Publicidad

La caseína en la tiza y los niños alérgicos a proteínas de leche de vaca

La caseína en la tiza y los niños alérgicos a proteínas de leche de vaca
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Como cualquier otro alérgeno contenido en alimentos, la forma natural de exposición a la leche es la ingesta. Sin embargo las proteínas de la leche, tanto la caseína como las proteínas de suero, pueden generar síntomas respiratorios debido a la inhalación, esto es especialmente importante para todas las personas que pueden estar expuestas a proteínas de leche en polvo. Y entre ellas especialmente los niños.

Y es que la inhalación del polvo de tiza, material que se utiliza para escribir en las pizarras de los colegios y que puede contener caseína, puede provocar en niños alérgicos a la proteína de la leche de vaca síntomas como asma o rinoconjuntivitis durante su estancia en el colegio. Este estudio lo realizó recientemente la sección de Alergología del departamento de Salud de la Marina Baixa para identificar los riesgos de los niños alérgicos a los lácteos.

La Asociación Española de Alérgicos a Alimentos (AEPNAA) indica que en España el porcentaje de alérgicos a leche de vaca en el primer año de vida se sitúa entre el 0,36% y el 1,95% y que ocupa el tercer lugar en las patologías alérgicas detrás de la alergia al huevo y al pescado. Aunque en la mayoría de los casos esta alergia desaparece durante los primeros años de vida del niño en algunos menores se mantiene.

Y es que además de los alimentos, también algunos medicamentos, el papel, la tinta, la cola y muchos otros pueden contener proteínas, caseínas o seroproteínas y causar reacciones alérgicas en los pacientes que son especialmente sensibles a ellas. En el caso de la tiza, la caseína se utiliza como aglomerante para compactarla e intentar que reduzca la emisión de polvo.

En el estudio se analizaron 14 pacientes alérgicos a la proteína de la leche y tras realizar a los niños pruebas cutáneas y en sangre con proteínas de la leche y con un extracto de tiza, se comprobó que un gran porcentaje de los alérgicos a caseína también mostraban resultados positivos frente a la tiza.

Así que tenemos que tener especial atención los que tenemos peques con alergia a las proteínas de leche de vaca porque la inhalación de polvo de tiza que contiene caseína puede provocarles síntomas de asma.

Esta información debería ser compartida y difundida entre los padres, los profesores, la comunidad escolar y los profesionales sanitarios que atienden estas alergias para facilitar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento.

Imagen | Carbon Arc

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir