Compartir
Publicidad

La ionización por electrones acelerados es un proceso de esterilización industrial

La ionización por electrones acelerados es un proceso de esterilización industrial
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ionización por electrones acelerados es actualmente uno de los procesos de esterilización industrial y de mejora de propiedades más innovador y reconocido en todo el mundo por su efectividad, su seguridad y la ausencia total de impacto medioambiental. Se acaba de inaugurar en España la más moderna planta de ionización por electrones acelerados. En esta planta se utiliza un acelerador lineal de electrones con 40 KW de potencia y 10 MeV (se lee mega electrón voltio). Se puede decir que un electrón voltio representa la energía cinética que adquiere un electrón cuando es acelerado por una diferencia de potencial de un voltio. O sea que 10 Mev es un acelerador muy respetable. El más bestial acelerador de partículas actual es el gran colisionador de hadrones, o LHC famoso por la reciente confirmación de la existencia del bosón de Higgs entre otras cosas. En el LHC, el acelerador de partículas ha alcanzado energías del orden del teraelectronvoltio TeV. Si 1 mega es diez elevado a seis, 1 tera es diez elevado a doce. O sea que el electrón se acelera una barbaridad en el LHC.

¿Y esto del tratamiento por electrones acelerados beta para qué sirve? Pues tiene importantes aplicaciones biológicas y físico-químicas. El objetivo es esterilizar productos, higienizar alimentos, desinfectar, desinsectar y mejorar las propiedades de materiales gracias a la exposición directa al haz de electrones. Se pretende dar servicio de esterilización a la industria médico-farmacéutica, a la industria alimentaria para consumo animal y humano con la esterilización de envases para lácteos, zumos o tetra-briks, a la industria cosmética para tratamiento de talcos, bronceadores o vaselinas, a la automovilística tratando componentes de plástico, además de productos de uso veterinario o a la industria del vino con ionización de corchos y probablemente las que se puedan ir desarrollando.

La planta pertenece a la empresa Mevion y además incorpora un sistema de transporte automático y universal que permite una gestión integral del proceso lo que pone a España en la vanguardia de este tipo de tecnologías. La planta se acaba de inaugurar en Ólvega (Soria) en un entorno precioso y con acceso a las grandes rutas de transporte.

La ionización es un proceso totalmente seguro con efectos leves a dosis reducidas, provenientes del medio o de exposiciones esporádicas, similares a los rayos X. Los productos tratados por Mevion seguirán un sencillo proceso y así, tras el análisis por parte del equipo técnico de la velocidad, intensidad y dosis necesarias para el tratamiento, se reciben las unidades en la planta, se tratan según los parámetros establecidos, se realiza una lectura dosimétrica y un informe paramétrico que permiten a los expertos emitir un certificado de calidad y se devuelven a su lugar de procedencia estando listos para ser distribuidos con total garantía.

Así que cuando accedamos a productos esterilizados podremos pensar en que previamente ha sido rociado con unos cuantos electrones acelerados y alcanzando enormes velocidades. Una tecnología apasionante que nos anima a pensar que existen muchos futuros posibles para nuestros hijos con la preparación y formación adecuada y con gran impacto en nuestra vida diaria actual y futura.

Más información | Mevion Imagen | LObluegel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos