Compartir
Publicidad
Publicidad

La kepina

La kepina
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Cargar a mis cuatro hijas en la kepina ha sido, en verdad, una experiencia maravillosa. ¡Por supuesto, no a las cuatro a la vez, sino imaginen cómo hubiera quedado mi espalda!

La kepina es considerada la verdadera incubadora incaica. Es un trozo de tela anudado en un extremo, que sirve para llevar a tu bebé a upa sin necesidad de emplear los brazos ni las manos, pues se calza en uno de tus hombros. También es conocida como guagüero (guagua se les llama a los niños pequeños en el noroeste de mi país, Argentina, y en el hermano país de Chile).

La kepina le provee al bebé el sostén, la calidez y el amor del contacto con mamá hasta que ellos ya no quieren más upa. Es ideal para lactar, pues ellos solitos buscan el pecho y maman cuando lo desean, sin contar con que el intercambio de temperatura corporal nos proporciona, a ellos y a nosotras, el calor adecuado. No daña la columna vertebral del bebé, pues a diferencia de los portabebés convencionales, la postura en la kepina no es vertical. A medida que crecen, el peso de tu hijo se distribuye entre tu hombro y tu cadera. Y, como si todo esto fuera poco, ¡es económica! Puedes usar cualquier lienzo fuerte que consigas y aprender a hacer el nudo plano es muy sencillo.

En la foto, mi hija Gabriela a los dos años y medio en la kepina; con tres años, mi hija pequeña, Ruth, todavía no quiere bajarse del “trapo”, como ellas le dicen. ¿Mi espalda? Bien, gracias. Los hijos no son un peso nunca, ¡y con la kepina menos!

En Bebés y más | El Método Madre Canguro | Los brazos de mamá y papá | Bebés embolsados Más información | La kepina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos