Compartir
Publicidad

Encontrar la muerte mientras se pide paz para todos: la triste historia de Martin Richard

Encontrar la muerte mientras se pide paz para todos: la triste historia de Martin Richard
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El destino ha jugado de forma muy cruel con la familia de Martin Richard, un niño de sólo ocho años que (como todos a esa edad) soñaba con un mundo mejor, en el que las personas lucharan por la paz.

Martin estaba el pasado lunes en uno de los lados del maratón de Boston, y las heridas que le provocaron las bombas al estallar acabaron con su vida. Todos nos estremecimos cuando escuchamos las primeras noticias el día 15, todos nos indignamos al saber que había tres muertos y decenas de heridas, y todos sentimos muchísima impotencia al saber que Martin encontró la muerte mientras buscaba la paz. Era un niño deportista y alegre, de hecho sus fotos siempre le muestran sonriendo. Durante estos días, vecinos y amigos han mostrado el dolor y han apoyado en estos duros momentos a la familia. El padre vivió momentos muy duros que nunca olvidará, mientras corría la maratón perdió a uno de sus tres hijos, y sufrió al descubrir que su mujer y otra hija estaban gravemente heridas.

No nos apenamos más por Martin, de lo que lo hacemos por los cientos de niños que a diario sufren la violencia en zonas de conflictos armados (es imposible resumir en pocas líneas cómo la barbarie golpea a los más pequeños en otras partes del mundo, aunque hace unos meses manifestábamos nuestra impotencia por la desprotección de los niños en Siria).

Merecen la misma atención los niños que sobreviven a los ataques (o los que no lo hacen) en los países que mantienen una guerra, pero estos días pensaremos en Martin, y lamentaremos que los deseos de paz de los más pequeños no se hagan realidad. Lamentamos tener que enfrentarnos al ‘sinsentido’ que el lunes sembró el terror y el caos en Boston.

Martin no volverá a subir a los árboles, aunque en nuestro interior podamos seguir viendo su sonrisa. Y todos los adultos nos tenemos que plantear cómo educar a nuestros hijos para que sepan mantener la paz, para que sepan que los conflictos no se resuelven con violencia.

Imagen | Daily Mail Vía | La Vanguardia En Peques y Más | La mitad de las víctimas de abusos sexuales en zonas de conflicto son niñas menores de 16 años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio