Publicidad

La incidencia de patologías emergentes durante el embarazo está aumentando en los países occidentales

La incidencia de patologías emergentes durante el embarazo está aumentando en los países occidentales
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Actualmente, entre un 0,2% y un 4% de todos los embarazos en los países industrializados occidentales se complican por enfermedad cardiovascular (ECV) y el número de pacientes que sufre problemas cardíacos durante el embarazo aumenta, según se extrae del artículo publicado en las Guías de Práctica Clínica de la European Society of Cardiology (ESC) para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares durante el embarazo.

De hecho, según el europeo Registry of Pregnacy and Cardiac Disease (ROPAC), que ha sido presentado en el Congreso de Enfermedades Cardiovasculares SEC 2013, la primer causa de mortalidad durante el embarazo y parto, se debe a una patología cardiaca.

Ha sido posible llegar a esta conclusión consensuada, gracias a diversos estudios sobre las complicaciones derivadas ante la existencia de una patología cardiaca (tanto si es congénita como adquirida)

Complicaciones cardíacas durante el embarazo

Los factores de riesgo como el tabaquismo, el estrés, la obesidad, la hipertensión arterial (HTA) y la edad avanzada son causas directas de la aparición de estas complicaciones.

Al aumentar la incidencia de estas patologías durante el embarazo (sobre todo en países occidentales), la investigación y estudios clínicos al respecto, adquieren mayor relevancia. La combinación entre embarazo y enfermedad cardiovascular , es una patología emergente que se debe a:

  • Las mujeres con patología cardiaca congénita alcanzan en un porcentaje muy alto la edad adulta, gracias a los avances en tratamiento. Cuando deciden procrear se incluyen en el grupo de “embarazo de riesgo”, por lo tanto es aconsejable que el asesoramiento y tratamiento se inicie antes del embarazo, para que las pacientes con alto riesgo sean tratadas en unidades especializadas y multidisciplinares.

  • La patología cardiaca adquirida durante el embarazo se debe a que los cambios fisiológicos pueden conducir al desarrollo de complicaciones, así como a la existencia de uno o más factores de riesgo cardiovascular (HTA, obesidad, tabaquismo, etc…).

Durante el periodo de gestación se incrementa el volumen sanguíneo, la frecuencia cardiaca y el gasto cardiaco (cantidad de sangre expulsada del corazón) y, además, se produce un descenso en la tensión arterial, tanto la sistólica (durante las contracciones del corazón) como la diastólica (con el corazón en relajación)

Cardiopatías y embarazo

La mujer con cardiopatía congénita y/o adquirida (Tetralogía de Fallot, Ventrículo Único, Estenosis Mitral, Estenosis Aórtica, Miocardiopatía, Cardiopatía isquémica, etc.) que queda encinta, puede sufrir complicaciones durante el embarazo, parto y/o puerperio, como consecuencia de los cambios que este estado ocasiona sobre su sistema cardiovascular.

Para evitar dichas complicaciones, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) recomienda a las embarazadas, y especialmente a las que ya presentan cardiopatías, vigilarse periódicamente la tensión arterial, apuntando en un cuaderno las cifras para mantener el control; una dieta baja en sal, dejar de fumar y tratar de llevar una vida lo más saludable posible.

También puede ocurrir que mujeres embarazadas sin cardiopatía, presenten una patología cardiovascular durante el embarazo, parto o pueperio (miocardios peri parto, disección coronaria, etc.). Pero en cualquiera de los casos, esta problemática emergente, se debe abordar desde una perspectiva multidisciplinar: cardiólogos, obstetras, ginecólogos, anestesiólogos, neonatólogos y expertos en medicina fetal.

El riesgo de cada mujer se debe establecer en función de la tipología de cardiopatía, su propio estado funcional y la situación clínica. El objetivo es realizar el seguimiento del embarazo, y minimizar los riesgos

Este campo de investigación, a medio camino entre la cardiología y la obstetricia, se inició hace unos cinco años fruto de una necesidad asistencial cada vez más evidente.

Imagen | Torsten Mangner Vía | Sociedad Española de Cardiología En Peques y Más | El ejercicio físico que practican las mujeres embarazadas afecta a la salud cardiovascular del feto,

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir