Compartir
Publicidad

La penitencia se realiza unos días antes de la Comunión

La penitencia se realiza unos días antes de la Comunión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya hemos realizado la Penitencia con la peque previa a la próxima Comunión. El acto fue de lo más emotivo viendo a todos los niños como estuvieron comprometidos en el acto y respondieron a las expectativas de su responsable. Y es que desde que entraron en la Iglesia cantando y ocupando sus asientos con sus padres y hermanos, hasta el final en el que se marcharon, el acto transcurrió con un gran comportamiento de los niños.

En la Penitencia los niños leyeron las obras que tenían asignadas y el cura les leyó la Parábola del hijo pródigo de San Lucas que se puede encontrar en el capítulo 15, versículo 11, del Nuevo testamento. Una parábola, según el DRAE, es una narración de un suceso fingido del que se deduce, por comparación o semejanza, una verdad importante o una enseñanza moral. En este caso les intenta explicar en qué consiste la soberbia, cómo se puede participar correctamente en la comunidad intentando no juzgar a los demás con razones vacías de contenido, y explica la importancia del arrepentimiento por los malos actos y el perdón que se puede conseguir por ello. Eso es lo que intentó el cura haciendo preguntas a los niños, muy sencillas, sobre lo que había leído para que los peques lo entendieran.

También cantaron, rieron y fueron cómplices en los bancos que ocupaban con sus familias, y participaron en cada momento en el que les fue requerida su presencia.

Y llegamos al momento final. Los padres nos tuvimos que ir con los niños a ver qué penitencia le otorgaba el cura después de contarle sus últimos actos, ya sabéis, me he portado mal en casa, algunas veces no obedezco, me retraso al hacer los deberes, he contestado a mis padres y algunas otra acciones que son propias de la edad, ocho o nueve años, para estos niños. Y el cura los dejó listos para celebrar la primera Comunión.

Muchos niños ya la están celebrando en muchas ciudades de España, a nosotros aún nos faltan unos días. El primer acto ya ha pasado y ha sido muy agradable y emocionante. Ahora esperamos que la siguiente celebración, con mucha más familia, transcurra también de la mejor forma posible.

Imagen | Guillermo Viciano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos