Compartir
Publicidad

"La W": un cuento para enseñar a los niños que siempre hay alguien que nos considera únicos e irrepetibles

"La W": un cuento para enseñar a los niños que siempre hay alguien que nos considera únicos e irrepetibles
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Junto con la llegada de febrero (sí, ya sé que se está acabando), las familias lectoras hemos recibido con expectación y mucha curiosidad las novedades que la editorial Edebé nos ha preparado.

Libros para niños pequeños, y para los grandes… se podría decir que están “recién sacados del horno”; en casa ya tenemos unos cuantos, y los los vamos a ir presentando para que los conozcáis. ¿Y por qué no? para que acerquéis el gusto por la lectura a vuestros hijos. Ya sabéis (y si no lo vais a descubrir) que Edebé se caracteriza por cuidar mucho la presentación de novedades, y por adecuar las diferentes lecturas a las edades de sus destinatarios; también me gustan las historias siempre cercanas, y siempre (también) sorprendentes.

Como os he dicho, iré encontrando huecos para presentaros algunas de las novedades, y hoy voy a empezar con un libro muy especial para Primeros Lectores. Está publicado en la colección Mis cuentos favoritos de Tren Azul, y dirigido a peques de más de tres años.

Se llama “La W”, y relata la historia de una letra que no encuentra su lugar en las palabras que utilizan alumnos y profesores de la escuela. Por ello emprende una pequeña (grande para ella) aventura que la lleva de ida y vuela a tropezarse con una realidad: “lo que busca ya lo tiene en casa”. Finalmente el destino que le trae a Wendenmagen recién llegado de Etiopía, quien - por fin - dará sentido a la existencia de una letra a la que no debemos considerar extraña, sino elegante.

Es una historia de autoreconocimiento y de búsqueda de la autoestima, cuyo mensaje es “todos somos únicos, y también somos imprescindibles para alguien”

La historia es de Mercedes Olivet Sánchez, quien escribió su primer cuento a los once años. Y las ilustraciones de Raquel Díaz Reguera, a quien conocemos por “Los cuentos por correo” y “¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?”. Son dibujos muy trabajados en los que predomina la identificación de diferentes texturas.

A nosotros nos ha gustado, es simpático, tierno y agradable para leer a niños pequeños. Damos las gracias a Edebé por habernoslo enviado a casa, este y otros que tenemos muchísimas ganas de ir conociendo.

Más información | Editorial Edebé En Peques y Más | 'Lo importante en la vida es lo que uno quiere ser': el mensaje que transmite el cuento ¡Soy un perro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos