Compartir
Publicidad

La violencia acaba cuando la educación comienza

La violencia acaba cuando la educación comienza
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Proyecto de No Violencia (Non violence project) es una organización no gubernamental sin fines de lucro que lucha contra la violencia a través de la educación. Para comunicar su mensaje en la agencia McCann de Méjico han decidido utilizar un medio convencional, un trasporte escolar, de una forma poco habitual, un trasporte de presos como los que vemos en las películas. La empresa Unidad 59 y la ONG Non Violence Project presenta a hombres delincuentes viajando en el autobús escolar con el mensaje la Violencia acaba cuando la educación empieza. Desde luego el mensaje es contundente y la respuesta de los que ven el autobús circulando por las calles es de sorpresa y rápidamente de reflexión.

La campaña busca inspirar, motivar y comprometer a los jóvenes a entender la forma de resolver los conflictos de forma pacífica. Por lo que se puede leer en la página de la Fundación Non-Violence Project, una ONG con sede en Suiza, la misión es promover el cambio social a través de la educación. para ello tiene oficinas en Brasil, Méjico, Sudáfrica, Escandinavia, Suiza, Rusia, Tailandia, Uganda, Reino Unido y EE.UU. Para la ONG la educación es la mejor arma contra la violencia y es muy importante proporcionar educación a los jóvenes, maestros y entrenadores deportivos y crear conciencia sobre el trabajo realizado. La imagen de la Fundación es la conocida imagen de la paz y la no violencia, la pistola anudada que se puede ver al final del artículo y cuyo original fue creado en 1980 por el artista sueco Carl Fredrik Reuterswärd como un tributo a John Lennon. A continuación el vídeo de la campaña:

Esta es la imagen de la ONG, una pistola con un nudo en el cañón, y que nos hace reflexionar sobre la utilidad de este tipo de herramientas:

nonviolenceproject

Vía | Bajo la línea
Más información | Non Violence Mexico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio