Publicidad

La Fundación Aladina nos presenta a Nerea una niña emprendedora y solidaria

La Fundación Aladina nos presenta a Nerea una niña emprendedora y solidaria
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace un par de meses en el muro de Facebook de la Fundación Aladina su director, Paco Arango, contaba la historia del maravilloso y solidario gesto de su admirada amiga Nerea, en la imagen. Y es que Nerea, a sus 11 años, hace unas pulseras increíbles y decidió que las iba vender para recaudar dinero. Paco explicaba que a esa edad la posibilidad de conseguir 50 euros por el trabajo realizado es un gran tesoro y se suele piensar en comprarse un montón de cosas y muy variadas. La clave es que Nerea quiso contribuir comprando material para la sala de adolescentes del Hospital del Niño Jesús de Madrid y le preguntó a la Fundación Aladina que qué se necesitaba. En la sala no pueden entrar ni padres, ni doctores, sólo los adolescentes y los voluntarios.

En la sala los adolescentes enfermos se aíslan y abstraen de la rutina y la monotonía del Hospital así que cualquier material de ocio y entretenimiento es bienvenido. En este caso Nerea se presentó con los artículos que se ven en la imagen: pinturas, juegos de mesa y lápices de colores entre otras muchas. En vez de gastarse el dinero en cosas materiales para ella, Nerea fue muy generosa adquiriendo artículos para que los niños enfermos no pierdan nunca la sonrisa.

Cada día Paco Arango y los voluntarios de la Fundación Aladina viven experiencias durísimas con los peques y sus familias. Sin embargo siempre hay momentos de magia, de emociones, de sonrisas y esta de Nerea es una de ellas. Nunca hay que perder la esperanza y estos niños demuestran una fuerza increíble y son un ejemplo para todos.

Recuerdo que la Fundación Aladina es una entidad privada sin ánimo de lucro creada en 2005, que proporciona apoyo material, psicológico y emocional a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias. El principal objetivo de la fundación es cuidar, acompañar y arropar a los menores y sus familias durante todo el proceso de la enfermedad, e incluso después de ella. Lo importante es que los niños no pierdan nunca el espíritu de lucha y que mantengan vivo el deseo de curarse.

Recomiendo además echar un vistazo periódicamente a su actividad en redes sociales donde siempre incluyen promociones y llaman a la solidaridad para que los niños con cáncer nunca pierdan la sonrisa.

Más información | Fundación Aladina
En Peques y Más | Paco Arango, Presidente de la Fundación Aladina: "¿Qué otra cosa más importante puedo hacer en mi vida?"
Imagen | Facebook de la Fundación Aladina

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir