Compartir
Publicidad
Publicidad

Hemos estado en un taller de cómics en el Museo ABC aprendiendo creación gráfica con William Goldsmith

Hemos estado en un taller de cómics en el Museo ABC aprendiendo creación gráfica con William Goldsmith
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La experiencia con el taller de cómic ha sido muy satisfactoria aunque tengo que dar las gracias a la organización porque en ningún momento mostraron ningún problema para dejar que mi hija de 8 años asistiera a un taller preparado para asistentes con edades a partir de 16 años. El caso es que William Goldsmith ofrecía un taller de creación gráfica en el Museo ABC dentro del programa organizado por El British Council, el Museo ABC y Ubik Europa. El programa empezó los días 16, 17 y sigue el 23 y 24 de marzo con más talleres y más presentación de obras en el programa que lleva por título "una ventana al panorama del cómic y de la novela gráfica en el Reino Unido".

La imagen que ilustra el artículo es de Lance Tooks, un profesional del cómic que asistía al taller y que diseñó, a partir de las descripciones que hizo mi hija, la mascota de la izquierda, una especie de mapache o zorrito con camiseta azul, antifaz, capa y una cola peluda. Y es que en el taller lo primero que tuvimos que hacer es describir un personaje a través de características que tenía que cumplir. Después esas descripciones se intercambiaron por la sala y cada asistente tenía que dibujar el personaje que mejor se adaptara a esas características. La creación de Lance superó las expectativas de mi hija y se quedó encantada con su creación. Aunque el proceso de creación no se quedaba ahí y continuaba.

Así que lo siguiente que había que hacer es mostrar, a todos los asistentes, las creaciones realizadas por cada autor y exponerlas en la pared. Sobre esos diseños, de los que todos eran bárbaros, había que elegir uno mientras manteníamos el que habíamos creado previamente. Muchos autores eligieron el mapache de Lance así que la idea original de mi hija iba a ser protagonista de unas cuantas historias más.

Porque el proceso siguiente de creación consistía en escribir una historia con esos dos personajes elegidos, aunque los asistentes al taller todavía no lo sabíamos. Y es que William nos iba dando instrucciones precisas para que el taller progresara adecuadamente.

La indicación de William fue que dibujáramos a nuestros dos personajes en una relación, en algo que los conectara. Así por ejemplo, Lance Tooks, tomó al mapache y a un elefantito que alguien describió y otro dibujó y Lance lo metió en la historia. El primer dibujo es el que se muestra a continuación donde se les ve muy unidos y felices:

El mapache y el elefante de Lance Tooks 1

Una vez que teníamos a los dos personajes teníamos que desarrollar un conflicto, algo por lo que rompieran la relación que existía entre ellos. Aquí la imaginación se tenía que desbordar y Lance eligió el siguiente dibujo en el que la amistad entre el mapache y el elefante es rota por algo muy grande:

El mapache y el elefante de Lance Tooks 2

Y el punto final del taller de creatividad pasaba por resolver la historia con una reconciliación o con algo que explicara que pasaba después de esa ruptura de la relación. En el caso de Lance parece que estaba claro que los elefantes iban a ser muy felices así que el mapache se acercó a una guapa chica que parece Narcissa una de las protagonistas de su obra. En la imagen podemos ver al simpático mapache en acción:

El mapache y el elefante de Lance Tooks 3

Y después de todo este proceso de creación, que me recordó a la entrevista recientemente publicada con Actitud Creativa en la que se mencionaba que la creatividad disminuía con la edad, me parece que el cómic, como muchas otras disciplinas artísticas, tienen la capacidad de poder extraer de las personas sus talentos, sus ilusiones, sus ideas y que pueden ser compartidas por los demás.

Le damos las gracias a Lance Tooks por su generosidad porque al final nos regaló sus dibujos y al Museo del ABC porque nos dejó participar sin ningún problema a pesar de la limitación de edad, que yo no había leído de todas formas al apuntarme al taller.

Y sí, mi hija hizo sus dibujos, participó del proceso de creación, dibujó y escribió sus obras y entendió el proceso de creación seguido. Además tuvo sus fans y muchos se interesaron por lo que había dibujado además de que le felicitaron por sus dibujos. Aquí dejo el vídeo con la obra realizada y mis palabras para facilitar la lectura de los textos.

Recomiendo este ejercicio para realizarlo, y mejorarlo o enriquecerlo, en el aula, en casa, y especialmente si percibís que vuestros hijos tienen capacidades o habilidades que consideréis que pueden avanzar estad atentos a las propuestas que haya al respecto y participad con ellos de su proceso creativo. Nosotros nos lo pasamos estupendamente. Un gran regalo para el día del Padre.

Aquí la última foto del autor del taller William Goldsmith revisando otra de las obras con el mapache de protagonista en una divertida aventura espacial:

William Goldsmith

Más información | UK Comics Imágenes | Marcos López

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos