que busquen explosiones, amputaciones, etc.

  • Contextualiza pues no es lo mismo buscar “sexo” si se está realizando un trabajo sobre reproducción sexual que buscar contenidos pornográficos directamente.

  • Supervisa toda la actividad en Internet y no sólo las páginas web. Además, afecta a cualquier dispositivo que use WiFi. Y todo ello con una sola configuración para todos.

  • Dado que los padres no somos expertos psicopedagógicos, SafeChildren Guardian pone a su disposición un amplio equipo de profesionales para asesorarles en caso de duda o riesgo. Y siempre de manera voluntaria, es decir, previa solicitud por parte de los padres.

  • Es extremadamente sencillo de instalar, siguiendo el concepto de plug&forget (enchufa y olvídate).

  • Utilizamos cálculo de probabilidades, lo cual nos permite analizar cualquier contenido en el momento en que el usuario trata de acceder a él. Es decir, es inmediato, sin necesidad de actualizaciones que pueden dejarnos desprotegidos temporal o permanentemente.

  • No es igual para todos. A niños y padres diferentes, criterios diferentes (salvando el mínimo establecido por SafeChildren Guardian). El valor de probabilidad es el mismo para todos los usuarios, pero el nivel de “pasa-no pasa” lo definen los padres.

  • Dado que estamos educando, permite bloquear contenidos, acceder a ellos registrando la actividad, o bien, y esto es lo más importante, solicitar autorización al menor.

  • Permite, además, visualizar la ruta que ha seguido el menor hasta llegar a ese contenido, cómo ha llegado hasta ahí. Esto es importante pues permite conocer si ha sido una búsqueda directa o ha llegado a ella por las innumerables sugerencias que ofrece Internet en la navegación.

  • Hemos eliminado las urls y demás tecnicismos, permitiendo ver de manera gráfica y rápida una réplica de las páginas registradas pues una imagen vale más que mil palabras.

  • Los padres tienen acceso a su panel de control personal en el que visualizar y configurar los conceptos de riesgo y los criterios de protección.

  • Las alertas sólo aparecen si existe riesgo potencial o manifiesto. Si los informes llegan en blanco es que todo va bien.

  • La valoración de todos los contenidos se hace con inteligencia distribuida. Es decir, una vez que un miembro de la red ha tratado de acceder a unos contenidos, el sistema central guarda la valoración probabilístico obtenido. Cuando otro usuario trata de acceder a un contenido ya valorado, recibe el mismo de inmediato, lo cual incrementa la seguridad.

Hemos incluido todas estas especificaciones para hacer más fácil la labor de proteger en Internet educando

Pretendemos dotar a los padres de tecnología y soporte para que puedan afrontar con garantías la educación de sus hijos en su relación con Internet

PyM.- ¿Qué objetivos esperabais alcanzar con el desarrollo de esta herramienta?

S.P.- Cuando diseñamos SafeChildren Guardian nos planteamos tres preguntas como padres. 1) Qué es Internet y qué riesgos supone 2) qué hacen nuestros hijos en Internet y 3) si sabemos de una conducta no deseada en Internet, ¿qué podemos hacer?

Con SafeChildren Guardian tratamos de dar respuesta a todas ellas. Por eso, A) un equipo de psicopedagogos y psiquiatras, dirigido por Javier García Campayo definió los elementos y pautas de riesgo en el contacto con Internet en función de la edad y sexo del menor. B) Una combinación de hardware y software supervisa, de manera automática y no intrusiva la actividad de los menores en Internet. C) Y finalmente, en caso de que exista una situación de conflicto o riesgo, una red de psicopedagogos atiende a los padres de los menores para afrontar con garantías la situación. Es lo que llamamos el ABC de SafeChildren Guardian.

Además, los padres no somos tecnólogos por lo que la información es siempre gráfica y por ello muy evidente, y se recibe SOLAMENTE en caso de potencial riesgo o si ya es manifiesto. Seguimos por ello dos principios en el diseño de este ÁNGEL DE INTERNET: simplicidad y notificar sólo si hay que preocuparse.

ejemplo_de_historial_de_navegación.jpg
Ejemplo de Historial de Navegación en SafeChildren Guardian

En cuanto a los objetivos que esperábamos, podríamos resumirlos en dotar a los padres de tecnología y soporte para que puedan afrontar con garantías la educación de sus hijos en su relación con Internet.

Los padres que son conscientes de que Internet es parte del mundo en el que viven sus hijos, quieren acompañar a sus hijos en su relación con Internet, hacerles usuarios responsables, respetuosos y maduros en esa parte de su mundo que no es tan fácil de ver ya que no es totalmente físico, y en definitiva protegerles y formarles como personas en un ámbito más de su mundo.

PyM.- Para proteger a los niños de los peligros en Internet ¿mejorar la comunicación familiar? ¿actuar sobre los dispositivos con conectividad? ¿combinar ambas opciones?

S.P.- En nuestra opinión, combinar ambas. ¿Por qué? Porque es lo mismo que hacemos en el entorno “tangible”, en el que vemos y tocamos. Tratamos de informar a nuestros hijos de los peligros existentes y de cómo evitarlos, y lo hacemos de manera repetida, permanente. Esta parte es imprescindible, la correspondiente a la comunicación familiar. Siempre tenemos a mano un consejo que darles, una experiencia propia que contarles, o un ejemplo que mostrarles.

Por eso tratamos de enterarnos de quiénes son los amigos de nuestros hijos, los lugares a los que van, qué inquietudes tienen, qué les preocupa, etc. Esta parte, la de estar informados sobre qué hacen nuestros hijos, es la que en el mundo de Internet debe realizarse sobre los dispositivos con conectividad: es la única manera pues no es eficiente o posible compartir TODA la navegación con nuestros hijos.

Los padres conocemos perfectamente los riesgos del mundo físico pero no tanto del mundo Internet. Sin embargo, los efectos en ambos mundos, que por cierto, forman sólo uno para nuestros pequeños nativos digitales, son reales. No ser conscientes como padres de todo a lo que se exponen nuestros hijos los deja desprotegidos.

PyM.- ¿Cuáles son las principales preocupaciones de los padres relacionadas con la navegación de sus hijos por Internet?

S.P.- Aunque parezca extraño, y de acuerdo con nuestra experiencia, lo que más preocupa a los padres es la seguridad de los ordenadores. En realidad, no es que teman que entren virus en sus dispositivos, sino que creen erróneamente que un antivirus protege a sus hijos de contactos no deseados de terceras personas, o de acceder a contenidos nocivos. Es decir, que si protegen el pc, protegen así a sus hijos.

Otro ejemplo del desconocimiento de cómo protegerles es la ignorancia de que todos los sistemas operativos cuentan con un control parental. Pero son complicados y tediosos de configurar, además de ofrecer una protección muy limitada. Quizá por eso el porcentaje de uso es minoritario. Pero la razón principal es la falta de conocimiento de los peligros que puede suponer Internet.

Internet es anónimo y libre, por lo que cualquier persona, con cualquier intención, vida, personalidad o pasado, puede acceder a ese universo compartido: Internet. Y ya sabemos que Internet es una puerta al MUNDO.

Todos somos conscientes de los riesgos que existen en el mundo físico para nuestros hijos. Y por ello nos esforzamos en protegerles dentro de él y mostrarles el camino correcto durante su proceso de maduración. Si fuéramos realmente conscientes de los riesgos físicos y psicológicos que existen en Internet para nuestros hijos nos pondríamos manos a la obra de inmediato. Por ejemplo, casi un 25% de los menores ha quedado con extraños en una o más ocasiones (informe Protégeles). Y casi un 45% de ellos se ha sentido acosado sexualmente en alguna ocasión.

Pero claro, nunca se trata de nuestros hijos. Esa falsa sensación de “a mí no me pasa y a mis hijos menos” es el mayor peligro que tienen los niños en Internet pues los dejamos solos frente a la puerta al mundo que puede abrir cualquiera que pase por delante, incluso aunque esté físicamente a mil kilómetros de distancia.

Lo que más nos sorprende en SafeChildren Guardian, es lo ingenuos que somos los padres cuando se trata de responder sobre qué interesa a los hijos

PyM.- ¿Y cuáles creéis que son las carencias que tenemos en este tema?

S.P.- Nadie dejaría a su hijo pequeño solo en un parque. Los peligros son innumerables y por todos conocidos. Menos aún se nos ocurriría hacerlo de noche, pues el riesgo se multiplicaría. De nuevo, al hablar de Internet somos bastante ingenuos pensando que nuestros hijos no se ven expuestos a ningún peligro por el simple hecho de contar con una pantalla delante. Sin embargo, Internet es un mundo virtual en su forma pero de consecuencias y peligros mayores que el mundo físico pues en Internet cabe todo, lo que vemos y conocemos y lo que no. Es además universal, es decir, mucho más extenso que el mundo tangible y accesible para todo el mundo, sea cual sea su condición, ideología o intenciones. Y como es anónimo y permite la ocultarse tras una pantalla y un nombre ficticio, favorece aún más la impunidad.

Sin embargo, por lo que vemos en nuestras charlas y amplio contacto con padres, todo esto se ignora. Esta es la principal carencia: no saber qué es Internet y los riesgos que presenta. El segundo es dejar a los menores interactuar en y con Internet libremente y sin supervisión de ningún tipo. De todos modos, y en descarga de los padres, debemos decir que el hecho de que todos seamos usuarios de tecnología hace que nos relajemos respecto a su uso. Como dice Albert Gimeno, director de Padres 2.0, una ONG que fomenta el uso responsable de Internet además de prevenir de los riesgos del uso de las nuevas tecnologías, éstas vienen sin manual de instrucciones. Es cierto que cada dispositivo viene con un manual, pero no trae ninguno sobre qué hacer y qué no hacer con ellos o las precauciones que debemos seguir, especialmente en el caso de los menores.

En ningún caso, SafeChildren Guardian va a reemplazar la labor de los padres, quienes deberán tratar estos temas con sus hijos para orientarles y tratar de evitar comportamientos o tendencias no apropiadas

PyM.- He leído que mientras otros sistemas de Control Parental pretenden permitir / denegar el acceso, vosotros habéis construido un sistema inteligente de análisis de pautas de navegación. ¿Podéis explicarnos en qué consiste?

S.P.- El diseño de SafeChildren Guardian ha sido realizado POR y PARA PADRES. Es decir, nos han movido las inquietudes propias, y que estamos seguros compartimos con el resto de padres preocupados por la protección de sus hijos. Por ello, hemos desestimado el “pasa/no pasa” de los sistemas de control parental de Listas Blancas y Listas Negras. Estas listas definen aquello a lo que se puede acceder y a lo que no cuando navegamos por Internet. Es decir, bloquea un acceso. Pero eso no elimina la curiosidad o inquietud de nuestros hijos; tan solo la oculta a nuestros ojos. Y con ello se pierde la opción de educarlos y orientarlos.

Además, estas listas están muy enfocadas a la pornografía y bastante menos a la violencia. Pero ignoran completamente cuestiones como anorexia y bulimia, drogas, apuestas y compras on-line, combinar medicamentos, drogas, cómo hacer cosas sin que se enteren los padres, y un largo etcétera que hemos tenido en cuenta en nuestro producto ya que Internet y nuestros hijos tratan de ir siempre por delante de los padres.

Con todo esto en mente creamos un sistema que replica el proceso educativo en el mundo tradicional, el físico. Lo primero que hicimos fue contextualizar el comportamiento de los menores en Internet. Aquí entran factores como A) la edad del menor B) la importancia de determinada conducta C) su repetición D) su peso relativo dentro de toda la actividad en Internet. Es decir, al igual que en el mundo físico tenemos en cuenta si la travesura ha sido leve, si ha sido repetida a pesar de nuestras palabras, si el comportamiento es habitualmente correcto, si ha tenido influencias externas de peso o ha sido un acto voluntario y consciente, etc.

Veamos un ejemplo con Internet: no es lo mismo visitar una página de contenido racista, una sola, y haber llegado a ella tras verse atraído por un reclamo que ha aparecido tras leer una noticia en un periódico de ámbito nacional, que buscar directamente en páginas de odio racial y navegar por ellas de manera habitual. Por eso incluimos el “cómo ha llegado hasta aquí”, al igual que representamos con un % el peso de dicha navegación en relación con el resto de la actividad en Internet.

En definitiva, se trata de dotar a los padres con información y herramientas para que valoren el comportamiento de sus hijos. En ningún caso, SafeChildren Guardian va a reemplazar la labor de los padres, quienes deberán tratar estos temas con sus hijos para orientarles y tratar de evitar comportamientos o tendencias no apropiadas. Y hacerlo desde el primer síntoma, no tras tanto tiempo que el problema ya no tenga solución.

PyM.- ¿Cómo dar a conocer a nuestros hijos lo que conocemos como pautas de navegación seguras?

S.P.- Al igual que hacemos en el mundo físico: con paciencia, repitiendo mensajes y pautas, y sobre todo, interesándonos por conocer qué es y qué ofrece internet a nuestros hijos. Si conocemos a qué riesgos pueden enfrentarse podremos prevenirles sobre ellos. Posteriormente, SafeChildren Guardian les confirmará si sus consejos y mensajes han calado o no. Y aquí caben dos posibilidades. si ha sido así, reforzar dichas conductas compartiendo Internet, de manera informal con ellos. Y en caso negativo, hablando con ellos (cada padre sabe cómo afrontarlo, y en caso de dudas siempre pueden contar con el equipo de psicopedagogos de SafeChildren Guardian) y haciéndoles ver lo negativo de su conducta.

Frente a esta respuesta, los padres siempre preguntan por el derecho a la privacidad de sus hijos. Y desde SafeChildren Guardian siempre contestamos lo mismo: la seguridad de nuestros hijos está antes que su privacidad, especialmente si aún somos sus responsables legales.

ejemplo_de_punto_de_información_safechildren_guardian.jpg
Ejemplo de punto de información SafeChildren Guardian

PyM.- ¿De qué factores personales, tecnológicos o familiares depende la prevención frente a los riesgos en la red?

S.P.- Nosotros creemos que depende fundamentalmente de la falta de conocimiento de lo que es realmente Internet, de sus ventajas, de sus riesgos y de su importancia para nuestra sociedad. En SafeChildren Guardian nos encontramos con un elevado porcentaje de padres que creen que para proteger en Internet es suficiente con un antivirus. Otros, ven en la pornografía el peligro mayor.

Antes, los niños preguntaban a sus padres cuando no sabían algo. Pero ahora a quienes preguntan es a google, youtube y wikipedia. Y la combinación de la infinita curiosidad de los peques unido a la ausencia de control como padres sobre las respuestas que reciben a sus innumerables preguntas puede, y de hecho genera, innumerables problemas.

Lo que más nos sorprende en SafeChildren Guardian, es lo ingenuos que somos los padres cuando se trata de responder sobre qué interesa a los hijos.

Así pues, lo primero es concienciarse de que necesitan protección en Internet. Además, supervisión continua. Pero claro, no podemos estar todo el día monitorizando su navegación. Primero porque no disponemos del tiempo requerido. Y segundo, porque se cohibirían o directamente navegarían fuera de casa. Por ello, es importante la información. Y por último, cercanía “a distancia”, que nos sientan siempre cercanos, disponibles, para que nuestros hijos puedan acercarse con naturalidad o dejar que nos acerquemos nosotros. por poner un ejemplo cotidiano: darles confianza para que nos pregunten con naturalidad “de dónde vienen los niños”, y responder con serenidad y sinceridad.

No hay que inventar nada nuevo: Internet es parte de su mundo, como pueda serlo el entorno familiar, de amistades o escolar. Y hay que guiarlos en él del mismo modo, pero usando alguna herramienta de ayuda adicional.

Para acompañar a los niños en el proceso de maduración utilizando Internet, los padres deben supervisar y educar en su uso

PyM.- ¿Creéis que es posible conseguir un Internet más saludable y seguro?

S.P.- Por supuesto que sí. Es además imprescindible ya que Internet es parte del mundo de nuestros hijos. Nosotros aún lo definimos como mundo virtual, pero nuestros hijos lo consideran parte de su mundo real. Internet tienen muchos aspectos positivos, muchos por lo que no debemos prohibir su uso a nuestros hijos. Pero sí debemos orientarles y acompañarles en su relación con las nuevas tecnologías. Al iIgual que conducir un coche es aconsejable, cuando no necesario en nuestra sociedad.

Pero no prohibir no quiere decir no supervisar. Al igual que no los dejamos moverse solos en un parque o en la calle hasta que no consideramos que tienen la edad y madurez adecuadas, debemos, como padres, conseguir lo mismo en Internet. Y para ello, lo mejor es que los padres hagamos lo mismo que venimos haciendo en el mundo físico, pero esta vez en el mundo digital, el de Internet: acompañarles en su proceso de maduración y para ello debemos supervisar y educar en su uso.

La entrevista ha finalizado, y como veis es lo suficientemente extensa como para que entendáis cómo funciona Safechildren Guardian, si queréis profundizar, aquí tenéis más información sobre esta completísima solución de Control Parental, y aquí está la web general de la empresa, dónde encontraréis el apartado ‘contacto’ por si queréis escribirles. Jesús Hernández (mi contacto en esta empresa, y que me ha facilitado muchísimo el trabajo) me dio este teléfono: 900 809 893, para facilitar aún más la comunicación con ellos.

No me queda más que agradecerles enormemente su colaboración, y celebrar que hayan puesto en el mercado una solución tan integradora y facilitadora de la educación en Internet.

Más información | SafeChildren Guardian, Havoc Technology

En Peques y Más | ¿Sabes como configurar el control parental en la consola de tus hijos?, Kaspersky Lab ha elaborado un pasaporte 3.0 para mamás en el que presentan cómo utilizar herramientas de control parental, Es peligroso no educar a los menores y no preocuparnos por lo que hacen o les hacen en Internet. Pere Cervantes y Oliver Tauste

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios