Compartir
Publicidad

Los niños recomiendan a sus padres risas, juegos, besos y abrazos para sobrellevar la crisis

Los niños recomiendan a sus padres risas, juegos, besos y abrazos para sobrellevar la crisis
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En tiempos difíciles, los más vulnerables son los que más sufren: aquí nos encontramos a familias con hijos e ingresos inestables, a ancianos y a un montón de colectivos con necesidades especiales.

Los pequeños dramas nos golpean día a día y después se pierden en la magnitud de las cifras. Mientras tanto sólo oímos hablar de falta de consenso político, de disminución en la productividad, de sistemas financieros. En última instancia, tal y como denunció UNICEF hace un año, los niños son el colectivo más pobre de España, ¿saben lo que está pasando? Es una pregunta retórica (como diría mi hijo) porque es más que obvio que a poco que se les explique, y que sean capaces de mirar a su alrededor, se dan cuenta de que las cosas han cambiado.

La consultora TNS realizó en 2012 el estudio ‘Percepción de la realidad de los niños españoles: otra visión de la crisis’, realizado en febrero de 2012. El análisis ha consistido en entrevistar a más de 1.200 niños y niñas de entre 6 y 12 años residentes en España.

Los niños afirman que ‘crisis’ es la palabra que más han escuchado últimamente, incluso por encima de dos de las ideas que son más recurrentes en sus conversaciones. Se trata de los nombres de futbolistas muy famosos, al respecto dudo de que mis hijos los utilicen habitualmente, entre otras cosas porque en no nos gusta el fútbol y tampoco se han aficionado por su cuenta. Eso sí: ellos también oyen habitualmente hablar de crisis.

La preocupación de los padres es percibida en los niños, y el cansancio físico y mental (debido al estrés) se perfila como causa de que los progenitores jueguen menos con ellos, estén de peor humor y se rían poco.

Los niños son capaces de proponer soluciones para que los mayores sobrelleven la situación de la mejor manera posible: la fórmula sería más risas, juegos besos y abrazos.

Los peques también aconsejan a sus padres que cuiden más su alimentación, duerman más y trabajen menos, para que se sientan mejor. Ellos saben lo que quieren, aunque no siempre es fácil poner buena cara al mal tiempo, y de eso no tienen la culpa los padres.

Muchos padres tienen que hacer un sobre esfuerzo por sentirse cercanos a los hijos, para que los vínculos familiares no se resientan, a pesar de las circunstancias. Mientras tanto, yo sigo sin percibir un interés real por parte de los dirigentes de este país en el bienestar y el futuro de las familias.

Imagen | Tobyotter Vía | Faros del Hospital Sant Joan de Déu En Peques y Más | ¿Cómo afecta la crisis a las familias?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos