Compartir
Publicidad

La infancia arruinada por el trabajo

La infancia arruinada por el trabajo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se ha celebrado recientemente el Día Internacional Contra el Trabajo Infantil donde la Organización Internacional del Trabajo ha condenado el problema existente que arruina la infancia a millones de niños de todo el mundo. ¿Quién puede imaginarse a un niño de cinco, seis u once años trabajando?, es un hecho realmente triste y lamentable que se sucede en varios países de nuestro planeta.

Tan sólo hay que consultar los datos para darse cuenta de la envergadura de este problema, ya en el 2004 existían nada menos que 218 millones de niños con edades comprendidas entre los 5 y los 17 años que se encontraban sumidos en el mercado laboral. A pesar de que esta cifra se ha reducido comparándola con la presentada en el año 2000, unos 246 millones de niños, los datos son insuficientes y siguen demostrando el padecimiento que sufren millones de niños.

Ahora recordamos un documental sobre este tema emitido años atrás en el que a través de cámara oculta se denunciaba como niños de 5 y 6 años trabajaban en la India rellenando cajas de cerillas o atando petardos. También aparecieron en el documental niños de Pakistán que trabajaban cosiendo pelotas de fútbol para prestigiosas marcas por un mísero salario. Aunque estos trabajos son esclavos, los hay peores, como trabajar en una mina o cantera, miles de niños lo hacen corriendo serios riesgos para su integridad física y su salud además, para ellos la infancia no existe. Muchos son los países que han visto crecer el mercado laboral infantil, la necesidad es una de las principales causas, pero también hay que añadir que son muchas las personas que se aprovechan de las necesidades enriqueciéndose a costa de la vida de muchos niños. Es increíble y lamentable en la época en la que nos encontramos, con tantos avances tecnológicos, científicos, médicos, etc., que no hayamos evolucionado moralmente para evitar estos problemas que asolan a media humanidad y especialmente para con los niños.

trabajo_infantil_explotacion.jpg

Estamos seguros de que existen soluciones para conseguir atajar estos problemas, pero cuando interviene el factor político y económico, las soluciones se van al traste. Hoy en día las premisas que gobiernan nuestro mundo son precisamente las que giran en torno a lo económico y lo político, cuando un proyecto no es económicamente rentable, por muy beneficioso que pueda ser para la infancia, automáticamente deja de ser viable.

Señores, pónganse en la piel de estos niños, intenten ver más allá de sus bolsillos, quizás así puedan abordar el tema y empezar a aplicar las soluciones existentes.

En el vínculo de la notícia podéis analizar los datos aportados, no debemos mostrarnos impasibles ante ellos. Nuestra concienciación y nuestra denuncia son el granito de arena que todos debemos aportar. ¿Tú crees que existe solución al problema?

Más información | 20Minutos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos