Publicidad

La exposición de Blas de Lezo, el valor de mediohombre en el Museo Naval de Madrid

La exposición de Blas de Lezo, el valor de mediohombre en el Museo Naval de Madrid
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El otro día hablábamos de que la Historia de España tendrá más presencia en Primaria en los colegios de la Comunidad de Madrid y la verdad es que viendo la exposición de Blas de Lezo se entiende que es necesario conocer los acontecimientos de históricos para conocer cómo hemos llegado hasta nuestros días. A la exposición de Blas de Lezo le tenía muchas ganas desde que lo publicamos aquí en septiembre del 2013. Sin embargo no he podido ir a verla hasta casi su retirada, que, después de haberla prorrogado, se realizará mañana 3 de febrero de 2014.

La exposición de Blas de Lezo está en el Museo Naval de Madrid y es necesario recorrerlo en su totalidad hasta llegar a la ubicación temporal en la que incluyeron a este marino español que nació en Pasajes, Gipuzkoa, el 3 de febrero de 1689 y murió el 7 de septiembre de 1741 en Cartagena de Indias, en Colombia. La exposición incluye un gran mural con detalles de la batalla de Cartagena de Indias en la que las tropas españolas derrotaron a las británicas. Se pueden ver los movimientos de los 6 barcos españoles y de los 2.800 hombres a su mando que defendieron Cartagena enfrentándose a la segunda flota más importante de la historia, con 180 buques y 23.600 soldados ingleses. En esta batalla se evitó que España perdiera la plaza considerada estratégicamente como la llave de América y viendo las cifras, los esquemas y los días de combate, más de dos meses, se puede entender que aquello debió ser terrible.

blas de lezo

La exposición está llena de mensajes y palabras de Blas de Lezo, como el de más abajo, además de este mural enorme con todos estos calificativos entre los que faltan valiente y convincente.

Blas de Lezo estuvo invicto en todas las batallas en las que participó, ingresó en la Marina con 15 años y destacó pronto por su valor. A los 23 años consiguió el empleo de capitán de navío. A los 25 años se quedó cojo de la pierna izquierda, tuerto del ojo izquierdo y parte del brazo derecho. Blas de Lezo y Olavarrieta combatió en el Mediterráneo al lado del futuro Rey Carlos III, en el Pacífico contra los corsarios ingleses y holandeses y en América para defender los territorios españoles conquistados.

blas de lezo

Además en la exposición hay algunos elementos para complementarla como un cañón de la época, las monedas conmemorativas de los ingleses por una victoria que nunca se produjo y hasta un cuadro del Almirante Vernon, muy escondido, y que al parecer mantuvo siempre, desde que eran guardiamarinas, una gran rivalidad con Blas de Lezo. También había armas y un transportador de ángulos que permitía orientar el cañón para realizar los mejores disparos contra el enemigo.

Animados por el ruido que ha provocado la exposición, el Museo estaba lleno ¡y muchos niños! cuando asistí, finalmente se ha decidido rendir un homenaje a Blas de Lezo y se va a erigir un monumento, por suscripción popular, que se ubicará en el que fuera pedestal de Colón en la plaza del Descubrimiento de Madrid. Se trata de un lugar muy ligado a Iberoamérica y que tiene además la gran bandera española cuya custodia es responsabilidad de la Armada. La asociación Monumento a Blas de Lezo es la encargada de elegir la escultura del marino y la donará después al Ayuntamiento de Madrid. Existe ya un boceto del artista Augusto Ferrer-Dalmau sobre la figura del marino, que tiene muchas opciones de convertirse en el elegido. La suscripción popular sigue abierta y admiten donaciones en la cuenta corriente ES57 0086 5144 16 0010030580.

Aproveché para echar un vistazo al Museo Naval de Madrid en el que no hay ningún barco que sea capaz de navegar, excepto una canoa enorme realizada en caoba de una sola pieza y que es imponente. En el Museo, muy cargado en mi opinión, hay maquetas de barcos, submarinos e hidroaviones, uniformes, cuadros extraordinarios en los que se puede ver la historia de España desde 1492, muchos utensilios para la navegación con gran potencial pedagógico para los peques y muchos mapas y esquemas que muestran la capacidad de España en el mar en los últimos 500 años. En todo caso un gran Museo que no se puede ver en una mañana y al que conviene acercarse en pequeñas dosis para analizar y conocer todo su contenido de altísimo valor. La entrada la Museo es gratuita aunque hay una aportación voluntaria de 3 euros. Y recordad que en este tipo de Museos es muy importante seguir las tres reglas imprescindibles: no correr, no gritar y no tocar.

Imagen | dayer3 y Marcos López

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios