Publicidad

En el Studio Ghibli se trabaja en una profunda reestructuración después de la salida de Miyazaki

En el Studio Ghibli se trabaja en una profunda reestructuración después de la salida de Miyazaki
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya habíamos comentado que El viento se levanta era la última película de Hayao Miyazaki como director. Y parece que a Studio Ghibli no le ha sentado muy bien la noticia. Según informan las agencias de noticias citando a Toshio Suzuki, fundador de la empresa, Studio Ghibli se plantea reestructurar su departamento de producción por lo que a corto plazo no van a generar ningún nuevo título y sólo van a mantener su labor de promoción y difusión de su extraordinario catálogo. Quizá a más largo plazo el estudio desaparezca como generador de fascinantes películas de animación, aunque ya hemos comentado, que aunque no son específicas para niños sin embargo algunas escenas pueden y animaciones sí les pueden llamar la atención.

Recordamos que en este estudio se han rodado las películas más importantes del cine de animación japonés y que ha sido el motor de éxitos internacionales muy reconocidos como Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke o El castillo ambulante. Así hasta 20 películas que ha realizado el estudio que se fundó en 1985.

Una de las razones del bajo éxito de las nuevas producciones es la escasa presencia que tienen en taquilla las producciones de los jóvenes realizadores. Se trata de nuevas generaciones que no han logrado el éxito que consiguió Miyazaki con sus películas lo que dificulta la transición e impide el relevo. Desde la realización de la película Porco Rosso, en 1992, Studio Ghibli fijó una estructura con un número fijo de dibujantes contratado y que se encargarían de producir obras. Quizá este modelo de gestión diferente haya sido el que los pueda enviar a la desaparición. Y es que en cualquier estudio de animación japonés, y en general en cualquier producción cinematográfica, sólo se contratan dibujantes para cada película. Aunque el modelo apuesta por la importancia del aprendizaje y el relevo generacional, si las ventas no crecen y ningún autor supera al maestro la empresa no puede sobrevivir.

Esperamos que Studio Ghibli pueda remontar el vuelo después de la reestructuración y se vuelva a convertir en un sitio de referencia de la animación japonesa y en fuente de ilusión para millones de fans en todo el mundo. En España ya entrevistamos a dos de ellos, Abraham, director de Blue&Malone y a Esther Morales, que han encontrado en estos personajes e historias inspiración para sus creaciones.

En Peques y Más | Se estrena en cines de toda España "El viento se levanta" de Hayao Miyazaki, Ponyo en el acantilado, regresa la magia de Miyazaki, Abraham, director de Blue&Malone: "las nuevas generaciones estudiarán historia clásica y ciencias físicas jugando a videojuegos", Esther Morales: "siento predilección por el diseño de personajes, humanos o animales, y es la parte que más me gusta"
Imagen | Marco Ooi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir