Compartir
Publicidad
Publicidad

En verano salir a comer a las terrazas con los niños es una opción de nutrición saludable

En verano salir a comer a las terrazas con los niños es una opción de nutrición saludable
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que llega el verano una de las opciones más fresquitas para comer o cenar con los peques es llevártelos a una terraza a vivir una comida en familia, con amigos o con quién más os apetezca. Es importante elegir restaurantes que admitan niños, que incluyan tronas para que los peques puedan acceder a la mesa. Si además incluyen zonas para juegos, opción de talleres o menús infantiles específicos pues mucho mejor. Aunque lo más importante es que se lo pasen bien con una comida saludable.

Así se puede elegir unos entrantes para picar en la que los niños pueden participar con comidas como aceitunas, boquerones (fritos o en vinagre), patatas en cualquier forma de presentación que se elija: ali-oli, bravas o fritas o cualquier opción más internacional como los nachos. Y todo acompañado de un refresco burbujeante o de agua que es muy refrescante y sana.

Es muy importante que el sitio permita que los niños tengan espacios acondicionados para después de comer o cenar. Las plazas de los pueblos lo permiten o las zonas de los centros comerciales o los paseos marítimos junto al mar o los hoteles en los que se puede compartir el espacio común como sitio de juegos. Un buen jardín con parques infantiles bien protegido es un lugar fantástico para que los peques se distraigan y jueguen con sus hermanos o amigos. Y en caso de mucho sol no olvidéis los gorritos.

Para el segundo plato lo mejor es algo muy atractivo o común para los niños como un filete con patatas o unas hamburguesas. También la opción del pescado, con algo frito como boquerones o chopitos o unos lenguados para hacer que los niños también coman de forma sana. Además siempre tenemos el pollo o la tortilla, de patata o de cualquier otro alimento, para que los peques se alimenten bien.

Y de postre me gustan los helados para los niños. Aunque las opciones de fruta o leche, bien acompañada, también resultan suficientes para disfrutar de una buena comida.

Además es muy interesante elegir restaurantes con buenas vistas, con paisajes atractivos y que corra el aire. Es preferible salir de la ciudad para escapar de las altas temperaturas y acercarse a un entorno junto al mar o al pie de la montaña o junto a un río o un lago.

En Internet hay un montón de sitios atractivos para informarte de los mejores sitios para comer. Uno de los que más consultamos en casa es 11870.com que está lleno de experiencias y recomendaciones de otros que como nosotros, fueron, vieron, comieron y contaron lo que les pareció. Aunque no todo es de fiar siempre está bien conocer por qué a unos les resultó más o menos atractivo.

Disfrutad de la comida con los peques y contadnos vuestras mejores experiencias en familia.

Imagen | Pablo Monteagudo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos