Compartir
Publicidad
Publicidad

La sexualidad infantil existe y es necesaria para el desarrollo pleno del niño

La sexualidad infantil existe y es necesaria para el desarrollo pleno del niño
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La sexualidad infantil es necesaria para el desarrollo pleno del niño’, es una de las afirmaciones de la psicóloga Laura Perales en esta entrada orientada a la prevención y recomendaciones sobre abuso sexual infantil.

Sin embargo la parte del artículo de Laura que más me interesa transmitir no es específica sobre el abuso sexual infantil, del que ya hemos hablado anteriormente. Valgan como ejemplos estos posts mencionando que estos abusos son realidades ocultas, o las pautas para detectarlos.

En su lugar quiero recalcar la mención a la influencia cultural y moral que muestra el sexo como algo sucio, ‘una perversión, algo que debe ocultarse y callarse’. Esta idea no sólo es poco saludable para el desarrollo de los niños, sino que facilita la perpetuación de los abusos (porque las víctimas se sienten culpables y sucias, ocultando lo que ha ocurrido). De forma más o menos consciente, intentamos mantener a los niños alejados del sexo (por no saber cómo tratar el tema), o les hacemos sentir mal si se tocan los genitales.

Yo entiendo que no siempre hay una intencionalidad clara por parte de los padres, sino que las actitudes responden más bien a nuestras propias vivencias anteriores, y a las ideas que se nos han transmitido. Por otra parte, muchas veces sí que estamos dispuestos a dar información, pero lo hacemos alejados de las emociones, de forma que los niños aprenden los ‘secretos’ de la concepción humana, pero desvinculan el sexo de la afectividad, y el respeto (por uno mismo y por los demás).

Nos cuenta Laura que ‘el niño debe tocarse si lo desea, porque no ocurre nada malo si lo hace’, nuestros fantasmas personales se quedan a un lado y aceptamos que cuando nuestra hija o nuestro hijo se tocan la vulva o el pene, lo hacen para conocerse mejor, y también para obtener sensaciones agradables. No hay que darle más vueltas, es una curiosidad sana.

Y también, como parte de esa experimentación, cabe la posibilidad de que dos hermanos exploren los genitales del otro, tampoco nos alarmaremos por eso.

Se trata de experimentación y curiosidad sana, tanto en sí mismos como con otros niños, aunque hay que dejarles claro que siempre debe ser con niños de su edad y cuando todos quieran hacerlo sin obligar a nadie. Los que erotizamos estas situaciones tan inocentes y sanas somos los adultos

Que los padres nos sentimos limitados para abordar el tema con naturalidad (eso sí: la situación ha cambiado desde que nosotros éramos niños), es una realidad. Sin embargo tenemos muchas razones para hacer educación sexual en familia.

Sinceramente me gustaría que releyerais el artículo de Laura, porque está escrito para abrir los ojos, y nos prepara a fin de cómo padres no tengamos ninguna dificultad en tratar el tema en nuestras casas.

Lo que más facilita que se produzca una situación de abuso sexual (y en general de abuso de cualquier tipo) es una educación autoritaria por medio de castigos, intimidación y poder

Nuevamente, se observa el objetivo de entender el tema con la mayor naturalidad posible, puesto que – entre otras cosas – con ello tendremos más herramientas con las que prevenir el abuso sexual infantil.

Imagen | Modestas Jonauskas Más información | Crianza Autorregulada En Peques y Más | "De dónde venimos" es un libro muy útil para hablar de sexualidad con nuestros hijos, Educación sexual en familia: un reto para los padres de hoy, ¿Queréis saber cómo se hace un 'palo de lluvia'?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos