Compartir
Publicidad
Publicidad

La primavera también es tiempo de fresas

La primavera también es tiempo de fresas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nuestro tema primaveral de la semana es dulce, jugoso y apetecible, lo podemos utilizar como postre o en confitura, nos puede servir para adornar una tarta o confeccionar un helado, y… son de obligado disfrute, más ahora que quedan pocas semanas para que dejemos de verlas en los mercados.

Bueno, la foto no engaña a nadie, así que no habéis tenido que resolver ningún enigma. Desde alimentación.es (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente), nos recuerdan que ahora las fresas y fresones están en su mejor momento. Y además que tienen unas propiedades nutricionales nada desdeñables: alto contenido en agua, mucha vitamina C y presencia de minerales como el hierro y el yodo. Según las variedades los fresales florecen desde finales del invierno hasta principios del verano, su color, sabor y aroma son inconfundibles. Entre las variedades se encuentran la camarosa, carisma, o ‘reina de los valles’ (predominante en nuestro mercado).

¿Sabéis? el color característico de estos frutos se debe a unos pigmentos vegetales conocidos como antocianinas. Y sobre el aroma poco os tengo que contar ya que todos vosotros lo reconocéis perfectamente (y a distancia), no hay posibilidad de confusión. Y ¿qué me decís del sabor? oscila del ácido al dulce y a la inversa, una delicia de sobremesa que se deshace en la boca.

España se ha convertido en el máximo productor de Europa y en el segundo en el mundo, sólo superado por EEUU (tanto en producción como en superficie). En España, la provincia de Huelva es la más especializada en el cultivo de fresas y fresones.

Al comprarlas aseguraros de que sean brillantes y tengan apariencia fresca. Se conservan mejor en el frigorífico o en un sitio fresco, oscuro y ventilado, las colocaréis esparcidas en una fuente plana y no les quitaréis los tallos ni las lavaréis hasta que no vayáis a consumirlas. En estas condiciones pueden durar unos cuatro días sin estropearse.

¿Cómo las vais a comer? Pues cada uno tenéis vuestros gustos, a mí me encantan solas o con zumo de naranja, aunque reconozco que una buena macedonia con diversas frutas puede resultar deliciosa. Espolvorearlas con azúcar y canela o mezclarlas con nata son otras de las posibilidades. Tenemos aún por delante un mes para hacer mermeladas, tartas y helados con este preciado fruto, no lo desaprovechéis.

Imagen | ceratosaurrr Fuente | Alimentación.es En Peques y Más | El tren de la fresa en Madrid, Esta es una receta de helado de fresas para elaborar en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos