Publicidad

En el acoso escolar la víctima no es culpable de la situación que se genera. Entrevistamos a Andrés Bellido

En el acoso escolar la víctima no es culpable de la situación que se genera. Entrevistamos a Andrés Bellido
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En la primavera de 2013 vi un programa de Crónicas (en RTVE) que se llamaba “La cadena del silencio”. Mediante una serie de testimonios reales se analizaban las causas del bullying, y las posibles soluciones para erradicarlo de colegios e Institutos.

Mirándolo me di cuenta de que según mostraba el programa, el principal problema para acabar con el acoso escolar, es el silencio que lo envuelve. Silencio porque la víctima calla, y los que la rodean (otros alumnos, a veces incluso los profesores) miran hacia otro lado. De hecho, teniendo en cuenta la responsabilidad de la Institución educativa entorno a la seguridad de los alumnos a los que acoge, en cierto sentido se puede considerar que debería ser para ellos una obligación protegerles; aunque bien es verdad que la familia y la sociedad deben adoptar en este sentido un papel muy importante.

Viendo Crónicas conocí un programa llamado “Tutoría entre Iguales” (TEI) que se desarrolla en el IES Front Marítim de Barcelona. Se trata de un programa para la prevención de la violencia puesto en marcha por el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona.

Hoy vamos a conocer al autor del TEI, se llama Andrés Bellido y es coordinador del equipo de investigación de dicho programa, además de orientador en el Front Marítim. Según su curriculum, Andrés cuenta en su haber con una licenciatura en Psicología y catedrático de Psicología y Pedagogía.

Os dejo con la entrevista que le hemos hecho.

Peques y Más.- ¿Cuándo empezó a implantarse este programa en vuestro Instituto?, ¿cuáles fueron vuestras motivaciones principales?

Andrés Bellido.- El programa de Tutoría entre Iguales , es un proyecto para la mejora de la convivencia, especialmente diseñado para la prevención de la violencia (verbal, psicológica, física y emocional) y el acoso escolar en los centros educativos de primaria y secundaria.

Su desarrollo se inicia en el año 2002 por un grupo de profesionales del ámbito educativo (Psicología, pedagogía, profesorado y maestros)

Hace 8 años que se implantó en el Instituto Front Marítim de Barcelona, con unos resultados que consideramos altamente positivos.

Las principales motivaciones para poner en marcha el programa son:

  • Hacer partícipes a los alumnos en su propio proceso formativo: compromiso, responsabilidad, identidad, esfuerzo, pertenencia.

  • Incidir en la convivencia como objetivo a compartir entre todos los elementos que forman la comunidad educativa, en la cual los alumnos son una pieza fundamental.

  • Modificar las conductas disruptivas que nos permiten positivizar el clima del centro educativo, desde la perspectiva del alumno, donde los valores, el compromiso y el esfuerzo son las piezas claves de la convivencia.

Los porcentajes de acoso escolar han aumentado en Educación Primaria y Secundaria, y es esta situación la que nos lleva a desarrollar un programa para mejorar la integración escolar, trabajando una cultura inclusiva y no violenta en los centros educativos. Con el TEI los ‘iguales’ son los sujetos activos del proceso

PyM.- ¿Es el acoso escolar una problemática cuya incidencia aumenta con el tiempo?

A.B.- Si hacemos una aproximación en cifras sobre la situación actual del maltrato entre iguales, destacamos, por su visión longitudinal y actualización, los estudios realizados por el Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI.IVEI): "El maltrato entre iguales en Educación Primaria y ESO". Este estudio afirma que, de acuerdo al índice general de maltrato 2012; este afecta a un 21% de los alumnos de tercer ciclo de Primaria y a un 14,6% de los de Secundaria. Con respecto a la última edición de 2009, los porcentajes han aumentado un 4% y un 2,8%, respectivamente.

Estas situaciones nos han llevado a desarrollar un programa que pretende mejorar la integración escolar y trabajar por una cultura inclusiva y no violenta en los centros educativos, en la que los iguales son los sujetos activos del proceso.

Considero que hemos iniciado un camino – trabajo por competencias emocionales, convivencia, educación en valores... que no solo deben poner freno a esta tendencia, también encaminarnos hacia un proceso de discriminación significativa de estas conductas. Para la obtención de estos resultados necesitamos la prevención, como siempre cuando hablamos de conductas y especialmente en educación los resultados son a medio y largo plazo.

PyM.- ¿Cuáles son sus principales causas?

A.B.- Las conductas que se manifiestan con el bullying todos los aspectos de las relaciones interpersonales y a grandes rasgos podríamos concretarlas en los recogidos por el Informe del Defensor de Pueblo “El maltrato entre iguales en la ESO 2007”

tipos_de_agresión_entrevista_a._bellido.jpg
Tipos de Agresión y tipos de Conducta

La “normalidad” considera conductas como la exclusión, motes, violencia verbal..., tanto por parte del profesorado como de los alumnos, los padres y la sociedad en general como habituales y por lo tanto normalizadas dentro de la relación entre iguales. No se tiene en cuenta que en demasiadas ocasiones, hacen daño, hieren al otro, excluyen del grupo de forma intencionada; cuando el grupo es seguramente el elemento integrador por excelencia.

Como profesores, profesionales o instituciones, hemos de escuchar a los alumnos, e intervenir ante los síntomas, en ningún caso esperar a que se produzcan situaciones de violencia.

En primer lugar nuestra actuación se dirige a la víctima: hay un aspecto importantísimo en la intervención y es que la víctima no es culpable de situación que se ha generado

PyM.- Frente a los episodios de bullying ¿por qué debemos ocuparnos en primer lugar de las víctimas?, ¿qué podemos hacer para re educar a un agresor?

A.B.- El objetivo básico del Programa TEI es que en ningún caso se produzcan episodios de violencia de forma sistemática, que se intervenga cuando se presenten los primeros síntomas o señales de alarma, y en este aspecto los estudios demuestran que son los alumnos quienes los detectan y las conocen en más de un 80% de los casos, frente al 10%-15% por parte del profesorado y la familia, dpor tanto son ellos quienes deben intervenir cuando se producen señales de alarma. Evidentemente esto no excluye la intervención de institucional, familiar o educativa.

Centrándonos en la pregunta, en primer lugar nuestra actuación de debe dirigirse a la víctima. Sin entrar en un desarrollo exhaustivo del protocolo de intervención, podemos encontrar varias publicaciones de intervención en casos de acoso escolar de diferentes consejerías de educación – País Vasco, Navarra, Valencia, Cataluña - haremos alguna referencia de intervención.

Habitualmente es la víctima quien denuncia, bien mediante el mismo alumnos, la familia o el profesorado, hemos de preservar su identidad, fortalecer la autoestima, evitar la continua exposición al riesgo, debe de ser personal, confidencial e inmediata si es posible y por supuesto eliminar las conductas disruptivas de los iguales que son la causa del acoso. Considero que hay un aspecto importantísimo en la intervención y es que la víctima no es culpable de situación que se ha generado.

La intervención respecto al acosador o grupo debe ser también inmediata, esta depende mucho de la fuente de información o de denuncia, pero en síntesis, debemos comprobar que las acusaciones son ciertas, informar a los padres y trabajar sobre el comportamiento que ha causado o causa la situación de acoso (seguir el protocolo estipulado por la administración o centro educativo).

Las conductas si son modificables. Este cambio de conducta se debe convertir en el objetivo preferente de nuestras intervenciones, que aun considerando que existe estas situaciones de acoso, los acosadores o acosadoras son nuestros alumnos y nuestra meta desde la perspectiva de intervención es la inclusión, tanto de la víctima como del agresor, en el caso del acosador, la intervención sobre las conductas debe ser publica (sobre la conducta) y trabajado en el grupo clase siempre salvando la identidad del agresor/a.

PyM.- ¿Por qué un alumno de Secundaria confía más en un igual que en sus profesores o padres, para hablar sobre los problemas que tiene?

A.B.- No solo los alumnos de secundaria, también los de primaria. Es un referente de “hermano mayor”, y las razones de confianza las podríamos sintetizar en:

  • Porque conocen las posibles situaciones de acoso, los síntomas.
  • Son los alumnos mayores – dos años más - con un desarrollo físico, psicológico y emocional superior, los responsables de la intervención. (proximidad cronológica)
  • Los alumnos tutores son una referencia (idealización, experiencia, proyección de futuro) para los autorizados
  • Hablan el mismo “idioma”, sus estrategias de comunicación e intervención son más directas y sobre todo próximas, tanto respecto al síntoma de posible situación de acoso, como de identidad del grupo.
  • Han sido formados para la intervención

Como síntesis podemos concluir que sobre una conducta disruptiva (síntoma de violencia o posible acoso) se interviene de forma sistemática desde tres perspectivas: Alumno de tercero, tutor y coordinador, todo antes de llegar a régimen disciplinario.

PyM- ¿De qué manera habéis medido los resultados en la aplicación del TEI? ¿Qué cambios habéis observado desde el primer año de vuestro programa?

A.B.- La evaluación se realiza tanto por parte de los alumnos tutores y autorizados, como del profesorado y del equipo directivo.

Se centra en la disminución significativa de conflictos, conductas violentas, en cualquiera de sus manifestaciones y específicamente, en las amonestaciones, partes, expulsiones de los alumnos implicados en el programa, situación que en segundo año de aplicación afecta al 100% de los alumnos de secundaria.

De todas formas considero que son elementos menos tangibles, como el clima de centro y las dinámicas de relación entre alumnos, sobre los que más incide, y el objetivo terminal del programa TEI

Nadie tiene derecho a elevar su nivel de autoestima, su liderazgo dentro del grupo a costa de un compañero o compañera, eso es algo que no debemos permitir, ni como ciudadanos, ni como alumnos del centro educativo

PyM.- ¿Los alumnos tutores voluntarios? ¿Qué tipo de formación reciben?

A.B.- El objetivo básico de la información, sensibilización y formación es trabajar sobre los valores, concienciar a los alumnos y alumnas, sobre el compañerismo, la responsabilidad, la identidad... la pertenencia a la institución como un signo de identidad del centro educativo.

Nuestra comunidad educativa tiene un signo de identidad muy marcado, es el de TOLENCIA CERO respecto a la violencia (verbal-psicológica y física) como un signo de identidad de nuestra comunidad educativa.

Nadie tiene derecho a elevar su nivel de autoestima, su liderazgo dentro del grupo a costa de un compañero o compañera, eso es algo que no debemos permitir, ni como ciudadanos, ni como alumnos del centro educativo y especialmente dentro de nuestro grupo clase. “A partir de ahora aquellos alumnos que realizan estas conductas lo están haciendo con intención de hacer daño, y esto no lo podemos permitir”

El proceso de información, sensibilización de todos los alumnos implicados en el programa y la formación de los tutores (tercero en secundaria y quinto en primaria) se desarrolla en tres grandes campos: información y sensibilización, formación de tutores y formación continuada.

PyM.- Me gustaría que nos contaras qué criterios seguís para asignar tutor a los estudiantes de Primero de  ESO.

A.B.- La metodología de asignación del programa TEI, sin entrar en su desarrollo detallado, se realiza en secundaria de la siguiente forma:

Todos los alumnos de primero tienen un tutor voluntario de tercero, en todos los centros que se aplica el programa el porcentaje de alumnos voluntarios de tercero es superior al 90%).

El equipo docente de segundo de ESO al finalizar el curso (junio), normalmente en la última reunión y a propuesta del tutor o tutora determina el nivel de “competencia” de los alumnos y alumnas con las valoraciones 1, 2, o 3, considerando que el nivel óptimo de competencia de un tutor es el 3 Respecto a los alumnos de primero se sigue el mismo procedimiento en el proceso de traspaso de primaria-secundaria, en este caso se valoran las “necesidades” de tutorización con los niveles 1, 2 o 3 en el cual la necesidad mas alta es la de nivel 3.

A continuación el coordinador con los tutores o el coordinador pedagógico emparejan las competencias con las necesidades, esto es, el nivel de necesidad baja con competencia baja, necesidad media con media y nivel de necesidad alta (3) con nivel de competencia alta (3. En el caso que haya diferencias significativas de los niveles se adaptan los más próximos entre necesidades y competencias.

Si el numero de alumnos de tercero es inferior puede optarse por que algunos tutores de tercero tengan dos tutorizados siempre, hablamos de competencias 3 a los se asignan tutorizados de nivel 3 y nivel 1 de necesidad. En el caso que los alumnos de primero sean significativamente más alto se puede optar por un curso de cuarto que sean tutores de los alumnos de primero, con el mismo procedimiento de asignación...

PyM.- ¿El equipo de profesionales responsables del TEI es siempre el mismo?

A.B.- Puede variar, pero consideramos que es positivo que no sea rotativo en el caso del profesional que lleva la coordinación del programa. De todas formas no hemos de olvidar que el programa implica a toda la comunidad educativa, es un programa institucional de centro educativo, en el que están implicados directa o indirectamente todo el profesorado.

La clave del éxito del Programa TEI es la implicación de los alumnos como sujetos activos de su propio proceso educativo, la necesidad que el adolescente tiene de sentirse elemento activo dentro de la comunidad educativa y de la institución escolar

PyM.- ¿El TEI es 'exclusivo' del IES Front Marítim, o se ha exportado el modelo a otros centros? ¿Cuál crees que es la clave de su éxito?

A.B.- Si bien el Instituto Front Marítim de Barcelona es el centro de referencia del Programa TEI, se ha implementado de forma paulatina en diferentes centros educativos. A partir del curso próximo, septiembre del 2014, se desarrollará en unos 200 centros de primaria y secundaria y educación especial a nivel estatal, tanto de titularidad pública como privada y concertada, con una implicación de unos 30.000 alumnos.

Actualmente se ha se desarrolla o se hecho formación en diversas comunidades autónomas como: Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Aragón, Islas Canarias, Islas Baleares, Madrid, Castilla la Mancha… Así mismo forma parte de la formación permanente del profesorado de diversas administraciones públicas y privadas de educación y universidades.

El próximo curso 2014-15 la experiencia se ha ampliado a una población de 40.000 habitantes y a una ciudad de 250.000 habitantes con puesta en marcha de forma simultánea en 16 centros de secundaria. Así mismo hemos iniciado el proyecto de su desarrollo en centros de primaria y secundaria del distrito de Sant Martí de Barcelona.

Considero que la clave del éxito del Programa TEI es la implicación de los alumnos como sujetos activos de su propio proceso educativo, la necesidad que el adolescente tiene de sentirse elemento activo dentro de la comunidad educativa y de la institución escolar.

Otro aspecto importante es el impacto del programa, tanto a nivel de intensidad en la concienciación individual como del número de personas implicadas, hemos de tener en cuenta que en un centro de 3 líneas están implicados, bien como tutores o como tutorizados 180 alumnos, lo cual representa el 50% de la totalidad de los alumnos de la ESO, que en dos años afecta al 100% del alumnado de secundaria.

El programa facilita la modificación del clima de centro respecto a la violencia y la convivencia, partiendo del cambio de conducta individual, mediante la presión del grupo (básicamente por modificación de la conducta del grupo, con la ausencia de reforzadores de las conductas disruptivas) para llegar un clima de concienciación del grupo-clase y como extensión, de la convivencia del centro educativo

Ahora toca despedirme de Andrés y agradecerle su presencia en Peques y Más y su colaboración dando a conocer el programa TEI. He considerado que el gran esfuerzo de todas las personas implicadas en el desarrollo de esta intervención, merece ser conocido. Y me alegro muchísimo de que se esté ampliando la experiencia.

Es una muestra de que con un poco de empeño e implicación se puede hacer frente al acoso escolar, prestando apoyo a las víctimas y modificando la conducta de los agresores.

Aún no ha empezado el curso, pero por eso mismo (y porque quedan pocos días) he escogido esta fecha, de manera que esta información vaya progresivamente difundiéndose.

En Peques y Más | El aprendizaje cooperativo reduce las conductas de acoso en las aulas, Evitar la violencia escolar por medio de la resolución de conflictos, 'Acoso escolar o bullying': una guía práctica para luchar contra el maltrato escolar y sus consecuencias

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir