Publicidad

¿Estrategia publicitaria o fomento de la lectura? McDonald's editará y distribuirá sus propios libros en Estados Unidos

¿Estrategia publicitaria o fomento de la lectura? McDonald's editará y distribuirá sus propios libros en Estados Unidos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se puede considerar a McDonald's como un gigante de la alimentación (he dicho alimentación, no 'alimentación saludable'), aunque la verdad es que el marketing tampoco se les da nada mal. Prueba de ello lo tenemos en la reciente iniciativa en nuestro país, cuando pusieron en marcha un proyecto europeo para impulsar la lectura infantil en familia a través de una plataforma de libros digitales.

Ya existían antecedentes en Reino Unido, pero es que durante el próximo mes, en Estados Unidos, la "cajita feliz" de los menús infantiles, contendrá libros que ellos mismos publicarán ("yo me lo guiso y yo me lo como", se podría decir). Y lo más sorprendente es que dichos libros incluirán mensajes nutricionales (esperemos que por lo menos hayan sido asesorados por un nutricionista), creados por la agencia de publicidad Leo Burnett.

Inicialmente se van a editar cuatro títulos incluyendo mensajes sobre la alimentación, y protagonizados por diferentes animales que vivirán aventuras destinadas a conseguir una buena nutrición. Pero esta actividad se ampliará a partir de 2014, mediante la distribución de ebooks, a través de varias plataformas en Estados Unidos. A su vez, la web Happy Meal ofrecerá diferentes contenidos, así cualquier niño podrá interactuar - si quiere - permanentemente con McDonald's, aunque yo en esto no veo ninguna ventaja si pienso en la salud de los más pequeños, independientemente de que sea divertido.

El volumen de los cuentos a distribuir no es poco de pavo, porque hablamos de 20 millones de libros (y esto superará a las tiradas de edición de best sellers como "Los juegos del hambre"), y es por esto por lo que comentaba que la publicidad tampoco se les da mal, y esto unido a la capacidad de la empresa, hará seguramente que la iniciativa tenga mucho éxito.

Hay quien dice que sigue siendo una estrategia publicitaria (más) para captar a un público que son potencialmente consumidores principales de los menús (los niños), y otros que afirman que para llevarse un trozo de plástico (que nadie sabe quien ha fabricado y como se ha pintado), mejor volver a casa con un libro.

Y yo, ¿qué queréis que os diga?, no son restaurantes que frecuente, aunque no digo que jamás he llevado a mis hijos a un sitio de comida rápida. Eso sí, cuando lo he hecho, ha sido consciente de que era una excepción, y de que aunque mis hijos se sientan atraídos (por llamarlo de alguna forma) por los juguetes, no volveremos hasta la próxima ocasión extraordinaria y fuera de la norma. Y me da igual si regalan libros, cuadernos, pegatinas o muñecos articulados que no sirven para nada.

Porque en el fondo lo que nos debería interesar a los padres es que comer fuera de casa, además de ser una experiencia familiar divertida, sea saludable (por eso de sentar las bases de la nutrición futura de los niños). Y recordemos que según este estudio de Eroski Consumer, los restaurantes deberían ofrecer menú para niños que incluya al menos un plato de ensalada o verdura, siendo aún más saludable si en la oferta no se abusa de ingredientes de origen animal, y los platos están cocinados sin grasa.

En definitiva, por una parte parece que la iniciativa tiene algo de sensatez (durante los últimos años la compañía ha debido suscribir varios acuerdos para potenciar la comida sana entre niños), aunque no olvidemos tampoco que también puede ser una reacción a las denuncias considerando que era un engaño atraer a los niños hacia la comida rápida, mediante la utilización de juguetes u otros elementos similares.

Y por otra parte, aunque los protagonistas de los cuentos no publicitaran los productos McDonal'ds, creo que la nutrición es un asunto muy serio, y es tarea de toda la sociedad conseguir que los niños se alimenten saludablemente, y esto no se consigue llevándolos habitualmente a este tipo de establecimientos.

Imagen | David Reber Vía | Directo al Paladar En Peques y Más | La comida rápida eleva el riesgo de contraer enfermedades como el asma, los eccemas y la rinitis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir